El General Salvador Cienfuegos dio poca información sobre su estatus patrimonial ante la Secretaría de la Función Pública durante los años en que fue funcionario. Pero tras su detención en Estados Unidos el pasado jueves, algunos informes, como el de su cuenta bancaria y el de sus vehículos, cobran mayor importancia.

Ciudad de México, 19 de octubre (SinEmbargo).– Los datos oficiales que presentó el General Salvador Cienfuegos Zepeda ante la Secretaría de la Función Pública (SFP) sobre su declaración patrimonial, muestran que el saldo de su cuenta bancaria pasó de 3 millones 534 mil 033 pesos en 2015 a 13 millones 865 mil 443 pesos para el final de su administración al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

De acuerdo con los datos que están disponibles en el Registro de Servidores Públicos, sólo se puede conocer los montos de ese periodo, ya que en años anteriores el funcionario decidió no hacer pública esa información.

Otro dato que brindan esos documentos es que para mediados del año 2018, el General recibió una camioneta Hummer, modelo 1992 a través de una “donación”. Siete meses después sumaría un vehículo Audi QS 2018, del que reportó un valor de 1 millón 659 mil 910 pesos.

Este martes 20 de octubre se llevará a cabo la segunda audiencia del General ante un Magistrado de Los Ángeles, California, para responder, entre otros, por los cargos de lavado de dinero y abuso de su posición pública para ayudar al Cártel H2, una escisión del Cártel de los hermanos Beltrán Leyva. Este martes, ese Magistrado dictará el futuro del otrora Secretario de la Defensa Nacional.

La acusación formal contra el General acusa a Cienfuegos de asistir en operaciones de narcotráfico entre diciembre de 2015 y febrero de 2017.

Salvador Cienfuegos Zepeda, ahora exsecretario de la Defensa Nacional, en una imagen del 31 de enero de 2018, cuando presidió la “Ceremonia de la Certificación (Nivel Oro) al ISSFAM”, otorgado por el Consejo Interinstitucional Integrado por personal de la STPS, Instituto Nacional de las Mujeres y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación. Foto; Mario Jasso, Cuartoscuro

La primera audiencia, realizada el pasado 16 de octubre, duró apenas cinco minutos y se realizó en el Centro de Detención Metropolitano de Los Ángeles, California. Ahí, el magistrado lo recibió con un: “Los Estados Unidos contra el ciudadano Salvador Cienfuegos Zepeda. Levante la mano derecha, señor Zepeda”, le pidió el Juez, de acuerdo con reportes de agencias.

En el recinto se le leyeron sus derechos y se le preguntó al extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), si entendía las acusaciones que el Gobierno de EU le hace. El General respondió: “Sí”.

Luego de eso, al Magistrado le comunicó que su segunda audiencia se programaba para este 20 de octubre y la sesión también será en ese Centro de Detención Metropolitano. Se prevé que pueda ser trasladado a Nueva York, que es el sitio en donde se elaboró la demanda por la que hoy está detenido.

De acuerdo con el documento acusatorio del Departamento de Justicia de Estados Unidos, Cienfuegos Zepeda era conocido con los nombres de “El Padrino” y también como “Zepeda” en los bajos mundos de la mafia mexicana.

Se prevé que este martes el más alto funcionario mexicano detenido en EU sea enviado para iniciar su juicio en una Corte Nueva York, la misma Corte que dio cadena perpetua a Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, y que ahora mismo juzga a Genaro García Luna, extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal durante la Presidencia de Felipe Calderón Hinojosa.

En este boceto de la corte, el exsecretario de la Defensa de México, General Salvador Cienfuegos Zepeda, aparece en la corte federal el viernes 16 de octubre de 2020 en Los Ángeles.

El pasado 16 de octubre, en el Centro de Detención Metropolitano de Los Ángeles, California, el extitular de la Sedena tuvo su primera audiencia ante un Juez en EU. Se le leyeron sus derechos y se le preguntó si entendía las acusaciones que el Gobierno de EU le hace. El General respondió: “Sí”. Foto: Bill Robles, AP

Los fiscales estadounidenses dicen que el exsecretario de Defensa “abusó de su posición pública para ayudar al Cartel de los Beltrán Leyva, una organización narcotraficante mexicana extremadamente violenta, a traficar miles de kilogramos de cocaína, heroína, metanfetamina y marihuana a Estados Unidos”.

El documento presentado por los investigadores del Departamento de Justicia está fechado el 14 de agosto de 2019. El primer cargo dice: “Cerca de diciembre de 2015 y febrero de 2019 en territorio extra juridiccional de Estados Unidos, Salvador Cienfuegos Zepeda, conocido como ‘El Padrino’ y ‘Zepeda’, junto con otros, tuvo conocimiento e intencionalmente conspiró para manufacturar y distribuir una o más sustancias con el conocimiento de que eran ilegales y no podían importarse a Estados Unidos”. Menciona las sustancias: heroína, cocaína, metanfetamina, mariguana.

LOS DETALLES EN SUS DECLARACIONES

En los seis años en los que Cienfuegos Zepeda fue titular de la Sedena presentó ocho declaraciones patrimoniales. En la de inicio informó que su patrimonio lo conformaban cuatro casas; dos automóviles (un Chevy y una Suburban); menaje de casa, una cuenta bancaria y un adeudo en su tarjeta de crédito.

Para 2014 informó que vendió uno de sus automóviles, pero es hasta la declaración de 2015 en la que presenta más datos. Afirma en el documento de ese año que el valor de sus cuatro casas asciende a 4 millones 290 mil 752 pesos y que el saldo de su cuenta bancaria es de 3 millones 534 mil 336 pesos. Para ese momento aseguró que ya no poseía ningún vehículo.

Para la declaración de 2016, su cuenta disminuyó un poco y quedó en 3 millones 472 mil 841 pesos. Al año siguiente afirma que la cantidad que posee es de 1 millón 538 mil 296 pesos, pero para mayo de 2018, informó a la SFP que tenía ya 5 millones 519 mil 730 pesos.

En esa declaración de mediados de 2018 suma la camioneta Hummer en la que aclaró que se trata de una donación. En su última declaración, que es la de conclusión de sus funciones, informó de la venta de dos de sus propiedades con un valor de 6 millones 596 mil pesos y de la adquisición del auto Audi QS 2018.

El saldo de su cuenta bancaria también fue modificado, para quedar en la cantidad de 13 millones 865 mil 443 pesos.

Sobre su sueldo anual neto, el año más complicado para el General fue el 2013, cuando sólo recibió 2 millones 286 mil 095 pesos, pero al siguiente año tuvo la remuneración más alta de sus seis años como funcionario: 2 millones 622 mil 775 pesos.

De acuerdo con la revisión que hizo la Unidad de Datos de SinEmbargo a las declaraciones patrimoniales de los integrantes del Gabinete de Enrique Peña Nieto (2012-2018), el General Cienfuegos no está dentro de la lista de los siete funcionarios públicos que fueron secretarios de Estado y que incrementaron sus fortunas.