Un accidente cambia la vida de los habitantes de un pequeño pueblo francés en la cinta Tres días y una vida de Nicolas Boukhrief,  que ahora recorrerá 73 ciudades de México gracias al Tour de Cine Francés. Una drama psicológico que ofrece una nueva propuesta dentro de la selección para la edición 24.

Ciudad de México, 19 de octubre (SinEmbargo).– Tres días y una vida (Trois jours et une vie) forma parte de la selección del Tour de Cine Francés en su edición número 24. La cinta trae a México todo el drama psicológico en una propuesta diferente e interesante para este año.

La película fue dirigida por Nicolas Boukhrief y está basada en la novela negra homónima del escritor francés Pierre Lemaître publicada en 2016. Este filme tiene como centro la desaparición de Rémy, un pequeño niño de 4 años de edad que no vuelve a su casa ubicada en un pueblo minero en entre Francia y Bélgica.

El hecho despierta mucha conmoción entre los habitantes durante la Navidad de 1999, pues su desaparición es inusual y siendo un pueblo tan pequeño en medio de la nada es casi improbable que no encuentren ni una sola pista que dé con su paradero.

Sin embargo, el espectador sabe lo que sucedió. Más allá de todas las teorías que pasan por las mentes de los habitantes que van hasta las más escabrosas, el hecho es más “simple” de lo que aparenta.

“Es una película sobre un personaje que comete un asesinato, y realiza de alguna manera el crimen perfecto a pesar de él porque es un accidente. No es juzgado ni castigado, entonces la pregunta de Pierre Lemaître es ‘¿qué sucede con un asesino que no es juzgado por los demás?’, dijo el director en conferencia con medios.

Pierre Lemaître escribió también el guión de la cinta y lo confío al talento de Boukhrief para llevarla a la pantalla grande.

“Él escribió el guión de la novela, él me llamó y me dijo que apreciaba mucho mi trabajo, mis películas y quería que yo hiciera la película. Leí el guión y por primera vez en la vida acepté hacer una película a partir de un guión que yo no había escrito”, narra Boukhrief.

El pequeño pueblo francés es otro protagonista de la cinta. El director buscó entra muchas locaciones hasta dar con el más adecuado a la atmósfera que quería presentar.

Un accidente cambia la vida de un pueblo. Foto: Cortesía para SinEmbargo

Ni los años quitarán el peso de la muerte de Rémy. Foto: Cortesía para SinEmbargo

“Cuando leí el guión, esta película me hizo pensar en cierto cine de los años 40 y 50. Había un cine francés en aquel entonces que tenía una voluntad de narrar lo que sucedía en las pequeñas ciudades de provincia. Cerradas sobre sí mismas, con pequeñas comunidades, muchos secretos y esta película me recordó todo eso”.

El azar es uno de los ejes más importantes de la cinta. El accidente que ha marcado vidas es propiciado por éste.

“Fue algo que me preocupó cuando yo leí el guión. Pensé que teníamos un poco la Ley de Murphy, es decir, que hay un encadenamiento de circunstancias que crean un drama para toda la vida, crean una escena en donde el niño se ponía el zapato se rompía una agujeta y ahí uno pudiera pensar que todo empieza mal, que es un mal día para este niño. Poco a poco las cosa se dan de tal manera que van crear un día terrible que van a marcar toda su vida. Es una serie de malas circunstancias. Tenía la sensación que el destino estaba encima de ese pueblo y se empecinaba en soltar a la gente”.

Tres días y una vida es un thriller que lucha en medio de las comedias del cine Francés. Aunque el director asegura que el cine en su país es muy variado, detalla que las comedias generan mucho dinero y yendo tras él, muchos productores prefieren apostar por este género.

Ahora esta cinta llega a México gracias al Tour de Cine Francés y las salas de Cinépolis son su casa. Éste y otros seis títulos más que conforman la muestra estarán disponibles hasta el 11 noviembre de 2020 a través de 73 ciudades de la República Mexicana.