Un informe de la Organización de las Naciones Unidas destacó que 2018 registró un récord de 71 millones de desplazados en todo el mundo, entre los cuales había mexicanos. Como país de origen, es decir, de donde salen las personas para pedir asilo, México reporta 12 mil 870 refugiados en otros naciones y tiene 89 mil 796 solicitudes de casos pendientes.

Ciudad de México, 20 de junio (SinEmbargo).– México es considerado como uno de los países a donde las personas que huyen de sus lugares piden asilo, pero a su vez miles de mexicanos salen del territorio debido a la persecución, las bandas del crimen y otras formas de violencia, de acuerdo con un informe de la Agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados (ACNUR).

El documento, que analiza datos de 2018, arrojó que el año pasado se registró un récord de 71 millones de desplazados en todo el mundo, un incremento de más de dos millones de personas con respecto a 2017.

Como país de origen –es decir, de donde salen las personas para pedir asilo–, México reporta 12 mil 870 mexicanos refugiados en otros países y tiene 89 mil 796 solicitudes de casos pendientes, un total de 102 mil 666 de la población en esta condición.

Como país de asilo, México tiene 16 mil 549 refugiados en el territorio nacional; 23 mil 847 solicitudes de asilo pendientes de revisar y 13 personas bajo el mandato de apatridia de ACNUR.

Esta semana, el Gobierno de México sostuvo un encuentro con funcionarios de la ACNUR con el objetivo de coordinar un plan integral que responda al incremento del flujo de personas solicitantes de la condición de refugiado en el país latinoamericano.

México es considerado como uno de los países donde las personas que huyen de su país piden asilo, de acuerdo con datos de la ACNUR. Foto: Cuartoscuro.

La estrategia dará prioridad a la protección de vidas, de los derechos humanos de las personas refugiadas y a la buena gestión de las fronteras, indicaron el ACNUR y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado conjunto.

En lo que va de 2019, 593 mil 507 solicitantes de asilo e inmigrantes “han llegado a la frontera sur de los Estados Unidos desde México”, destacó el ACNUR.

El pasado 8 de junio pasado, México llegó a un acuerdo migratorio con Estados Unidos que evitó la imposición de aranceles. El plan incluye reforzar el control migratorio en su frontera sur con operativos de la Guardia Nacional para intentar frenar a los migrantes que se adentran en su territorio para dirigirse a Estados Unidos.

La condición de México como país de asilo podría cambiar, debido al acuerdo migratorio con Estados Unidos. Desde principios de junio elementos de la Guardia Nacional vigilan la frontera sur de México. Foto: Cuartoscuro.

LOS REFUGIADOS CRECEN

De acuerdo con el informe de la ACNUR, igual que en 2017, Estados Unidos fue el mayor receptor de solicitudes de asilo, con 254 mil 300 registradas durante 2018 y El Salvador fue el principal país de origen de los solicitantes de asilo, con 33 mil 400 peticiones. Le siguieron en la lista Guatemala (33 mil 100), Venezuela (27 mil 500), Honduras (24 mil 400) y México (20 mil).

Como en años previos, los solicitantes de Centroamérica y México sumaron la mitad de las solicitudes totales (54 por ciento).

Por vez primera, las solicitudes de venezolanos lideraron las estadísticas globales de asilo, con 341 mil 800 en 2018 y representan más de una de cada cinco presentadas.

Los salvadoreños remitieron 46 mil 800 nuevas solicitudes de asilo en conjunto y fueron la sexta mayor comunidad por origen. La mayoría de estas peticiones se hicieron a Estados Unidos de América (33 mil 600), aunque también se recogieron números altos en México (6 mil 200) y España (2 mil 300).

En esta imagen de archivo, tomada el 31 de agosto de 2018, migrantes venzolanos hacen fila para recibir pan y café que reparte una familia colombiana desde su auto, en una gasolinera en Pamplona, Colombia. Foto: Ariana Cubillos, AP.

Honduras representó el octavo país de origen de los solicitantes de asilo en 2018 con 41 mil 500 nuevas solicitudes en 2018. Más de la mitad de ellas fueron presentadas en Estados Unidos de América (24 mil 400), además de las 13 mil 600 registradas en México y las 2 mil 500 en España.

El alto comisionado de la ONU para los refugiados, Filippo Grandi, alertó hoy en Berlín de la preocupante situación que vive Latinoamérica, una región considerada hasta hace poco medianamente estable, tanto por las acciones de grupos armados, como por la “crisis específica” en Venezuela.



”Tenemos una crisis en una región del mundo que hasta hace unos pocos años creíamos que había logrado una relativa estabilidad”, dijo Grandi durante la presentación en Berlín del informe anual de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados.

Aludió a la situación en el norte de América Central, en particular a Honduras, Guatemala y Salvador, donde se observan “acciones de bandas armadas, que evoca lo que algunos grupos armados, gubernamentales o no, hacen en otros países”, como “violar a mujeres para ganar el control de territorio, reclutar niños, ocupar casas”.

Muchas personas huyen de estos países en diferentes direcciones, que incluyen México y los Estados Unidos, escapando de la violencia y para dejar de ser un blanco, agregó.

Por otra parte, Venezuela esta viviendo “una crisis muy específica” que ha producido, según estimaciones de la ONU, el éxodo de unos cuatro millones de personas. 

El comisionado de la ONU aseguró que “el rechazo y los muros no resuelven el problema”, al tiempo que llamó a los gobiernos de los distintos países a cooperar y trabajar conjuntamente.

“El problema está ahí, justo ahí, listo para volver si no lo abordamos”, sentenció.