Después de la realización de la consulta donde se avaló la construcción del Tren Maya, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló que el ejercicio no cumplió con los estándares internacionales en la materia.

Ciudad de México, 19 de diciembre (SinEmbargo/EFE).- La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), señaló que la consulta celebrada el pasado fin de semana para avalar la construcción del Tren Maya, no cumplió con “los estándares internacionales” en la materia.

En comunicado, la Oficina del Alto Comisionado señaló que sobre el carácter previo de la consulta y el consentimiento, que “difiere de la convocatoria y el protocolo de la consulta que señalan como uno de sus objetos establecer acuerdos con las comunidades respecto a su participación en la implementación y la distribución de beneficios, lo cual podría dar a entender que el proyecto se hará independientemente del resultado de la consulta”.

Además indicó, sobre la información que el Gobierno proporcionó acerca del proyecto, que “la Oficina observó que la convocatoria, el protocolo y la información presentada sólo hacían referencia a los posibles beneficios del proyecto y no a los impactos negativos que pudiera ocasionar”.

El lunes, el Gobierno de México confirmó un apoyo abrumador al proyecto del Tren Maya en el sureste del país, con 92.3 por ciento de opiniones favorables en los municipios en los que se realizó el domingo la consulta, y un “consenso generalizado” en las comunidades indígenas.

La Subsecretaria de Gobernación para Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, Diana Álvarez, indicó que la consulta se realizó la víspera en 84 municipios de los estados de Campeche, Chiapas, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, donde se instalaron 268 mesas receptoras de votos.

“Fue una jornada muy positiva, que transcurrió en paz. Hubo mucho entusiasmo de las poblaciones“, aseveró durante la conferencia de prensa matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

-Con información de EFE