Rodríguez anotó el primer gol del partido con un disparo desde fuera del área que entró pegado al poste derecho del arco visitante.

Ciudad de México, 19 de septiembre (AP).— El delantero uruguayo Nicolás López salió del banquillo para firmar un doblete el sábado, y Tigres goleó 3-0 al Querétaro por la undécima fecha del torneo Apertura mexicano.

Luis “Chaka” Rodríguez remeció primero las redes a los 52 minutos. El “Diente” López conquistó tantos a los 66 y 83 para los universitarios.

López ingresó al partido a los 46 minutos, como reemplazo del zaguero Hugo Ayala.

Tigres tuvo dos triunfos y extendió a tres su racha de partidos sin derrotas para totalizar 17 puntos, con los que se colocó en el sexto lugar. Los Gallos Blancos sufrieron su segunda derrota consecutiva y se mantienen con 11 puntos, en el 12do lugar.

Rodríguez anotó el primer gol del partido con un disparo desde fuera del área que entró pegado al poste derecho del arco visitante.

López amplió la ventaja al recibir una pelota por el costado izquierdo del área y anotó con tiro rasante. El segundo gol del uruguayo fue más vistoso al recibir una pelota por izquierda y anotar con el talón dentro del área chica.

Antes, con un gol de penal de Víctor Guzmán en la segunda parte, Pachuca se impuso 1-0 en la cancha del Atlas.

El “Pocho” Guzmán convirtió desde los once pasos a los 75 para los Tuzos, que rompieron una racha de dos partidos sin ganar.

 Con el triunfo, Pachuca llegó a 18 puntos y se mantiene firme en el quinto puesto, a la espera de los demás resultados de la fecha.

Atlas vio rota una cadena de tres encuentros sin derrotas y se mantiene con 10 unidades, en el 13er lugar.

Los Zorros se quedaron con 10 jugadores a los 60 por la expulsión del argentino Luciano Acosta.

En un partido que muy equilibrado, los visitantes se llevaron el triunfo cuando el argentino Germán Conti derribó dentro del área a Roberto de la Rosa para un claro penal que Guzmán convirtió con un tiro rasante al costado derecho del portero colombiano Camilo Acosta, quien se lanzó correctamente, pero no pudo desviar.