A 10 días de la entrada en vigor de la NOM-005-SCFI-2017, que busca evitar que el robo de combustible, 102 gasolineras ya se han actualizado; cuatro estaban en proceso de hacerlo; y 10 fueron clausuradas por la Profeco porque no cumplían, pero daban servicio.

“En general del 11 al 15 de octubre estuvimos visitando muchas de estas gasolineras que no nos habían dejado entrar a realizar las verificaciones y ahí está claramente el motivo por el que no nos dejaban entrar, ahí estaba el ‘gato encerrado’, el rastillo, el alterador del pulsador”, dijo Sheffield Padilla.

Ciudad de México, 19 de octubre (SinEmbargo).- La semana pasada, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) clausuró 10 gasolineras por incumplir la nueva NOM; de las inspecciones realizadas, cinco gasolineras no se dejaron verificar por la institución. Ricardo Sheffield Padilla, titular de la dependencia, dio a conocer que se encontraron 18 bombas de gasolina con alteraciones en los pulsadores de despacho en Oaxaca, Jalisco, Puebla y Tlaxcala.

La Profeco no pudo realizar las verificaciones en cinco gasolineras: en Pachuca de Soto, Hidalgo, en la carretera Pachuca-Tampico; en Tamazunchale, San Luis Potosí, carretera México-Laredo; en Cadereyta Jiménez, Nuevo León, autopista Monterrey-Reynosa; en Jalpan de Serra, Querétaro, carretera de Jalpan-Rioverde; y en Pinal de Amoles, Querétaro, en la carretera federal San Juan del Río-Xilitla.

“Estas cinco no se dejaron verificar, las tenemos ya apuntadas para verificativos especiales con la Fiscalía General de la República y con la Guardia Nacional“, dijo Sheffield.

En Guanajuato, Servicio Ríos Salinas, no se dejó colocar los sellos de inmovilización.

La Profeco localizó ocho bombas con alteraciones de Nejapa Madero y 10 bombas en Tuxtepec, ambas en el estado de Oaxaca.

En Oaxaca, Puebla , Jalisco y Tlaxcala, la Profeco localizó, en operativo con la Fiscalía General de la República, bombas con rastrillo, una alteración en la tarjeta madre. Los hallazgos fueron en Oaxaca Centro, Tlajomulco, la ciudad de Puebla, Cuatlacingo, y en la ciudad de Tlaxcala.

“En general del 11 al 15 de octubre estuvimos visitando muchas de estas gasolineras que no nos habían dejado entrar a realizar las verificaciones y ahí está claramente el motivo por el que no nos dejaban entrar, ahí estaba el ‘gato encerrado’, el rastillo, el alterador del pulsador”, dijo Sheffield Padilla.

De la verificación sobre la aplicación de la NOM-005-SCFI-2017, que establece que todas las estaciones de servicio de despacho de gasolina y diésel del país deben tener dispensarios nuevos o actualizados para evitar que el robo de combustible, se hicieron 116 visitas. En 102 gasolineras ya se habían actualizado; cuatro estaban en proceso de hacerlo; y 10 fueron clausuradas por la Profeco porque no cumplían, pero daban servicio.

Sheffield también dio a conocer los datos de la semana anterior sobre el “Quién es quién” en el precio de los combustibles.

Sobre la gasolina regular, o Magna, Arco en Magdalena, Sonora, fue la más cara, con un precio de 20.79 pesos, con un margen de 4.25 pesos; el precio más bajo se encontró en Mobil en San Mateo Atenco, Estado de México, con un costo de 16.13 pesos por litro, un margen de 16 centavos.

En la Premium el más caro fue Mobil, Orsan del Norte, en San Pedro Garza García, Nuevo León, en 20.99 pesos por litro, además destacó que tuvo un margen de ganancia de 4.58 pesos, por uno; la más económica fue franquicia Pemex, en Doctor Mora, Guanajuato, a 17.66 por litro, 16 centavos de margen.

El diesel franquicia Pemex, en Las Choapas, Veracruz, lo vendió hasta en 20.39 por litro, un margen de 3.40 pesos; y el más barato Alvarado, Veracruz, franquicia Pemex, a 17.54 por litro, 54 centavos de margen.

Redco, Arco y Chevron. fueron las que otorgaron los precios más altos, y los más económicos Total, Orsan y G500.

En tanto a la verificación de gasolineras se tuvieron 232 denuncias a través de la aplicación “Litro por litro”. Se atendieron 116 visitas o verificaciones”.

En la venta del gas LP en tanque estacionarios se encontró el precio más alto en Gas Express Nieto en Azcapotzalco, Ciudad de México, con un margen 6.63 pesos por litro, en 12.52 pesos por litro. La expendedora ubicada en Gas Modelo en Coroneo, Guanajuato, ha mantenido el margen más bajo 2.48 pesos, con el precio en 8.49 pesos por litro.

En cilindros, el primer lugar fue Gas Express Nieto en Azcapotzalco, Ciudad de México, 23.3 pesos por kilo, con un margen de 11.55 pesos; el más económico se vendió en Gas Providencia, en San José Iturbide, Guanajuato, en 15.67 por kilo, un margen de 1.98 pesos.