A nivel mundial, Reporteros Sin Fronteras detalló que 73 países enfrentan “graves impedimentos” para permitir el desarrollo del periodismo; mientras en 59 más, dicha profesión enfrenta obstáculos. México se ubicó en la franja donde los especialistas de comunicación enfrentan una “situación difícil“ a la hora de desarrollar su labor.

Ciudad de México, 20 de abril (SinEmbargo).- La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) colocó a México entre las naciones más peligrosas para desempeñar el periodismo. El país fue ubicado en el lugar 143 de 180.

De acuerdo con la organización, el periodismo en México se encuentra en una “situación difícil“, y continúa como uno de los países más mortíferos para la prensa.

A la par, Reporteros Sin Fronteras agregó que el Presidente Andrés Manuel López estigmatiza a los periodistas cuando se publica información contraria a sus intereses.

“En México (143º), que sigue siendo uno de los países más mortíferos del mundo para la prensa, el presidente López Obrador sigue estigmatizando a los periodistas durante “las mañaneras” -sus conferencias de prensa matutinas-, cuando se publican informaciones contrarias a sus intereses”, detalla el informe.

El análisis añade que la actual administración “no ha logrado frenar la espiral de violencia contra los periodistas ni poner fin a la impunidad”.

Además, agregó que en México “persiste una complicidad de políticos corruptos y autoridades son el crimen organizado, algo que va más allá del ámbito político y amenaza gravemente la seguridad de quienes se dedican a la información“.

Agregó que en países como México, Honduras y Colombia, 13 periodistas fueron asesinados durante 2020. La mayoría, puntualizó, investigaba temas relacionados a la corrupción y el crimen organizado.

“La impunidad de los crímenes contra los periodistas continúa alimentando el círculo vicioso de la violencia en la región”, aseguró.

A nivel mundial, Reporteros Sin Fronteras detalló que 73 países enfrentan “graves impedimentos” para permitir el desarrollo del periodismo; mientras en 59 más, dicha profesión enfrenta obstáculos.

La organización aseguró que la pandemia de la COVID-19 ha acelerado la presencia de censura en América Latina y ha incrementando el bloqueo a datos gubernamentales en el mundo.

“Por causa -o con el pretexto- de la crisis sanitaria, los periodistas se enfrentan a un ‘cierre de accesos’ tanto a las coberturas sobre el terreno como a las fuentes de información”, añadió

Reporteros Sin Fronteras señaló que el Presidente López Obrador estigmatiza a la prensa. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro.

América Latina, destacó, es la región que presenta el peor retroceso en los indicadores de la libertad de prensa.

Reporteros Sin Fronteras destaca la caída en los indicadores de Brasil, que pasó del 107 al 111. En dicho país, acusó, el Presidente Jair Bolsonaro se encargó de generar “innumerables tensiones entre las autoridades y los medios de comunicación nacionales”.

Otro país que retrocedió fue El Salvador, que se ubicó en el sitio 82. En la nación centroamericana, los periodistas se enfrentaron a una serie de dificultades a la hora de cubrir la actual pandemia de la COVID-19.

En países como Guatemala (116), Ecuador (96); Nicaragua (121); Honduras (151) y Venezuela (148), los presidentes “aprovecharon la onda expansiva provocada por la crisis para fortalecer su arsenal de censura y complicar aún más la labor informativa de la prensa independiente”.

Apuntó que “a los periodistas se les acusó públicamente de exagerar la gravedad de la crisis sanitaria y de sembrar el pánico en el espacio público”.