ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

Drogon tuvo la oportunidad de matar al asesino de su madre pero a diferencia de la vengativa Daenerys, dejó ir al único Targaryen que en estos momentos queda con vida y se concentró en asegurarse de que Daenerys descansara para siempre en su tierra natal.

Madrid, 20 de mayo (EuropaPress).- El agridulce final de Game of Thrones ha llegado. Y tras 73 capítulos llenos de mentiras, traiciones, muertes y despedidas, el último episodio ha dejado una de las escenas más emotivas, en la que Drogon muestra su inamovible lealtad hacia su madre: Daenerys Targaryen.

La Madre de Dragones encuentra su muerte a manos de Jon Snow, quien toma, al fin, una decisión y decide asesinar a su reina y amante. Jon, o mejor dicho, Aegon Targaryen apuñala a su tía en el Salón del Trono. Tan solo segundos después, al sentir que la vida de Daenerys se agota, Drogón irrumpe en la ruiosa estancia. Aunque parecía que el último dragón vivo calcinaría al magnicida, la bestia destruye con su aliento de fuego el Trono de Hierro para después tomar el cadáver de su dueña con su garra trasera y llevarla volando lejos de Desembarco del Rey.

Daenerys había pasado la mayor parte de su vida surcando el Mar Estrecho en Essos. Por lo tanto, tiene sentido que Drogon llevara a su madre a Essos, bien donde él mismo nació en las tierras más allá de Lhazar o tal vez incluso a la antigua Valyria, el hogar ancestral de los Targaryen y donde una vez los dragones gobernaron.

Aunque el desenlace de Daenerys es de lo más oscuro, Drogon puso una nota emotiva en la abrupta muerte de la Reina que nunca llegó a ocupar el Trono de Hierro. Foto: HBO

Al final del episodio, en una reunión de su nuevo consejo, el flamante, y parece que por lo general ausente, rey Bran menciona que está siguiendo la pista al dragón. Segundos antes Sam, nuevo maestre, da información sobre Drogon. “Lo vieron por última vez volando hacia el este…”, dice Sam, y Bronn, nombrado ahora Consejero de la Moneda, lo interrumpe. “Cuanto más lejos, mejor”.

Tal como menciona Arya, ni siquiera se sabe qué hay al oeste de Poniente, donde acaban los mapas, y por el comentario de Sam, la teoría de que ha puesto rumbo a Essos es la más probable. Pero ese no es el final de la historia de Drogon. Dado que el nuevo rey es el Cuervo de Tres Ojos, Bran le dice a su pequeño consejo que “tal vez pueda encontrarlo”. Bronn parece desconcertado, pero los espectadores saben que Bran usará su poder para ver a través de los cuervos qué está sucediendo. O, tal vez incluso viendo a través de los ojos del propio dragón.

Drogon tuvo la oportunidad de matar al asesino de su madre pero a diferencia de la vengativa Daenerys, dejó ir al único Targaryen que en estos momentos queda con vida y se concentró en asegurarse de que Daenerys descansara para siempre en su tierra natal. Aunque el desenlace de Daenerys es de lo más oscuro, Drogon puso una nota emotiva en la abrupta muerte de la Reina que nunca llegó a ocupar el Trono de Hierro.