Catorce árabes han sido detenidos por las autoridades migratorias estadounidenses en la frontera entre México y Estados Unidos. Con un trato diferenciado, estos hombres y mujeres han quedado bajo la custodia del gobierno de EU.

Autoridades estadounidenses detuvieron a ocho ciudadanos sirios, además de a cinco paquistaníes y un afgano, cuando intentaban cruzar la frontera entre México y EU. Foto: EFE / Archivo

Autoridades estadounidenses detuvieron a ocho ciudadanos sirios, además de a cinco paquistaníes y un afgano, cuando intentaban cruzar la frontera entre México y EU. Foto: EFE / Archivo

Laredo/Ciudad de México, 19 de noviembre (SinEmbargo/Breitbart).- Agentes estadounidenses de Aduanas y de la Patrulla Fronteriza detuvieron a ocho ciudadanos sirios, a cinco paquistaníes y a un afgano en la frontera entre México y Estados Unidos, confirmaron distintas fuentes hoy. Los extranjeros cruzaron presuntamente sin documentos por distintos puntos de la línea divisoria entre ambos países.

La información existente hasta este momento sugiere que habrían llegado a Estados Unidos vía México.

Los paquistaníes y el afgano fueron detenidos el pasado lunes en Arizona, cuando intentaron cruzar ilegalmente, y posteriormente fueron requeridos por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés). Los sirios intentaron cruzar de forma legal la frontera con Texas, pero fueron apresados por las autoridades migratorias.

Breitbart confirmó con un agente federal “altamente confiable” que trabaja para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) que un grupo compuesto por 5 hombres paquistaníes y 1 hombre de Afganistán fue capturado por agentes de la Patrulla Fronteriza después de entrar ilegalmente por la porosa frontera entre Estados Unidos, en el Sector Tucson de Arizona.

Los seis hombres viajaban en grupo y fueron capturaron a unos 28 kilómetros de la frontera con el estado de Arizona, en concreto, cerca del pequeño y pintoresco pueblo de la Patagonia, indica Breitbart.

La aprehensión del grupo se produjo la noche del pasado lunes 16 de noviembre de 2015. Sin embargo, indica el medio texano, los agentes de la Patrulla Fronteriza no fueron capaces de interrogar a los seis hombres provenientes de Oriente Medio, debido a que el FBI los trasladó a Tucson y se hizo cargo del asunto.

Los seis hombres viajaban en grupo y fueron capturaron a unos 28 kilómetros de la frontera con el estado de Arizona. Foto: EFE / Archivo

Los seis hombres viajaban en grupo y fueron capturaron a unos 28 kilómetros de la frontera con el estado de Arizona. Foto: EFE / Archivo

SIRIOS DETENIDOS EN TEXAS

Por su parte, el Departamento de Seguridad Nacional de EU (DHS, por sus siglas en inglés) emitió un comunicado difundido por la televisora NBC, en el cual confirmó que dos familias sirias fueron detenidas el martes, pero aclaró que las familias no estaban tratando de “entrar de forma ilegal” a Estados Unidos.

“De acuerdo a las fuentes los sirios pertenecían a dos familias y fueron detenidos en el puente Internacional Juárez Lincoln en Laredo, Texas, también conocido oficialmente como Puerto de Entrada 1”, precisó la fuente al reportero Idelfonso Ortiz.

El DHS confirmó que el pasado martes, que miembros de dos familias sirias (conformadas por dos hombres, dos mujeres y cuatro niños), se presentaron en cruce de entrada de Laredo. Los ocho ciudadanos sirios fueron detenidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y entregados al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) para su posterior procesamiento.

Las dos mujeres adultas y los cuatro niños fueron trasladados a la Residencia Familiar Center en Dilley, Texas, ubicada al sur de EU, mientras que los dos hombres de estas familias se encuentran recluidos en el Centro de Detención del Sur de Texas, en Pearsall. Debido a cuestiones de privacidad, no hay información adicional proporcionada hasta este momento, indica Breitbart por su parte.

