La actriz relata con emoción cómo fue su experiencia al participar por primera ocasión en doblaje y la responsabilidad que esto conlleva. Además, habla sobre la posibilidad de que las autoridades mexicanas prohiban que se haga el doblaje de las películas de Hollywood con la finalidad de impulsar las cintas nacionales, propuesta que respeta pero rechaza de manera tajante.

Ciudad de México, 20 de julio (SinEmbargo).- El nombre de Fela Domínguez, es sinónimo de esfuerzo y perseverancia, cualidades que la han colocado como una de las artistas mexicanas más importantes en el teatro musical, no sólo en territorio nacional, sino también en el extranjero.

Fela, de tan solo 30 años de edad, es una actriz que cuenta con una amplia trayectoria en musicales, fue parte de la puesta en escena de El Rey León al lado del cantante Carlos Rivera y ahora, ambos, vuelven a hacer mancuerna para prestar sus voces a Simba y Nala.

La actriz relata con emoción cómo fue su experiencia al participar por primera ocasión en doblaje y la responsabilidad que esto conlleva. Además, habla sobre la posibilidad de que las autoridades mexicanas prohiban que se haga el doblaje de las películas de Hollywood con la finalidad de impulsar las cintas nacionales, propuesta que respeta pero rechaza de manera tajante.

“Yo creo que (el doblaje) es una fuente de trabajo para miles de personas y yo creo que para apoyar al cine mexicano se debería de hacer otro tipo de cosas, no quitar una fuente de trabajo para mucha gente”, menciona Fela Domínguez en entrevista con SinEmbargo.

Fela posa ante los medios de comunicación con un peluche de Nala, personaje al que le prestó su voz en la cinta. Foto: Cuartoscuro

La actriz recordó que México es conocido mundialmente por el gran nivel en sus trabajos de doblaje, lo que provoca que estos se exporten a toda América Latina. Menciona que la propuesta ha generado desconcierto entre la comunidad artística, pues muchos actores, directores, productores e ingenieros temen perder sus trabajos.

“Somos unos de los mejores doblajes del mundo, somos reconocidos así, si tú quitas eso, quitas para empezar trabajo para mucha gente. Tengo muchos amigos que están viendo qué van a hacer, directores, productores, ingenieros, que ya veo que no se ponen los nombres de los ingenieros, lo que se me hace algo horrible porque la persona trabajó igual.

Fela no entiende el motivo por el que la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) pidió a la Cámara de Diputados reformar la Ley Federal de Cinematografía (LFC), y aunque no lo comparte, dice respetarlo.

“Son cosas que al final no entiendo la razón, la Cámara de Diputados y la gente que está a favor de este tipo de emprendimientos las respeto, pero no las comparto, no las comparto en lo más mínimo. Soy partidaria de apoyar el cine mexicano y las cosas nacionales, por supuesto, pero no creo que sea la manera”.

EL RETO DE HACER EL REY LEÓN

El Rey león rescata la historia de Simba y su pugna en la sabana con su malvado tío Scar pero, a diferencia de la animación tradicional de la cinta de 1994, esta apuesta por unas hiperrealistas técnicas de recreación digital para imitar la acción real casi como si fuera un documental.

Fela calificó como un reto su primer trabajo en doblaje. Cuenta que fue una gran responsabilidad recrear a un personaje que en la versión original fue doblado por Beyoncé, una de sus cantantes favoritas.

“Cuando yo estaba haciendo la parte doblada, tenía la referencia de ella (Beyoncé) y sabía que eso era muy fuerte porque siempre al final está la comparación, yo como soy tan perfeccionista de saber si lo hice bien o lo hice mal, yo creo que ese fue mi mayor reto”.

También menciona que existe una gran diferencia entre prestar tu voz a un personaje e interpretarlo en vivo en un escenario pues debes enfocar toda tu energía en la grabación.

“Es la primera vez que hago doblaje, nunca le había prestado mi voz a un personaje, y te das cuenta que es totalmente distinto, porque yo había hecho a Nala en teatro, pero ahora hacerlo en una película era literal agarrar toda esa energía que desbordas en escena, en un escenario en vivo y ponerla en la grabación, eso fue un reto para mi”.

Fela Domínguez como Nala, en la puesta en escena de El Rey León. Foto: Instagram, dominguezfela

Fela coincide con Carlos Rivera en que El Rey León cambió por completo su vida y relata cómo fue que recibió la oportunidad de protagonizar uno de los musicales más importantes del mundo.

“Yo siempre mencionaba que no iba a hacer teatro jamás, que nunca iba a hacer teatro porque no había estudiado actuación, y yo veía al teatro musical como algo muy muy grande, que tienes que pasar por un proceso de estudios, los cuales yo no tenía”.

La actriz y cantante menciona que tuvo la oportunidad de audicionar en El Rey León porque una persona la vio en una Expo.

“Yo soy fan de asistir a la sound:check Xpo, iba caminando con mi papá y me ve una persona y me dice: ‘están audicionando para El Rey León, ¿no te gustaría audicionar?, es que traes el perfil’ y yo en qué momento, y de esa manera fue como nació lo de la obra, a partir de que yo entré a El Rey León México mi vida cambió por completo para bien.

Fela relata que no siempre ha disfrutado de las mieles del éxito, y que en muchas ocasiones quiso dejar de lado sus sueños, pero gracias al apoyo de su familia nunca se dio por vencida.

“He estado a punto de decir, no más porque es un medio en el cual estamos acostumbrados a irnos a la comodidad, a lo que funciona y a no arriesgar. Entonces de repente te llegan todas esas señales y quieres desistir. Tengo la fortuna de tener una familia muegano, una familia que me ha enseñado a tener fe ante todo, pero sobre todo a prepararme, entonces justo cuando estoy a punto de decir que no, llega esa gente que tengo a mi alrededor que me cobija y es cuando digo, ‘está bien, vamos adelante otra vez’ y pum, te llega”.

La interprete recalca que la preparación y disciplina son parte fundamental para que las personas pueden alcanzar todas esas metas que se propongan, cualidades

“Con mucha preparación y disciplina y si tu sigues trabajando a veces es mejor que te llegue lento, porque lo disfrutas más cuando te llega, cuando trabajaste y lloraste y fueron noches sin dormir”.

“A mi me ha costado trabajo, mira tengo 30 años y me ha costado mucho y aquí estoy en frente de ti diciéndote, vale la pena, no lo tiren, no lo tiren todo a la basura que tarde o temprano te tiene que llegar”.