Corría el minuto 54 del encuentro cuando el inesperado invitado apareció corriendo a gran velocidad por la banda derecha del terreno de juego.

Ciudad de México, 19 de noviembre (SinEmbargo).- Un gato se robó los reflectores de la cancha del estadio Nemesio Diez luego de que invadiera la cancha y provocara la suspensión momentánea del encuentro entre la selección mexicana y Bermudas.

Corría el minuto 54 del encuentro cuando el inesperado invitado apareció corriendo a gran velocidad por la banda derecha del terreno de juego.

El árbitro, al darse cuenta de la presencia del felino en la cancha, interrumpió por unos segundos el partido. En tanto, los jugadores mexicanos que se encontraban en la banca trataban de atraer al gato.

Finalmente, el gato salió de la cancha y saltó por encima de las bardas publicitarias.

En redes sociales, los usuarios compartieron algunas fotografías y videos del inusual intruso.