México

La ASF detecta irregularidades en el Tren Maya y pide explicar más de 267 millones

20/02/2022 - 6:03 pm

Cuatro de las observaciones que la Auditoría hizo a Fonatur corresponden a la construcción de la plataforma y vía de los tramos 1, 2, 3 y 4, y las otras dos son en relación al seguimiento al Proyecto y la otra al financiamiento y erogaciones de la construcción del Tren Maya.

Ciudad de México, 20 de febrero (SinEmbargo).– El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) tiene por aclarar 267 millones 882 mil 295 pesos referentes a la construcción del Tren Maya, uno de los megaproyectos del Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, según se desprende de seis auditorías contenidas en la Tercera entrega del Informe de la Cuenta Pública 2020 publicado este domingo.

De las irregularidades detectadas en esta obra que se erige en la Península de Yucatán cuatro corresponden a la construcción de la plataforma y vía de los tramos 1, 2, 3 y 4, y las otras dos son en relación al seguimiento al Proyecto y la otra al financiamiento y erogaciones de la construcción del Tren Maya.

La más cuantiosa de las observaciones se refiere al Tramo 4, que va de Izamal a Cancún, en los estados de Yucatán y Quintana Roo. La Auditoría de Cumplimiento a Inversiones Físicas: 2020-3-21W3N-22-0405-2021 refiere que en esta parte de la obra se encontraron ​​100 millones 458 mil 319 pesos pendientes por aclarar.

En este tramo se realizaron dos solicitudes de aclaración por los intereses financieros por 25 millones 157.9 mil pesos, por el pago anticipado de 224 millones 378.3 mil pesos que corresponden al capítulo núm. P.A.04.20, “Proyecto Ejecutivo”, y por la autorización del suministro y colocación de durmientes de concreto y de balasto, los cuales debían pagarse por unidad de concepto de trabajo terminado, por tratarse de precios unitarios.

En relación a este último punto, la Auditoría Superior emitió, además, una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria para que el Órgano Interno de Control en el Fondo Nacional de Fomento al Turismo, o su equivalente, realice las investigaciones pertinentes y, en su caso, inicie el procedimiento administrativo correspondiente por las irregularidades de los servidores públicos que, en su gestión, autorizaron un convenio para la disgregación de los conceptos de suministro y colocación de durmientes de concreto y de balasto.

En esta imagen se ve un tramo de la construcción de las obras del Tren Maya. Foto: Presidencia e México vía Cuartoscuro.

El segundo mayor monto por aclarar es por 58 millones 610 mil pesos en relación al Seguimiento al Proyecto Tren Maya. La Auditoría de Cumplimiento a Inversiones Físicas: 2020-3-21W3N-22-1527-2021 emitió en ese sentido una solicitud de aclaración, cuatro promociones de responsabilidad y un pliego de observaciones.

En esta auditoría se encontraron pagos por un monto de 38 mil de pesos, por la incorrecta integración de precios unitarios del contrato de servicios relativo a la “Ingeniería Básica para el Tren Maya”, “toda vez que en las matrices de los precios se contemplaron tiempos superiores del personal considerado en la mano de obra con respecto de los tiempos establecidos en los programas de trabajo de la propuesta económica”.

Se detectó de igual forma que se formalizaron dos contratos de servicios por la ubicación y caracterización de pasos de fauna en las fases I y II, respectivamente, cuando estos servicios ya estaban contemplados en los alcances del contrato de “Ingeniería Básica para el Tren Maya”.

En el contrato de prestación de servicios relacionado con la “Asesoría Técnica del Tren Maya para la Estructuración del Proyecto Integral, la Contratación de la Ingeniería Básica y la Supervisión Técnica de dicha Ingeniería Básica”, no se acreditó que Fonatur hubiese verificado el cumplimiento de los alcances y términos de referencia establecidos en el contrato, ya que las acciones tomadas por la empresa encargada han sido en detrimento del Fondo Nacional.

Se emitió, además, el certificado de reembolso de gastos incurridos por la empresa en la elaboración de los estudios de la propuesta no solicitada; sin embargo, no se proporcionó la documentación para soportar dicho monto y acreditar su uso dentro del proyecto.

