La intérprete de “Metrosexual” aseguró que no está buscando que le ofrezcan disculpas y pidió a sus seguidores no insultar a los conductores de TV, pues lo que realmente busca es que pare la violencia.

Ciudad de México, 20 junio (SinEmbargo).- A partir de la polémica desatada con la cancelación del foro sobre racismo con Chumel Torres por parte del Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación (Conapred), muchas artistas han aprovechado para tocar el tema en sus redes sociales.

Este viernes Amandititita cuestionó, a través de Twitter, los comentarios misóginos, racistas y clasistas de los conductores de televisión y señaló que a ella la han insultado durante diez años en cadena nacional.

“Bueno y ¿qué pasa con los comentarios misóginos racistas y clasistas de los conductores de programas de TV? A mí llevan 10 años lloviéndome de la nada en cadena nacional”, escribió.

La intérprete de “Metrosexual” expuso que los comentarios más crueles que ha recibido han venido de Gustavo Adolfo Infante, Alex Kaffie y Horacio Aquiles Villalobos, quien ha hecho varias parodias de la cantante.

Amandititita aseguró que no está buscando que le ofrezcan disculpas y pidió a sus seguidores no insultar a los conductores de TV, pues lo que realmente busca es que pare la violencia.

Para finalizar, la fundadora del proyecto 19Siempre compartió una de las tantas parodias que le hicieron en el programa de Horacio Villalobos.

DISCRIMINAN A AMANDITITA POR USAR MANDIL

En mayo de 2019 Amandititita denunció, a través de sus historias de Instagram, al dueño de un restaurante de comida italiana por haberla corrido del establecimiento por ir vestida con un mandil.

“Le estoy hablando joven, ¿qué hice? ¿me está sacando porque estoy vestida con mandil? ¿por qué me está sacando de esa forma violenta? si yo me iba a sentar a consumir”, se escucha decir a la cantante en el video.

Asimismo, la cantante contó que el hombre del lugar la sacó con una “actitud horrible” y le dijo: “¡Sácate, no puede estar aquí vendiendo!”. Sin embargo el hombre se dio cuenta de que “yo traía un iPhone y un libro e inmediatamente cambio su actitud”.

“Sentí que pensaron [el restaurante] que yo era una de las indígenas que trabaja por aquí vendiendo sus artesanías”, a lo que agregó que aún así no debieron discriminarla.

Ante el hecho, la cantante se acercó con unos policías a los que detalló lo ocurrido, y ellos le instruyeron que tiene que acudir a la Alcaldía de Coyoacán a levantar la denuncia por discriminación.