De forma cronológica y acompañadas de citas del propio Buñuel recordando su historia, las imágenes recorren localizaciones que marcaron la vida del cineasta, desde su Calanda natal, en España, hasta Ciudad de México, pasando por Nueva York.

El libro supone un acercamiento personal e íntimo, fruto de un intenso trabajo de documentación, que enlaza vida y obra e intenta comprender cómo trascendió a la genialidad.

Teruel, España, 20 de enero (EFE).- Buñuel, una maleta sin viaje, un libro de imágenes del fotógrafo Miguel Sebastián presentado este miércoles, recrea el periplo vital del director de cine.

De forma cronológica y acompañadas de citas del propio Buñuel recordando su historia y de descripciones de su esposa Jeanne Rucar y de otros coetáneos, Sebastián recorre las localizaciones que marcaron la vida del cineasta, desde su Calanda natal (provincia española de Teruel) hasta Ciudad de México, pasando por Nueva York.

Buñuel, una maleta sin viaje supone un acercamiento personal e íntimo, fruto de un intenso y continuado trabajo de documentación llevado a cabo por el fotógrafo que consigue plasmar en la publicación a través de un viaje de emociones, en el que enlaza vida y obra e intenta comprender cómo trascendió a la genialidad.

Por un lado, con fotografías de espacios como la torre de Calanda donde Buñuel jugó de niño, de los madrileños estudios Albatros donde pidió trabajo para aprender cine o de la casa de West Hollywood donde se instaló en Los Ángeles.

Por otro, con fragmentos de cartas, documentos, objetos o negativos de películas junto a imágenes alegóricas y de personajes con los que el autor parece estar siguiendo a Buñuel, recorriendo de nuevo todos esos momentos y escenarios entre recuerdos y ensoñaciones.

El libro se compone de 125 fotografías tomadas por Miguel Sebastián con un tratamiento del color particular, que se acerca a la imagen de las primeras películas que trataron de interpretarlo y, en algunos casos, con desenfoque, para recrear la falta de nitidez visual que caracteriza a los recuerdos.

“Creo que una fotografía es una forma extraordinaria de plantear el pasado, acercarnos al Luis Buñuel más cotidiano”, ha explicado Sebastián durante la presentación, donde ha reconocido que ha sido un trabajo “fascinante”.