La denuncia se llevó a cabo por varias usuarias que identificaron el grupo, el cuál provocó indignación, y exigieron la intervención de la policía cibernética para que se identifique a los responsables.

Ciudad de México, 20 de febrero (SinEmbargo).- La Fiscalía General de Justicia del Estado de Nuevo León (FGE) confirmó que se realiza una investigación en contra de un grupo de acosadores que comparten sus historias de acoso y abuso sexual en el Metro de Monterrey y lo narran en una página de Facebook.

El grupo denominado “Sretuorf”, invita a los usuarios a que narren sus historias de acoso sexual en el transporte de la ciudad de Monterrey así como dan consejos de cómo acosar. El grupo fue ocultado después de las denuncias.

“Hacemos de su conocimiento que respecto de las publicaciones de Facebook que se han compartido sobre personas que realizan acoso en el Metrorrey. La Fiscalía Especializada en Feminicidios y Delitos Contra la Mujer, ha iniciado una investigación por la noticia criminal”, informó la FGE de Nuevo León en un comunicado.

Hacemos de su conocimiento que respecto de las publicaciones de Facebook que se han compartido sobre personas que…

Posted by Fiscalía General de Justicia de Nuevo León on Thursday, February 20, 2020

La denuncia se llevó a cabo por varias usuarias que identificaron el grupo, el cuál provocó indignación, y exigieron la intervención de la policía cibernética para que se identifique a los responsables.

ACOSO EN EL METRO DE MONTERREY A UNA NIÑA

El pasado 31 de agosto usuarios del Metro de Monterrey reclamaron y sacaron de un vagón a un sujeto que presuntamente iba acosando a una niña. Así lo muestra un video captado por un pasajero.

En la videograbación, registrada con un teléfono celular, se observa el convoy saturado y a varios pasajeros reclamándole a un individuo ataviado con playera verde a rayas y una gorra negra, por ir tocando a una menor que no se logra apreciar debido a su estatura.

“Es una niña”, se escucha a una mujer reprocharle. “Viene drogado”, comenta otro usuario. “¡Bájate ya, pinche asqueroso!”, le ordena otra pasajera.

Entonces la multitud comienza a empujarlo hasta la puerta, mientras el supuesto agresor no objeta ni reclama nada.