Héctor Garza, presidente del Consejo Nacional de la Frontera, le dijo al medio texano que agentes de la Patrulla Fronteriza (Patrulla Local 2455), se habían puesto en contacto con su organización con respecto a los informes de que otros sirios han cruzado a Texas a través de Laredo, pero que no podían confirmar si alguno había cruzado en realidad.

Garza comentó que la captura de sirios que cruzan a Estados Unidos desde México es un asunto “muy sensible”, obliga a los agentes fronterizos a incrementar la vigilancia de la frontera con México.

Esta detención se suma a la registrada recientemente en Honduras, donde cinco ciudadanos sirios fueron arrestados después de que intentaron ingresar al país centroamericano con pasaportes falsos robados en Grecia, según reportaron las autoridades.

REPUBLICANOS CONTRA SIRIOS

Los ocho ciudadanos sirios fueron detenidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) y entregados al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) para su posterior procesamiento. Foto: EFE / Archivo

Los ocho ciudadanos sirios fueron detenidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza y entregados al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos para su posterior procesamiento. Foto: EFE / Archivo

Sin vuelos directos desde Siria a Texas, los refugiados a menudo vuelan a México u otro país centroamericano, y luego se abren camino en los estados a través de los pasos fronterizos, indica Breitbart.

En septiembre pasado, una inmigrante siria fue detenido en Texas tratando de usar a su cuñada con pasaporte americano para entrar a Estados Unidos, informó Breitbart.

“Si bien la divulgación de información relativa a este tipo de perfil extranjeros ilegales de alto perfil suele ser celosamente guardada por oficiales de la CBP, Breitbart Texas fue capaz de confirmar una detención anterior de una mujer siria que intentó ingresar a los EU ilegalmente. Ella fue acusada de usar un pasaporte que pertenece a otra persona. La mujer, Walaa Alrehawi inicialmente fue acusada de abusar de un pasaporte de Estados Unidos en Hidalgo, Texas. Por una razón desconocida, el Departamento de Justicia desestimó los cargos ‘con prejuicio’ (cargos no pueden volver a presentarse) en contra de la mujer y su cuñado, Mohammad Ziad Alzalam, que viajaba con ella. La única explicación que se dio fue que su liberación fue ‘en interés de la justicia'”.

Al enterarse de la noticia, el Gobernador de Texas, Greg Abbott, compartió el artículo a través de sus cuentas de las redes sociales de Facebook y Twitter, diciendo que apoyaba la decisión de ya no permitir que los refugiados sirios llegaran a Texas.

El candidato republicano a la presidencia, Donald Trump, también intervino, diciendo que esto ejemplificaba el por qué Estados Unidos necesita un “muro grande y hermoso”. Una de las promesas de campaña del magnate inmobiliario es que si el llegaba a ser Presidente de EU iba a construir un muro a lo largo de la frontera sur y que haría que México pagara por ello.

Abbott y diversos republicanos de la Cámara de Representantes han expresado su preocupación por la posibilidad de que los refugiados sirios podrían representar una amenaza para la seguridad del país. El Gobernador de Texas es uno más de las dos docenas de mandatarios estatales que buscan prohibir que los refugiados sirios lleguen a sus estados a raíz de los ataques terroristas mortales del viernes en París, que causó 129 muertes y más de 350 heridos.

Ayer, el Presidente de Estados Unidos, el demócrata Barack Obama, dijo que vetará un proyecto de ley que tiene previsto votar este jueves la Cámara de Representantes y que propone chequeos de seguridad adicionales antes de permitir el acceso de refugiados sirios al país.

“La legislación introduciría requerimientos innecesarios e impracticables que obstaculizarían de forma inaceptable nuestros esfuerzos para asistir a las personas más vulnerables en el mundo, muchas de las cuales son víctimas del terrorismo”, afirmó la Casa Blanca a través de un comunicado.

La oposición republicana, que controla la Cámara Baja y el Senado, sostiene que debería hacerse una “pausa” en el plan de Obama para recibir durante el próximo año a 10 mil refugiados que escapan de la guerra en Siria.