Diseño del Tren Maya. Foto: Fonatur

El otro mayor monto por aclarar corresponde a la construcción de plataforma y vía correspondientes al Tramo 1 que va de Palenque a Escárcega, en Chiapas y Campeche. La Auditoría de Cumplimiento a Inversiones Físicas: 2020-3-21W3N-22-0402-2021 encontró irregularidades por 50 millones 243 mil 70 pesos, además de hacer una recomendación, dos solicitudes de aclaración, tres promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria y un pliego de observaciones.

En ese sentido, la Auditoría indicó que en este tramo no se tiene evidencia de que el servidor público a cargo de la subdirección de obras cumpliera con el nivel académico requerido en el manual de organización de Fonatur.

Se determinaron además intereses financieros por un monto de 19 millones 804.8 mil pesos, por el pago anticipado de 176 millones 635.4 mil pesos, por actividades a precio alzado que debieron pagarse hasta contar con la totalidad del proyecto concluido.

La Auditoría también encontró ​​25 millones 800 mil 172.47 pesos pendientes por aclarar por la construcción de plataforma y vía del tramo 2, que va de Escárcega a Calkiní, en Campeche. En la Auditoría de Cumplimiento a Inversiones Físicas: 2020-3-21W3N-22-0403-2021 se emitieron una aclaración, dos promociones de responsabilidad y un pliego de observaciones.

Por ejemplo, en el acta de fallo de la licitación pública internacional abierta núm. LO021W3N003-E51-2020 no se indicaron los puntajes que obtuvieron cada uno de los licitantes en los subrubros de “procedimientos constructivos y descripción de la planeación integral” y de “programas”.

En este tramo, Fonatur no tramitó y obtuvo previo al inicio de los trabajos la liberación total de los derechos de vía ni la Manifestación de Impacto Ambiental y el Resolutivo correspondiente.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador explica el proyecto del Tren Maya. Foto: Cuartoscuro.

En otra auditoría —la ​​de Cumplimiento: 2020-3-21W3N-19-0406-2021— se determinaron 11 millones 763 mil 849 pesos pendientes por aclarar en relación al Financiamiento y Erogaciones del Proyecto y Construcción del Tren Maya por los cuales se realizaron cinco recomendaciones, cinco promociones de responsabilidad y un pliego de observaciones.

Se encontró que Fonatur no reportó 382, 316 mil pesos del Capítulo 5000 “Bienes Muebles, Inmuebles e Intangibles” en la Cuenta Pública 2020, los cuales se pagaron en 2020 y significaron flujo de efectivo en ese ejercicio.

Tampoco se acreditó que se realizaran las reuniones de asambleas ejidales, para tratar asuntos de la expropiación, el procedimiento a seguir y la aprobación de los términos de los convenios de ocupación previa de 28 ejidos.

De igual forma, ​​de los 128 mil 800 pesos depositados a una de sus cuentas bancarias, expidió 189 cheques por el importe referido, de los cuales cinco cheques por 718.4 mil pesos, no fueron cobrados por los beneficiarios y Fonatur no reintegró los recursos a la Tesorería de la Federación.

Además, de una de cuenta por liquidar certificada por 11 mil 763.9 pesos, para el pago de predios, Fonatur no proporcionó información que justificara el gasto.

Por último, el menor monto por aclarar asciende a 21 millones 6 mil 883.39 pesos referentes a la construcción de plataforma y vía del tramo 3, que va de Calkiní a Izamal, en Campeche y Yucatán. En la Autoría de Cumplimiento a Inversiones Físicas: 2020-3-21W3N-22-0404-2021 se emitieron una solicitud de aclaración, tres promociones de responsabilidad y dos pliegos de observaciones.

La Auditoría encontró que en este tramo Fonatur no acreditó haber tramitado y obtenido, de las autoridades competentes y previo a la ejecución de los trabajos, los derechos de vía incluidas las afectaciones a los sitios arqueológicos en las fechas establecidas en las bases de la licitación.

Tampoco verificó que la contratista ganadora duplicó en el análisis de costos indirectos de su propuesta diversos rubros, considerados tanto en “oficina central” como en “oficinas de campo”. De igual manera, existe un rubro correspondiente al Ing. Gestor de Permisos sin que haya acreditado en qué consisten dichos trabajos ni la ejecución de los mismos.

Fonatur tampoco acreditó haber cumplido con lo señalado en la Manifestación de Impacto Ambiental con respecto a las aportaciones para la Reserva Cuxtal correspondiente al Tramo 3.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video