El Departamento de Defensa de Estados Unidos, tras casi cien horas de pruebas, fija las posibilidades que hay de contraer el virus en un avión.

Madrid, 19 de octubre (AS México/RT).- “Con sólo 44 casos potenciales identificados entre 1 mil 200 millones de viajeros, se produce un caso por cada 27 millones de viajeros”. Son palabras de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que recientemente publicó un estudio en el que las diferentes aerolíneas detallaban los casos notificados desde inicios de este 2020.

En el mismo reconocen que podría haber una subestimación de los casos totales, especialmente en los primeros meses de la pandemia de coronavirus, un hecho que, sin embargo, no es problema para considerar los datos “extremadamente tranquilizadores”. En el caso de que no se informaran el 90 por ciento de los contagios, la probabilidad de contagio será de uno por cada 2.7 millones de viajeros. Unos datos prometedores que ahora ha confirmado el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

RIESGO BAJO SEGÚN EL PENTÁGONO

Otro informe, en este caso realizado por el Departamento de Defensa de EU, confirma lo indicado desde la IATA. En su caso, después de realizar pruebas tanto en vuelo, como en simulación de vuelo y en tierra, aseguran que el riesgo es de un 0.003 por ciento si todos los pasajeros llevan la mascarilla durante todo el viaje.

El ensayo, llevado a cabo en aviones Boeing 777 y 767 de United Airlines, confirma que el 99.99 por ciento de las partículas se filtraban al exterior en seis minutos gracias a la circulación del aire, la ventilación y los sistemas de filtrado de las aeronaves. Como ejemplo de comparación, destacan que en una casa se tardaría 90 minutos. “Se requieren aproximadamente 54 horas de vuelo para la inhalación acumulativa de una supuesta dosis infecciosa”, aseguran desde el Pentágono”.

ñññ

Pese a reconocer que “nada está libre de riesgos”, el director general de IATA, Alexandre de Juniac, asegura que “es tan probable contraer la COVID en un avión como que te caiga un rayo encima”. Para el estudio realizado por el Pentágono se han realizado 300 pruebas en 38 horas de vuelo y 45 en suelo en los últimos seis meses. En el mismo, se utilizaron mascarillas quirúrgicas de tres capas y reconocen “algunas limitaciones”, como el hecho de considerar sólo a un pasajero infectado. Pese a ello, los resultados son “alentadores”, afirma Joe Pope, enlace de la dirección de operaciones del Comando de Transporte de Estados Unidos.

UN EXPERTO CRITICA EL OPTIMISMO

El epidemiólogo estadounidense David Freedman se negó recientemente a participar en la presentación de la IATA al considerar que el optimismo de la entidad sobre la improbabilidad de transmisión de la COVID-19 durante los viajes en avión se basa en cálculos incorrectos, informa Reuters.

El error, según el especialista, radica en que, en la presentación, que tuvo lugar el 8 de octubre, el número de casos conocidos de contagio durante vuelos se comparó con el total de viajes aéreos que han tenido lugar este año.

“Con sólo 44 casos potenciales identificados de transmisión relacionada con vuelos entre 1 mil 200 millones de viajeros, es un caso por cada 27 millones”, afirmó el asesor médico de la IATA, David Powell, en el evento, en el que también participaron los fabricantes de aviones Airbus y Boeing. Powell se refirió asimismo a un estudio de Freedman y su colega Annelies Wilder-Smith que también señala el bajo número de casos de infección.

No obstante, Freedman criticó el enfoque de la IATA. “Fueron malas matemáticas. 1 mil 200 millones de pasajeros durante 2020 no es un denominador justo porque casi nadie fue sometido a pruebas [de COVID-19]. ¿Cómo se puede saber cuántas personas se infectaron realmente?”, indicó el investigador.

Por su parte, la IATA defendió sus cifras como “relevantes y creíbles”, y al mismo tiempo subraya que no afirmó “que sea el número absoluto y definitivo”. Pero pese a esta puntualización, este lunes en una conferencia de prensa el director de la aerolínea British Airways, Sean Doyle, ya mencionó el dato de que sólo uno de cada 27 millones de viajeros se ha infectado.

“Sabemos que la seguridad pública es clave para el Gobierno, por lo que las nuevas cifras de la IATA deberían tranquilizarlo”, dijo Doyle ante los periodistas.

-Con información de Raúl Izquierdo, de AS