“Todo el desmadre fue por orden mía. Dedíquense a sus familias mejor. Vean cómo quedé yo”, dijo Carlos Enrique Sánchez, supuesto líder del Cártel Nueva Plaza. Lo siguiente que se supo de él fue que integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación lo habrían abandonado en el centro de Tlaquepaque, cerquita de Guadalajara. 

Ciudad de México, 20 de marzo (SinEmbargo).- Se llama Carlos Enrique Sánchez. Le dicen “El Cholo”. Caminó junto a Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”, durante un tiempo. Luego se alejó. Lo último que hizo ante una cámara fue aconsejar a la gente para que se dedicaran a sus familias y no terminaran como él, rodeado de sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que querían asesinarlo y presuntamente lo habrían hecho.

“El Cholo” formó en 2017 un grupo llamado Cártel Nueva Plaza, enemigo de Jalisco. Dejó atrás a Oseguera Cervantes. Con sus hombres trató de controlar la venta de droga en Guadalajara, ciudad en la que nació. Cuatro años después fue capturado por los rivales que un día, hace no mucho, fueron sus compas.

En sus últimas apariciones aseguró haber participado en varios episodios de la violencia que sigue bañando a municipios de Jalisco. Según él, era responsable de las fosas clandestinas de Tonalá, Tlaquepaque y Tlajomulco de Zúñiga. Incluso se apuntó como el que dio la orden para asesinar a once albañiles que esperaban su pago en Tonalá.

“Todo el desmadre fue por orden mía. Dedíquense a sus familias mejor. Vean cómo quedé yo”, dijo el hombre en un video que se difundió en redes sociales en los últimos días. Quién sabe si sus confesiones fueron porque sabía que la muerte se acercaba o si lo hizo por las armas largas que le apuntaban.

La masacre en Tonalá. Foto: Cuartoscuro.

Hay pocos kilómetros entre Tlaquepaque y Guadalajara. Menos de 10 en línea recta, según Google Maps. Y allá, en el “lugar sobre lomas de tierra barrial”, fue hallado un hombre cubierto con una bolsa de plástico negra. Se trataba del presunto líder del Cártel Nueva Plaza, Carlos Enrique, pero no se ha confirmado. Los que presuntamente lo asesinaron lo envolvieron y colocaron en la plaza central del municipio.

La causa de muerte del hombre que hallaron y quien presuntamente es “El Cholo” fue por proyectil de arma de fuego. Las imágenes que circularon en redes sociales muestran que los asesinos se ensañaron.

En el video que circuló, Carlos acusó a autoridades de seguridad de tener vínculos con el crimen organizado y de ser el responsables de varios delitos.

“Este material confirma la existencia de una estrategia orquestada para desestabilizar el estado por parte de un grupo de la delincuencia organizada”, consideró Fiscal General del Estado, Gerardo Octavio Solís, en conferencia de prensa.

En el video que circula en redes sociales, “El Cholo”, con hombres armados de fondo, afirmó que contaba con el apoyo de la policía de Guadalajara, por lo que dos mandos de esa corporación fueron separados de sus cargos mientras la Fiscalía del Estado de Jalisco realiza las investigaciones.

El líder criminal también aseguró que era respaldado por Omar García Harfuch, Secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, para enfrentar al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Aseguró que se reunió con García Harfuch para pedirle apoyo porque ambos “somos contras del CJNG” y él necesitaba que ocurriera en Jalisco “algo relevante para poder dejarse caer aquí en la ciudad, con toda su gente”.

Omar García Harfuch aseguró luego que “no lo distraerán mensajes falsos de los criminales”. Asimismo, a través de su cuenta de Twitter, el funcionario reiteró su compromiso con la sociedad y señaló que trabajará en combatir “hasta las ultimas consecuencias a la delincuencia”.