El monto equivale a más de 100 mil unidades de material que, de acuerod con la empresa, ya fue distribuido en varios puntos del país como Oaxaca, Veracruz, Coahuila y Ciudad de México. Puebla, Baja California y San Luis Potosí serán los siguientes beneficiados.

México, 20 de abril (EFE).- Iberdrola México ha donado 30 millones de pesos (unos 1.3 millones de dólares) en material sanitario para hacer frente a la pandemia de coronavirus en México, que acumula 686 fallecidos y 8 mil 261 casos.

“La compañía donará diversos insumos sanitarios como mascarillas quirúrgicas, respiradores N95, overoles médicos, ventiladores, etc. a instituciones de salud en distintas regiones del país”, informó este lunes la empresa.

El director general de Iberdrola México, Enrique Alba, explicó que espera “que esta donación de material médico ayude al sistema sanitario y, en particular, al personal sanitario -los héroes de esta contingencia- a protegerse mejor y a salvar vidas, que es lo más importante”.

“Estamos convencidos que en estos momentos la suma de esfuerzos nos permitirá hacer frente a la pandemia”, agregó.

Más de 100 mil unidades de material sanitario ya fueron distribuidas en varios puntos del país como Oaxaca, Veracruz, Coahuila y Ciudad de México.

En los próximos días se harán más entregas en los estados de Puebla, Baja California y San Luis Potosí, informó la compañía.

GARANTIZAN ENERGÍA

Además, Iberdrola México ha implementado un plan de acción para garantizar la salud de sus empleados y contratistas, asegurando además el suministro eléctrico.

Durante esta contingencia, la compañía ha puesto en marcha un plan de acción para lograr la operación segura de sus plantas y el suministro eléctrico a sus clientes sin poner en riesgo la salud de sus colaboradores y contratistas.

“La disponibilidad de energía eléctrica es fundamental para garantizar la seguridad, los servicios médicos y la actividad industrial esencial. En Iberdrola México, nos hemos anticipado para estar a la altura de las circunstancias”, subrayó Alba.

La compañía está firmemente comprometida con el bienestar de sus colaboradores y contratistas, a quienes ha pedido actuar con responsabilidad y profesionalismo para hacer frente a la pandemia, agregó.

El plan incluye filtros sanitarios en todas las instalaciones de la empresa, tanto para personal propio como contratista, la desinfección continua de los centros de trabajo, la dotación de material de seguridad específico como mascarillas para todos los trabajadores y la modalidad de trabajo a distancia para el 75 por ciento de su plantilla.

Además, para reducir las posibilidades contagio se optó para aislar a los trabajadores o familiares con síntomas propios de la enfermedad y dar asistencia sanitaria a empleados en los centros de trabajo, habilitando además una línea exclusiva de atención.

Iberdrola México cuenta con más de 20 años en el país y una plantilla de mil 300 colaboradores, siendo mexicans el 99 % de ellos.

A falta de la formalización por un consejo de expertos, el Gobierno mexicano decretó hasta el 30 de mayo la emergencia sanitaria y el cierre de todas las actividades no esenciales, si bien no ha impuesto cuarentena absoluta por la gran informalidad en el país.