El Presidente de Cuba, el líder del Partido Comunista de ese país y el exmandatario de Brasil sostuvieron un encuentro, en el que hablaron sobre “las históricas relaciones de hermandad entre ambos pueblos y partidos”.

La Habana, 19 ene (EFE).– El líder del gobernante Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, y el Presidente de la isla, Miguel Díaz-Canel, se reunieron este martes en La Habana con el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, de visita en el país caribeño desde diciembre, informaron medios estatales.

Las máximas autoridades cubanas, Castro y Díaz-Canel, conversaron con Lula, presidente de honor del Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, en “un ambiente fraterno” sobre “las históricas relaciones de hermandad entre ambos pueblos y partidos”, refirió una nota oficial, acompañada de una foto del encuentro.

Lula, quien fue condenado en Brasil por corrupción y lavado de dinero, viajó a Cuba a mediados de diciembre para participar en las filmaciones de un documental cinematográfico internacional, según explicaron en Sao Paulo los abogados de su defensa.

Desde su llegada a La Habana, el líder del PT no había aparecido públicamente hasta este martes, cuando varios medios del país caribeño reportaron sobre su encuentro con los dirigentes cubanos poco antes de su regreso a Brasil.

Fotografía cedida hoy por Estudio Revolución que muestra al primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl Castro Ruz (i), y al Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (c), mientras reciben al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2-i), en La Habana (Cuba).

Fotografía cedida hoy por Estudio Revolución que muestra al primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl Castro Ruz (i), y al Presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel (c), mientras reciben al expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva (2-i), en La Habana (Cuba). Foto: Cubadebate/Estudio Revolución/EFE

El expresidente del país suramericano entre 2003 y 2010 agradeció “las muestras de solidaridad del pueblo cubano en el reclamo de su plena libertad”.

Además, condenó el endurecimiento del embargo económico por el Gobierno del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, así como la incorporación de Cuba en su lista de países patrocinadores del terrorismo.

El expresidente de Brasil también ratificó su reconocimiento por “la labor humanitaria que realizaron los médicos cubanos en Brasil” y elogió la ayuda que actualmente ofrecen los profesionales de la isla a otras naciones del mundo.

En la reunión con Lula también estuvieron el Primer Ministro y el Canciller cubanos, Manuel Marrero y Bruno Rodríguez, y el periodista, político y escritor brasileño Fernando Gomes de Morais.

Desde su excarcelamiento en noviembre de 2019 este es el tercer viaje internacional realizado por el exmandatario, quien pasó entre rejas un año y siete meses y se encuentra en libertad provisional aunque inhabilitado políticamente por haber sido sentenciado por corrupción.

Lula, de 75 años, fue condenado en tercera instancia a ocho años y 10 meses por corrupción pasiva y blanqueo de capitales, tras haber sido hallado culpable de recibir un apartamento en el balneario paulista de Guarujá a cambio de favores políticos a la constructora OAS.