Este año los países del G20 han inyectado más de 11 billones de dólares a la economía global para contrarrestar los efectos de la pandemia y ha destinado otros 21 mil millones para tapar las carencias financieras en materia de salud.

El Cairo, 19 de noviembre (EFE).- La Cumbre de Líderes del G20 que tendrá lugar este fin de semana de forma virtual buscará poner las bases para una recuperación más sostenible con la que salir de la actual crisis económica provocada por la pandemia de COVID-19, afirmó hoy el Gobierno de Arabia Saudí, presidente de turno del grupo.

“La inminente Cumbre de Líderes del G20 buscará reforzar la cooperación internacional para apoyar una recuperación económica global y poner unos cimientos sólidos para un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo”, dijo el ministro de Finanzas saudí, Mohamed bin Abdulá al Yadaan, en un comunicado.

“Tenemos la oportunidad de recuperarnos de forma más sólida y mas sostenible de esta pandemia, con una mayor inclusión social y económica”, añadió Al Yadaam, cuyo país ostenta este año la presidencia rotatoria del grupo y organiza la cumbre.

El comunicado de la Presidencia recordó que este año los países del G20 han inyectado más de 11 billones de dólares a la economía global para contrarrestar los efectos de la pandemia de COVID-19.

Asimismo, apuntó que ha destinado otros 21 mil millones para tapar las carencias financieras en materia de salud de cara a dar una mejor respuesta a la expansión del coronavirus.

También subrayó el lanzamiento de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda de los países más pobres del mundo, lo que les ha permitido contar, indicó, con 14 mil millones de dólares para hacer frente a la crisis sanitaria, además de otros 75 mil millones proporcionados por los bancos de desarrollo multilateral.

Estas medidas contribuirán, indicó Al Yadaam, a “dar forma a un mejor mundo post COVID-19”.

El G20 está integrado por Alemania, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, la India, Indonesia, Italia, Japón, México, el Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea, y España es un país invitado permanente.