Fotografía: Twitter (@Reportorres)

Fotografía: Twitter (@Reportorres)

Ciudad de México, 19 de octubre (SinEmbargo).– Habitantes de Tixtla, Guerrero, retuvieron el viernes pasado durante varias horas a seis elementos del Ejército mexicano quienes, junto con camarógrafos de una televisora, montaban un escenario en el que supuestamente brindaban apoyo a la población que quedó inundada el pasado mes de septiembre a causa de las fuertes lluvias de los fenómenos meteorológicos “Manuel” e “Ingrid”.

Los habitantes de ese poblado, indignados, acusaron a los militares y a los camarógrafos de armar “un montaje” sobre la tragedia padecida en ese lugar, por lo que exigieron que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se disculpara ante ellos. Luego de negociaciones con la autoridad local, los militares fueron liberados, pero más datos de ese hecho se revelaron este domingo.

Los diarios locales en Guerrero plantean que, para realizar sus grabaciones, los camarógrafos de la televisora –de la que se desconoce el nombre– utilizaron camionetas que portaban logos del gobierno del Estado de México, que preside Eruviel Ávila Villegas.

El pasado 22 de septiembre, la conductora Laura Bozzo fue objeto de múltiples críticas en la prensa y en las redes sociales por simular, en Coyuca de Benítez y en la comunidad de La Pintada, en Guerrero, acciones de apoyo a su población, cuando en realidad fue ahí para grabar un reality show y usar la tragedia como mercancía.

En esa ocasión, Laura Bozzo utilizó como transporte en las zonas devastadas un helicóptero del gobierno de Eruviel Ávila, así como la asistencia de rescatistas que también son parte de la administración del Edomex.

TESTIGOS DICEN: EL EJÉRCITO NO VINO A AYUDARNOS

De acuerdo con versiones publicadas por el diario Sur de Acapulco, la señora Soledad Castrejón se acercó el viernes pasado a la zona del rodaje en Tixtla para pedirle a militares y camarógrafos que dejaran de filmar su “película”, porque era una burla para la población que aún se encuentra inundada. Además, afirmó,el Ejército jamás acudió a la zona para ayudarles cuando tenían “el agua hasta el cuello”.

Los pobladores explicaron a diversos medios que les pagaron a mujeres y niños 200 pesos y una despensa para que se sumergieran al agua: “Hay una gran indignación porque vengan a hacer su circo, no se vale que vengan a lucrar con el dolor ajeno, si no nos ayudaron, que no nos chinguen”, dijo Mareli Roque..

La señora Castrjón dijo llorando al diario local que cuando les pidió que dejaran de grabar se rieron: “Les decía que no nos filmaran para mentir, porque decían puras mentiras”.

También comentó que el 15 de septiembre que se inundó la localidad, ella le pidió ayuda a los elementos del Ejército que pasaron frente a su casa y que ellos la ignoraron y se fueron: “Hubo pérdida de casas completas, deben respetarnos; esto (que hacen ahora) no es nada, es pura simulación. Me quedé en la nada, mi negocio está inundado”, insistió.

Los vecinos del barrio “El Santuario” exigieron una disculpa pública al mando de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) a cargo de los militares que, durante seis horas, estuvieron retenidos por fingir rescatar a mujeres y niños de las aguas sucias que se desbordaron de la Laguna de Tixtla.

Para el montaje se utilizaron tres vehículos del Estado de México en los que supuestamente se trasladaba equipo de video, utilería y despensas. Hasta el momento se desconoce si los camarógrafos también fueron retenidos.

Foto: Cuartoscuro

Foto: Cuartoscuro

DEFIENDEN A LOS MILITARES

Al lugar del incidente llegaron Gustavo Alcaraz Abarca, Alcalde de Tixtla; Roxana Mora Patiño, asesora del Gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y Humberto Salgado, coordinador de asesores del Gobierno estatal.

Los habitantes de Tixtla alegan que el equipo de filmación acudió sin permiso y aún exigen una disculpa por parte de un alto mando del Ejército Mexicano. También solicitaron que se firme un acuerdo para que los soldados entreguen el video.

El viernes, el Presidente Municipal de Tixtla intentó mediar con los habitantes la liberación de las personas retenidas utilizando el argumento de que todos necesitan de todos, pero los pobladores le reclamaron y le dijeron que él dice eso porque nadie entra en su casa sin permiso.

Los pobladores también alegaron que el producto de esas grabaciones podía ser utilizado por la televisora, con el argumento de que la conductora Laura Bozzo había empleado helicópteros del Estado de México para montar un espectáculo similar.

Una de las personas retenidas, que vestía de civil, se identificó como el Teniente Víctor Hugo y accedió a entregar las memorias de los videos para que los dejaran libres; además, expuso, recibió órdenes del Coronel Corona para realizar las grabaciones.

A las 9 de la noche del viernes, las autoridades y los pobladores inconformes llegaron a un acuerdo: por escrito se comprometieron a construir un canal controlado, el cual se ha planteado durante varios años y jamás se ha realizado; también darán una disculpa pública por los mandos militares que ordenaron tales videos, el material de grabación quedará en manos de los pobladores

De la misma forma, exigieron al Alcalde de Tixtla y a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que desmientan que ellos fueron los que desfogaron el agua de la laguna para que bajara el nivel, pues sostienen que fueron los mismos habitantes los que se metieron a destapar los resumideros naturales de la laguna. Además, denunciaron, las bombas de desagüe que se colocaron apenas la semana pasada ya dejaron de funcionar.

Los pobladores de Tixtla también pidieron al Ejército que respeten a la Policía Comunitaria y que no tomen represalias contra la comunidad por retener a los militares que montaban el video.