La CFE informó que el año pasado la empresa estatal reportó una baja en las pérdidas anuales de energía eléctrica: de 11.21 por ciento en 2018 a 10.97 por ciento anual al año siguiente. Fue la primera vez que el índice de pérdidas se colocaba menor a los 11 puntos porcentuales.

Ciudad de México, 20 de febrero (SinEmbargo).- Durante 2019 la Comisión Federal de Electricidad (CFE) dejó de recibir casi 55 mil millones de pesos en pérdidas de energía. Sólo por el robo del insumo, la empresa productiva del Estado perdió casi 26 mil millones de pesos.

Los ingresos que recibió la CFE el año pasado, presentaron un incremento de 14 mil 835 millones de pesos, con lo que se observó una reducción del 0.24 por ciento en las pérdidas de energía, con 54 mil 845 millones de pesos (mdp) menos, equivalentes a 34 mil 467 gigawatt por hora (GWh).

Las pérdidas no técnicas de energía eléctrica representaron una pérdida de 32 mil 560 mdp, 17 mil 208 GWh. Las pérdidas técnicas de energía eléctrica representaron 22 mil 285 mdp menos para la CFE, equivalentes a 17 mil 260 GWh.

Guillermo Nevárez Elizondo, director de CFE Distribución, dijo en conferencia de prensa que la empresa productiva emprenderá acciones para para combatir las pérdidas de energía a partir de 2020: “este año se atenderán 3.6 millones de anomalías en los equipos de medición, se modernizarán 1.3 millones de medidores, se fortalecerá el proceso comercial en casi 94 mil 580 rutas comerciales, se regularizarán asentamientos a 210 mil usuarios, además de fortalecer la infraestructura eléctrica.

La Coordinación de Comunicación Corporativa de la CFE dio a conocer que el año pasado la empresa reportó una baja en las pérdidas anuales de energía eléctrica: de 11.21 por ciento en 2018 a 10.97 por ciento anual al año siguiente. Fue la primera vez que el índice de pérdidas se colocaba menor a los 11 puntos porcentuales. Además, se planteó como meta que la cifra se reduzca hasta 9.99 por ciento en el año en curso.

La compañía estatal destacó que para 2020 desarrollará cinco acciones correctivas para disminuir las pérdidas, tanto técnicas como no técnicas.

Pese a que en 2019 la dependencia atendió 3.37 millones de anomalías, modernizó 1.3 millones de medidores, trabajó en 89 mil 714 rutas comerciales, regularizó a más de 202 mil usuarios y realizó 260 obras de infraestructura eléctrica, el robo de energía ascendió a un monto de 25 mil 947 mdp, por menos 13 mil 713 GWh.

Nevárez Elizondo dijo que los Gobiernos locales y estatales han trabajado con la CFE en el combate de los “diablitos” que son una parte del robo de energéticos, pero denunció que existen organizaciones que impiden su labor. Llamó a los ciudadanos a denunciar el robo de energía para asegurar la calidad de los servicios.

Otras formas de pérdidas de energía no técnicas detectadas, fueron las fallas en la medición y de proceso, equivalente a 6 mil 613 mdp o 3 mil 495 GWh; otros robos por 12 mil 563 mdp ó 6 mil 640 GWh; y delincuencia organizada, asentamientos irregulares y resistencia civil en 13 mil 384 mdp o 7 mil 73 GWh.

Las demás pérdidas, técnicas, correspondieron a la infraestructura eléctrica, por 17 mil 260 GWh; en las líneas de transmisión, por 2, mil 331 GWh; en los transformadores de subestaciones 787 GWh; en las líneas de media tensión 3,244 GWh; en los trasformadores de baja tensión 2,772 GWh; en las redes de baja tensión 6,488 GWh, y en los medidores y acometidas 1,638 GWh.

En el sector de gran industria, hubo pérdidas por 2 mil 386 GWh; en la mediana industria de 6 mil 944 GWh; y para el pequeño comercio o residencial representó 25 mil 136 GWh. En total, los tres sectores representaron pérdidas por 34 mil 467 GWh 10.97 por ciento del total.

Las mayores pérdidas las representó el sector residencial, con el 22 por ciento, seguido de mediano, con tres y gran industria, con uno por ciento.