El Presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que a pesar de que se violó su intimidad, no solicitará que se refuerce su seguridad. “Alguien montó esa provocación, pero no por eso voy a andar rodeado de guardaespaldas”, aseguró.

Ciudad de México, 20 de julio (SinEmbargo).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador acusó de “provocadores” al grupo de huelguistas que lo increpó anoche afuera del hotel en el que descansaba, ubicado en Ciudad Valles, San Luis Potosí.

“Me mandaron un grupo para provocar al hotel […] querían meterse hasta en la habitación”, refirió el mandatario en un diálogo con la comunidad del Hospital Rural de Axtla de Terrazas.

De acuerdo con medios, el mandatario primero minimizó el tema al decir que no le había pasado nada. Sin embargo, frente a la comunidad indicó que la protesta fue una provocación y violó su intimidad. 

“No tengo por qué protegerme con nada. Son unos provocadores, no respetan”, dijo. “Yo vengo a descansar […] Están invadiendo nuestra intimidad”, expresó.

El Presidente insistió en que a pesar de lo ocurrido, no solicitará que se refuerce su seguridad: “Alguien montó esa provocación, pero no por eso voy a andar rodeado de guardaespaldas”, aseguró.

El mandatario recordó que los 8 mil elementos del extinto Estado Mayor que cuidaban al Ejecutivo regresaron a sus cuarteles en la Secretaria de la Defensa Nacional (Sedena). “Al Presidente lo cuida el pueblo” y añadió que los manifestantes “fueron manipulados”.

El viernes por la noche, luego de viajar una hora y media de Río Verde a Ciudad Valles, el Mandatario se encontró con huelguistas de la Dirección de Agua Potable y Alcantarillado (DAPA), quienes intentaron entrar por la fuerza al lobby de del hotel en el que se hospedaba.