El pasado mes, Cineworld -que ha contraído una deuda por valor de 6 mil 200 millones de libras (6 mil 872.82 millones de euros/8 mil 200 millones de dólares)- contrató los servicios de la firma AlixPartners para que la representara en sus negociaciones de emergencia, con vistas a un posible rompimiento de contrato.

Londres, 19 de noviembre (EFE).– Cineworld, la segunda mayor cadena de cines en el Reino Unido, estudia cerrar de manera permanente todas sus salas en este país tras hundirse el negocio como resultado de las restricciones del confinamiento y la falta de estrenos, revela este jueves el Financial Times (FT).

La empresa británica está analizando la posibilidad de acogerse a un procedimiento empleado en casos de insolvencia a fin de recortar costes, llamado “Company Voluntary Arrangement” (CVA), con el que pagar a los acreedores durante un periodo de tiempo acordado.

Según indicaron tres fuentes cercanas a las negociaciones al citado diario económico británico, la cadena pretende lograr un acceso a capital hasta la próxima primavera, cuando se espera que regresen nuevos filmes a las carteleras.

El pasado mes, Cineworld -que ha contraído una deuda por valor de 6 mil 200 millones de libras (6 mil 872.82 millones de euros/8 mil 200 millones de dólares)- contrató los servicios de la firma AlixPartners para que la representara en sus negociaciones de emergencia, con vistas a un posible rompimiento de contrato.

Los representantes de la cadena, que tuvo que cerrar sus salas entre el pasado abril y julio, también negocian de manera individual con los propietarios una rebaja de las rentas de las salas.

Paralelamente, la empresa libra una batalla judicial después de que uno de esos propietarios, AEW, presentara una querella por impago de renta por valor de 308 mil (342 mil 163 euros/408 mil dólares).

El FT remarca que la precariedad de la posición financiera de Cineworld se ha acentuado por la decisión de la cadena de cerrar el pasado mes sus 657 salas de cine en este país y en Estados Unidos después de que se anunciara el estreno de varios filmes, algo en lo que la empresa había depositado sus esperanzas para volver a atraer de nuevo a los espectadores.

Otras cadenas rivales como Vue, Odean y Everyman han solicitado también los servicios de asesores profesionales para negociar sus contratos de arrendamiento de salas de cine con prestamistas y caseros.

Antes de la pandemia, Cineworld había valorado poner en marcha una estrategia de expansión de sus salas e instalar nuevas tecnologías como las pantallas 4DW como manera de incrementar la demanda.