Telefónica cuenta con una base de clientes de 344 millones, cuyo ingreso medio aumentó un 4.3 por ciento. Sin embargo, durante el cuarto trimestre del año, perdió 202 millones de euros debido a los 787 millones de dólares de la reversión de activos por impuestos diferidos y la transformación del modelo operacional en México.

Madrid, 20 de febrero (EFE).- Telefónica obtuvo en 2019 un beneficio neto de mil 142 millones de euros (mil 232 millones de dólares), un 65.7 por ciento menos que en 2018, debido principalmente a los mil 614 millones de euros que destinó para provisionar el Plan de Suspensión Individual (PSI) de empleo aplicado en España, que afectó a más de 2 mil 600 empleados.

Excluyendo los impactos extraordinarios, que ascendieron a 2 mil 432 millones de euros (2 mil 624 millones de dólares), la operadora hubiera obtenido 3 mil 574 millones de euros (3.856 millones de dólares) de beneficios, un 7.29 por ciento más que en 2018.

Según ha informado este jueves la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los ingresos descendieron un 0.6 por ciento en 2019, al alcanzar 48 mil 422 millones de euros (52 mil 247 millones de dólares), debido a la caída del negocio en Latinoamérica, y a pesar de que creció en los mercados de España, Alemania y, sobre todo, de Reino Unido.

En términos orgánicos (a tipo de cambio constante, y sin cambio de perímetro), los ingresos crecieron un 3.2 por ciento, descendiendo únicamente en Hispanoamérica Norte.

La compañía volvió a reducir su deuda neta, y lo ha hecho durante 11 trimestres consecutivos, al dejarla en 37 mil 744 millones de euros (40 mil 726 millones de dólares), un 8.1 por ciento menos que en 2018, según ha informado la compañía, que ha apuntado que si se incluyeran eventos posteriores al cierre, la deuda se situaría aproximadamente en 37 mil millones de euros (39 mil 919 millones de dólares).

Telefónica cuenta con una base de clientes de 344 millones, cuyo ingreso medio aumentó un 4.3 por ciento.

El presidente del grupo, José María Álvarez-Pallete, ha considerado, en la misma información remitida a la CNMV, cumplidos los objetivos financieros de la empresa, que ha crecido en sus mercados clave en términos orgánicos y es más “eficiente” gracias en parte a la digitalización.

Se ha referido al 2020, que ha comenzado con una “buena evolución operativa” y está enfocado a cumplir los objetivos del plan estratégico que anunció en noviembre, cuando avanzó, entre otros puntos, que se aglutinaría el negocio de Hispanoamérica en una unidad, que quedaría abierta a inversores.

En el cuarto trimestre del año, Telefónica perdió 202 millones de euros (218 millones de dólares), debido especialmente a los 729 millones de euros (787 millones de dólares) que le supuso la reversión de activos por impuestos diferidos y la transformación del modelo operacional en México; y los 206 millones de euros (222 millones de dólares) que le costó el deterioro del fondo de comercio de Argentina, entre otros.

La cifra de negocio en este último trimestre del año en la empresa se situó en los 12 mil 400 millones de euros (13 mil 380 millones de dólares), un 4 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior, un 2 por ciento más en términos orgánicos.

El 26 por ciento de los ingresos del operador han procedido de España, el 21 de Brasil, el 30 de Alemania y de Reino Unido, a partes iguales, el 13 de Hispanoamérica Sur y el 8 de Hispanoamérica Norte.