Un estudio publicado por la Consar reveló que sólo el 25 por ciento de los trabajadores de la Generación Afore tendrán derecho a una pensión, mientras dos terceras partes de este total, sólo podrán obtener un monto equivalente a los 3 mil 199 pesos, conocido como pensión mínima garantizada.

Ciudad de México, 20 de enero (SinEmbargo).- La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) propondrá que las semanas de cotización para una pensión mínima garantizada se reduzcan, a fin de permitir que más personas puedan obtener este derecho.

Así lo señaló el presidente de la Amafore, Bernardo González, ya que el actual mercado laboral no corresponde a la exigencia de cotizaciones para una pensión mínima garantizada.

Por lo que propuso que las semanas de cotizaciones pasen de mil 250, o 24 años, a 750 semanas, o 12 años laborales.

“No estamos diciendo que se ahorre menos, pero 24 años en un empleo formal no va acorde con la realidad de nuestro mercado, porque mucha gente entra y sale del sistema; entonces, lo que proponemos es que el trabajador acceda a la pensión mínima garantizada con menos semanas“, apuntó.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) una pensión mínima garantizada corresponde a 3 mil 199 pesos.

González detalló que con la propuesta de la Amafore, los trabajadores podrían tener acceso a entre el 70 y 80 por ciento de una pensión mínima garantizada.

Alertó que en 2021, muy pocas personas podrán solicitar una pensión, ya que no habrán juntado las mil 250 semanas de cotización necesarias para acceder a la cita prestación.

En este sentido, abundó que de las personas que comenzaron a cotizar en julio de 1997, sólo el 24 por ciento podrá solicitar una pensión; y de este porcentaje, el 17 por ciento tendrá que solicitar una pensión mínima garantizada, ya que sus cotizaciones son muy bajas.

El titular de la Amafore insistió en que se debe realizar una reforma a las pensiones a la brevedad, a fin de garantizar que un mayor número de trabajadoras pueden estar protegidas durante su vejez.

Pidió al Gobierno federal que la reforma se realice este año y no dentro de dos años, como ha planteado la federación.

Para González, otra posibilidad podría ser que los trabajadores adquieran semanas de cotización, mediante su ahorro voluntario.

Así como aumentar la contribución obligatoria al 15 por ciento, de manera gradual para no afectar a las empresas o los empleados.

Sólo el 25 por ciento de los trabajadores de la Generación Aforé estaría en condiciones de completar con el tiempo de cotización y acceder a una pensión, a los 65 años. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

SÓLO EL 25% CON PENSIÓN

Un estudio publicado por la Consar reveló que sólo el 25 por ciento de los trabajadores de la Generación Afore tendrán derecho a una pensión, mientras dos terceras partes de este total, sólo podrán obtener un monto equivalente a los 3 mil 199 pesos, conocido como pensión mínima garantizada.

Lo anterior, señaló la Consar, se debe a las condiciones del mercado laboral mexicano, que obliga a los trabajadores a transitar de la informalidad a la formalidad, situación que repercute en una baja densidad de cotización y recaudación de fondos para el retiro.

“La elegibilidad para una pensión contributiva depende de la acumulación de aportes a lo largo de la historia labora de cada trabajador. Dada la elevada informalidad en el empleo registrada en el país, una cantidad importante de contribuyentes a el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) podría no alcanzar el beneficio de una pensión acumulativa al momento del retiro“, detalló el estudio.

El análisis realizado por la Consar apuntó que del total de la población con derecho a una pensión, dos terceras partes sólo podrá obtener una Pensión Mínima Garantizada, estimada en 3 mil 199 pesos.

Estos recursos deberán ser completados por los trabajadores, a partir de sus aportaciones y la entrega de subsidios gubernamentales.

MENOS SALARIO, MENOR PENSIÓN

La Consar señaló que sólo el 25 por ciento de los trabajadores de la Generación Aforé estaría en condiciones de completar con el tiempo de cotización y acceder a una pensión, a los 65 años.

El resto obtendría una negativa de pensión, por lo que el trabajador se haría acreedor al ahorro acumulado en sus cuentas para el retiro, con un pago de una sola exhibición.

El acceso a pensiones se complica cuando se analiza por género. Los resultados del estudio arrojaron que las mujeres enfrenta una situación menos favorable, ya que sólo el 30 por ciento de las trabajadores obtendrían una pensión; por el 43 por ciento de los hombres.

La Consar alertó que los trabajadores con menores sueldos cuentan con pocas oportunidades de obtener una pensión. Por ejemplo, sólo el 2 por ciento de los empleados que poseen un ingreso de un salario mínimo, podrán obtener una ayuda económica a partir de los 65 años.

¿Y DE CUÁNTO SERÍA LA PENSIÓN?

El análisis arroja que los trabajadores que cumplan con los requisitos para obtener una pensión, habrán ahorrado 650 mil 326 pesos al final de su vida laboral.

En promedio, estos trabajadores obtendrían una pensión promedio de 3 mil 843 pesos, monto apenas por encima de la Pensión Mínima Generalizada.

Sin embargo, del 24 por ciento con derecho a una pensión, sólo el 7 obtendrá una presión mayor a la mínima garantizada.