Las letras grises del nombre Karime Macías Tubilla, esposa del ex Gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa, fueron retiradas de la fachada rosa de un hospital en la comunidad Villa Allende, en Coatzacoalcos, por petición de los habitantes. Pero la ex titular del DIF y autora de “sí merezco abundancia” no es el único caso. Ex gobernadores de estados y otros políticos, algunos señalados de corrupción o nexos con el crimen organizado, han dejado su huella en calles, avenidas, escuelas o parques, incluyendo al Presidente Enrique Peña Nieto.

Salón de usos múltiples Javier Duarte en Amatlán de Reyes, Veracruz. Foto: Google Maps

Ciudad de México, 20 de mayo (SinEmbargo).– México está tapizado de escuelas, hospitales, calles y colonias con nombres de funcionarios públicos. Son huellas de políticos señalados de desvío de recursos públicos, altas deudas públicas, nexos con el crimen organizado o violación a derechos humanos, entre ellos, los ex Gobernadores Javier Duarte de Ochoa (Veracruz), Humberto Moreira Valdez (Coahuila), Rafael Moreno Valle (Puebla), Tomás Yarrington (Tamaulipas) y Guillermo Padrés Elías.

En la colonia Río Principal de Guadalajara, Jalisco, hay un pequeño parque Enrique Peña Nieto, así como uno llamado Andrés Manuel López Obrador en Nueva Atzacoalco, en la Ciudad de México, entidad gobernada por el ahora dirigente de Morena de 2000 a 2005. López Obrador también comparte nombre con una colonia en Arcelia, Guerrero.

Las letras grises del nombre Karime Macías Tubilla, esposa del ex Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, fueron retiradas de la fachada rosa de un hospital en la comunidad Villa Allende, en Coatzacoalcos, por petición de los habitantes a inicio de este mes. Su marido, preso en Guatemala acusado de enriquecimiento ilícito y delincuencia organizada, inauguró el 3 de mayo de 2014 su propio Salón de Usos Múltiples en Amatlán de los Reyes, un espacio para eventos recreativos y culturales de la comunidad que recibió una inversión por 3 millones de pesos. Hoy solo quedan ladrillos grises abandonados.

En un estado vecino, Puebla, la familia Moreno Valle dejó su huella. El abuelo Rafael Moreno Valle, médico-militar, tiene su calle en Tlaxcalancingo, un bulevar en Atlixco y el Hospital de Traumatología y Ortopedia “Doctor y General Rafael Moreno Valle”, obra ubicada en la capital poblana en la que se invirtieron 720 millones de pesos.

A su inauguración, en febrero de 2016, asistió el Presidente Enrique Peña Nieto y el entonces Gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, quien además de mantener en la opacidad la cifra de deuda pública por 24 mil millones de pesos hasta un par de días antes de concluir su mandato, también tiene una calle en Huaquechula. Ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el panista reportó una deuda de 8 mil 362 millones de pesos.

Valle Rosas también será recordado por intentar regular el Uso Legítimo de la Fuerza Pública en mayo de 2014. La “Ley Bala”, no obstante, fue eliminada tras el enfrentamiento entre pobladores de Chalchihuapan y policías que usaron balas de goma. Una de ellas alcanzó la cabeza de un menor, quien murió.

Avenida Alfredo Del Mazo González en el Estado de México. Foto: Google Maps.

Otra familia pausada en el tiempo es la Del Mazo. Alfredo del Mazo Vélez fue Gobernador del Estado de México de 1945 a 1951, Alfredo del Mazo González lo fue de 1981 a 1986 y Alfredo del Mazo Maza, nieto e hijo, es el candidato priista para las elecciones de junio. En Ixtapaluca hay una colonia, en Valle de Chalco una Avenida y en Chalco de Díaz Covarrubias otra con el nombre Alfredo del Mazo.

Arturo Montiel Rojas, ex Gobernador de la entidad más poblada del país y antecesor de Peña Nieto, dejó un libramiento en Chalco, un boulevard en Villa Nicolás Romero y dos calles en San Mateo Otzacatipan y Galaxia Cuatitlán con su nombre.

Al norte del país, los políticos también buscan pasar a la eternidad en Tamaulipas, Coahuila y Sonora.

En Ciudad Victoria, Tamaulipas, hay una colonia con el nombre de el ex Gobernador priista Tomás Yarrington Ruvalcaba, detenido en Florencia, Italia, por nexos con el narcotráfico y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El regidor panista en el Ayuntamiento de ese municipio, Javier Mota, está promoviendo el cambio de nombre de la colonia con apoyo de los habitantes y llamó a crear una ley que prohiba poner nombres de funcionarios a obras y calles porque “solo alimenta su ego” y no son “de calidad moral” reconocida por la sociedad.

“Es una petición de los ciudadanos, en particular los que habitan en dicha colonia, la cual carece de servicios básicos. Sabemos de todo el proceso que se tiene que realizar, cambiar recibos de agua, luz y de otros servicios, además de escrituras”, dijo a la prensa local.

Preparatoria Humberto Moreira en Coahuila. Foto: Google Maps

En Coahuila uno de los hermanos Moreira, asociados con el endeudamiento del estado, de igual manera cuenta con su nombre inmortalizado.

En Saltillo se encuentra la escuela preparatoria Humberto Moreira Valdés. El “profe” Moreira heredó a su hermano Rubén una deuda pública por 36 mil millones de pesos frente a los 323 millones con los que inició su gestión en 2005. El 15 de enero del año pasado fue detenido en España, acusado de lavado de dinero. Sin embargo, fue liberado días después.

El ex dirigente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) también tiene una colonia en Nueva Rosita, a lado del parque recreativo homónimo, así como una calle en Villa de Bilbao, una comunidad al suroeste de la entidad de no más de 500 habitantes, y otra en Ramos Arizpe a lado del boulevar Gustavo Díaz Ordaz.

En Santa Ana, al norte de Sonora, se puede circular por el boulevar Guillermo Padrés Elías, ex Gobernador panista que fue encarcelado por defraudación fiscal y lavado de dinero.

Abajo, en Sinaloa, el ex Gobernador Mario López Valdez dejó una calle con su nombre en los Mochis. Durante su sexenio, la entidad cuna de Joaquín “El Chapo” Guzmán registró un incrementó del 23.96 por ciento en homicidios dolosos con respecto a la administración anterior. Entre las víctimas están periodistas, activistas y funcionarios. Asimismo, la actividad criminal durante la administración malovista desplazó a unas 33 mil personas.

Además de ex Gobernadores, políticos recordados por corrupción, como la ex lideresa sindical de educación Elba Esther Godillo Morales, presa por enriquecimiento ilícito, tiene una calle en Ciudad Cuauhtémoc, Chihuahua.

Parques Enrique Peña Nieto en Guadalajara, y Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México. Foto: Google Maps.