ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

La serie de HBO que aborda el racismo desde una ciudad ficticia y con tintes surrealistas retomados de la literatura de Lovecraft llegó al fin de su primera temporada.

MADRID, 19 de octubre (Europa Press).– HBO ha emitido el último episodio de Lovecraft Country. La ficción ha cerrado su primera temporada con un capítulo lleno de acción que ha cerrado casi todas las historias, pero que también ha dejado algunas bajas inesperadas.

Diana (Jada Harris) ha sido maldecida por Topsy y Bopsy. Tic, Leti (Jurnee Smollett), Hippolyta (Aunjanue Ellis) y Montrose (Michael K. Williams) intentan librarse de esta maldición. Tic y Leti usan el Libro de los Nombres recién recuperado para ayudar e inmediatamente se desmayan y son transportados a lo que parece una dimensión al revés, pero en realidad, es un lugar donde el antepasado de Tic, Hanna (Joaquina Kalukango), ha mantenido a sus ancestros a salvo de los blancos.

En esta dimensión están la madre de Tic, Dora (Erica Tazel) y su abuela Hattie (Regina Taylor). Mientras están allí, aprenden cómo acabar con el hechizo de inmortalidad de Christina (Abbey Lee) y salvan a Diana.

Según la visión de Ji-ah (Jamie Chung), Tic va a morir, algo que se vuelve cada vez más evidente a medida que avanza la serie. Dora consuela a Tic en un tierno momento cuando él le dice que no quiere morir. Ella responde: “Si no estamos caminando hacia un altar para sacrificarnos por algo importante, ¿cuál es nuestro propósito?”.

Mientras planean cómo acabar con el hechizo de Christina, Leti y Tic reúnen a las tropas y se preparan. Montrose se niega a participar en algo que acabará con la vida de su hijo. Para protegerlo, Tic dice que su muerte es “un futuro potencial” cuando sabe que es la única forma de salvar a su familia. Necesitan dos cosas para este hechizo: una parte de Titus Braithwaite y una parte de Christina, como un trozo de piel o sangre. Tic debe conectar estas cosas con él para que el hechizo funcione.

Con la ayuda de Hanna, Dora y Hattie, Leti y Tic traen a Titus de entre los muertos, pero por error él aparece brevemente frente a Christina, que está con Ruby (Wunmi Mosaku). Él le dice que Tic y compañía tienen el Libro de los Nombres y que debe recuperarlo. Titus desaparece y reaparece frente a Tic mientras Leti, Hattie, Dora y Hanna consiguen el pedazo de piel que necesitan para el hechizo. Leti y Tic hacen que Titus se disuelva mientras Hattie, Dora y Hanna desaparecen.

Tic, Leti, Montrose, Hippolyta, Diana y Ji-ah tienen que dirigirse a Ardham para completar el hechizo. Cuando están a punto de irse, Ruby llega y le entrega a Leti un frasco de sangre de Christina. Tienen todo lo que necesitan para el hechizo.

Ya en Ardham se preparan para lanzar el hechizo. Como dice Montrose, debe tragarse el trozo de piel que le cortó a Titus y debe beber la sangre de Christina para que funcione. Todo parece ir según lo planeado, pero Leti se da cuenta de que Ruby está actuando de manera extraña y descubre que en realidad no es ella, sino Christina en la piel de Ruby. Christina había visto a Ruby tratando de robar el frasco de su sangre y la mata.

Leti apuñala a Christina e intenta lanzar un hechizo contra ella. Hippolyta señala que el hechizo no funcionará a menos que los cuerpos de Christina y Tic estén conectados. Ji-ah usa sus tentáculos para conectarlos, haciendo así que el hechizo funcione. Una gran explosión sacude el lugar y se ve a Christina atrapada por escombros. Su inmortalidad ha desaparecido.