“El primer reto es identificarnos como mexicanos… el gran error ha sido ese, que hemos querido ser como franceses, como italianos, como españoles, como argentinos, cuando finalmente lo primero que tenemos que identificar es de dónde eres… cuando te dices sí soy mexicano y orgulloso de ser mexicano entonces prospectas desde otro sentido, no estás tratando de imitar a alguien sino de tener tu propia propuesta”, dijo Santos Espidio de Bodega EBZ a Mundano.

Ciudad de México, 20 de marzo (SinEmbargo).- Disfrutar de una copa de vino mientras se tiene una buena platica con amigos o acompañar algún delicioso platillo de la gastronomía mexicana con un vino tinto o blanco es algo que empieza a ganar terreno poco a poco en este país en el que la cerveza, el tequila o el mezcal son los favoritos.

Cifras alentadoras del Consejo Mexicano Vitivinícola revelan que el consumo de vino mexicano se duplicó en cinco años, además el promedio per cápita por mexicano aumentó de 450 mililitros en 2012 a 960 mililitros en 2018. Sin embargo, el vino mexicano se enfrenta a diversos retos o factores entre ellos cautivar a los habitantes de este país y dejar de lado ideas equivocadas como que el vino europeo es el mejor.

Existen vinos mexicanos de mucha calidad. (Imagen ilustrativa) Foto: AP

NO TRATAR DE EMULAR A OTROS VINOS

“El primer reto es identificarnos como mexicanos… el gran error ha sido ese, que hemos querido ser como franceses, como italianos, como españoles, como argentinos, cuando finalmente lo primero que tenemos que identificar es de dónde eres… cuando te dices sí soy mexicano y orgulloso de ser mexicano entonces prospectas desde otro sentido, no estás tratando de imitar a alguien sino de tener tu propia propuesta”, dijo Santos Espidio de Bodega EBZ.

“El primer reto que debemos de tener todos es reconocernos como productores de vino mexicano”, dijo Espidio.

¿Cómo sería un vino mexicano? “Alegre, poca madre, con colores, tener propuestas”, agregó.

ENTRAR EN EL GUSTO DE LOS MEXICANOS

“El gran reto y lo que nos sucede en México es que necesitamos creérnosla. Necesitamos creer que en México hacemos las cosas bien y uno de estos elementos es el vino mexicano”, dijo el Ingeniero Hans L. Due, presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro.

“Si bien tenemos mucha historia, no ha sido una industria preponderante pero en esta ocasión ese gran reto es ir posicionándose cada vez mejor en el gusto de los mexicanos sobre todo con la gastronomía mexicana”, señaló Hans L. Due.

Cada año el país produce alrededor de 2 millones de cajas de vino, según el Consejo Mexicano Vitivinícola. (Imagen ilustrativa) Foto: EFE

MÁS HECTÁREAS

De acuerdo con cifras del Consejo Mexicano Vitivinícola, en nuestro país se destinan más de 29 mil hectáreas del territorio para la producción de vid.

“México es un país en el que no tenemos excedentes de agua y la viticultura es un cultivo eficiente, requiere menor proporción de agua que otro tipo de cultivos entonces eso nos puede ayudar a que vaya en crecimiento, así que el gran reto: tener más hectáreas de vid para vino, para tener esa oportunidad de hacer vinos mexicanos de calidad”, señaló el presidente de la Asociación de Vitivinicultores de Querétaro.

EL MEJOR VINO ES EL QUE SE COMPARTE

“Creo que México poco a poco, aunque no figura en los grandes productores de vino a nivel mundial, cada vez más sorprende la calidad del vino mexicano y cómo se va posicionando en un nicho de mercado para gente que gusta de estos productos”, afirmó L. Due.

Suele existir una idea de que los vinos europeos son los mejores y al momento de elegir alguna botella los provenientes de Italia, Francia o España suelen ganar terreno, sin embargo, esta es una idea equivocada.

Los vinos mexicanos han sido premiados en diversas competencias gracias a su calidad, tal es el caso del Concours Mondial de Bruxelles 2019 en el que México logró una participación histórica con 170 vinos nacionales. En tal competencia el vino mexicano se llevó 39 reconocimientos, entre ellos dos Grandes Medallas de Oro, 25 más de oro y 12 de plata.

Entre los vinos ganadores están los L.A. Cetto, Casa Madero, Finca Sala Vivé by Freixenet, Los Cuates Palomino, Bodegas Encinillas y Viñedos Don Leo, entre otros.

“El mejor vino es el que se comparte y el mejor vino es el que se disfruta”, aseguró el Ingeniero Hans L. Due.