Joe Biden ordenó detener la construcción del muro con México, un hecho que ocasionó conflictos entre ambos países en la administración de Donald Trump.

Ciudad de México, 20 de enero (SinEmbargo).– El Canciller Marcelo Ebrard Casaubón se congratuló con la decisión del Presidente estadounidense Joe Biden de cancelar la construcción del muro en la frontera y la iniciativa migratoria a favor del de DACA.

Joe Biden cumplió su promesa electoral de presentar en su primer día de mandato un amplio proyecto de ley de inmigración y ordenó detener la construcción del muro con México, un hecho que ocasionó conflictos entre ambos países en la administración de Donald Trump.

Su decisión es dejar de lado la construcción del muro en la frontera con México -la promesa electoral cumplida a medias por Trump- y apostar sobre todo por la “tecnología” para acelerar la detección del cruce ilegal de mercancías y estupefacientes.

La nueva propuesta pretende de igual forma destinar fondos para mejorar el “profesionalismo” de los agentes fronterizos y crear un comité para investigar posibles “malas conductas”, y busca mejorar la atención de individuos, familias y menores bajo la custodia de Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

Tras cuatro años de mano dura contra los inmigrantes del saliente mandatario, Donald Trump, el equipo de transición de Biden también anunció este miércoles los detalles del proyecto de ley que el demócrata envía hoy mismo al Congreso como parte de su compromiso de “modernizar” el sistema de inmigración, denominado “Ley de Ciudadanía de EU de 2021”.

La iniciativa, que deberá recibir al visto bueno de ambas cámaras legislativas, dominadas por los demócratas, pretende administrar y proteger de “manera responsable” la frontera, mantener a “familias y comunidades seguras y administrar mejor la migración en todo el hemisferio”, señaló un comunicado.

De ser aprobado, el proyecto legislativo de Biden supondría la mayor reforma migratoria desde el Gobierno del republicano Ronald Reagan (1981-1989), que legalizó a 3 millones de indocumentados en 1986.

–Con información de EFE