Entre las propuestas están firmar un convenio de colaboración con la autoridad federal, que supla a los de adhesión y coordinación “que nos han puesto a consideración”. Además de establecer de inmediato una mesa técnica con representantes de las entidades y la federación, para así garantizarle a la gente servicios gratuitos con calidad, doctores, medicinas y equipo suficientes.

México, 20 ene. (EFE).- La Asociación de Gobernadores de Acción Nacional (GOAN) presentó este lunes una propuesta alterna al recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), que desde su entrada en vigor el 1 de enero pasado ha estado lleno de polémicas y reclamos.

Nueve gobernadores estatales del Partido Acción Nacional (PAN) aseguraron a través de un comunicado que apoyan “la gratuidad en el sistema de salud” y presentaron una serie de propuestas parta garantizar un sistema gratuito que “efectivamente alivie el dolor de la gente”.

Entre las propuestas están firmar un convenio de colaboración con la autoridad federal, que supla a los de adhesión y coordinación “que nos han puesto a consideración”.

Además de establecer de inmediato una mesa técnica con representantes de las entidades y la federación, para así garantizarle a la gente servicios gratuitos con calidad, doctores, medicinas y equipo suficientes.


Un tercer punto incluye acordar los mecanismos de financiamiento que permitan asegurar un servicio de excelencia a las personas para las futuras décadas.

Los gobernadores proponen también concluir los proyectos de infraestructura que están en marcha en todo el país, además de continuar atendiendo en sus estados a todos los pacientes “como se ha venido haciendo, de manera gratuita, eficiente y atenta en el primer y segundo nivel” de atención.

Finalmente, sugirieron transparentar y definir el destino de los 40 mil millones de pesos (unos dos mil 127 millones de dólares) que pertenecían al extinto Seguro Popular, los cuales cuentan con recursos estatales.

Los gobernadores consideraron en el documento que la salud de las y los mexicanos “es una prioridad, en donde el centro del sistema son los pacientes y sus familias”.


Afirmaron que es imprescindible construir en conjunto un sistema de salud “no solo gratuito, sino de gran calidad”.


Además, dijeron que centrar los esfuerzos en el pago de servicios “es necesario, pero no suficiente”.

Recordaron que un sistema gratuito de calidad debe contar con recursos humanos suficientes, profesionales y empáticos, además de tener todas las medicinas todo el tiempo y asegurar la infraestructura y equipamiento necesarios.

También dijeron que se deben garantizar los recursos necesarios para la atención “a nuestros hijos y nietos”.

Y es con esa visión “con la que hemos construido los servicios de salud en nuestros estados”, dijeron.

Los gobernadores firmantes son Martín Orozco de Aguascalientes, Carlos Mendoza de Baja California Sur; Javier Corral de Chihuahua, José Rosas de Durango; Diego Sinhue Rodríguez de Guanajuato; Francisco Domínguez de Querétaro; Carlos Joaquín González de Quintana Roo; Mauricio Vila de Yucatán y Francisco García de Tamaulipas.

La incertidumbre sobre el funcionamiento del instituto ha provocado que al menos estos nueve gobernadores del país aún no hayan firmado el acuerdo de adhesión al Insabi.


El 9 de abril de 2019, el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación del Insabi, que sustituye a partir del 1 de enero de este año al Seguro Popular, enfocado en atender a los mexicanos que carecen de cualquier tipo de seguridad social.

Sin embargo, algunos usuarios han denunciado que han tenido que pagar hasta cinco mil pesos (unos 266 dólares) para ser atendidos en el instituto.