Los últimos minutos de antes de ser asesinada Lesvy no sólo fue golpeada en la cara por su novio y ex trabajador de intendencia de la UNAM, también habría sido él quien enredó el cable de un teléfono público en el cuello de la joven hasta asfixiarla, según consta en la reconstrucción de hechos presentada hoy por la familia de la joven de 22 años con base en pruebas y grabaciones proporcionadas por la universidad.

Ciudad de México, 20 de septiembre (SinEmbargo).- Un peritaje de reconstrucción de hechos demuestra cómo fue asesinada Lesvy Berlín Rivera Osorio el 3 de mayo de 2017. La joven se acercó a la cabina telefónica del campus central de la UNAM donde su pareja sentimental la esperaba. Ahí, cuando ambos estuvieron frente a frente, él tomó el cable del teléfono, lo pasó por detrás del cuello de la joven, lo enredó y después ejerció presión hasta asfixiarla.

La reconstrucción consta en un video presentado por la maestra en Ciencias Penales y Criminalística Adriana Rubio hoy en el noveno día del juicio contra Jorge Luis “N” , mismo que fue descrito a este diario digital por las abogadas de la familia Rivera Osorio. La grabación muestra cómo frente a la caseta del Instituto de Ingeniería el ex trabajador de la UNAM colocó una de sus piernas entre las de ella mientras enredó el cable del teléfono y ejerció presión sobre el cuello, lo que automáticamente hizo que Lesvy se desvaneciera.

La fractura en el hueso tiroides de Lesvy Berlín, que fue acreditada por peritos del Instituto de Ciencias Forenses y de la Procuraduría capitalina, así como por peritos independientes, la provocó la fuerza con la que Jorge Luis “N” presionó el cable en el cuello de su novia.

Para llegar a dichos resultados, los movimientos de Lesvy y Jorge fueron recreados por personas con sus mismas características físicas, mismos que se basaron en los fragmentos que se observan en los videos de la UNAM y los peritajes que incluye la carpeta de investigación sobre sus lesiones.

La reconstrucción de hechos también reveló que Lesvy pudo rasguñar a su agresor, toda vez que en las muestras de las uñas de la joven que elaboró la PGJ-CdMx se encontró ADN de hombre.

“Hubo una interacción entre Lesvy y Jorge Luis durante la maniobra de estrangulamiento”, aseguró Adriana Rubio al presentar su testimonio.

La madre de la víctima. Foto: Montserrat Antúnez Estrada, SinEmbargo.

Un peritaje de reconstrucción de hechos demuestra cómo fue asesinada Lesvy Berlín Rivera Osorio el 3 de mayo de 2017. Foto: Montserrat Antúnez Estrada, SinEmbargo.

Un peritaje de reconstrucción de hechos demuestra cómo fue asesinada Lesvy Berlín Rivera Osorio el 3 de mayo de 2017. Foto: Montserrat Antúnez Estrada, SinEmbargo.

Aunque no se pudo cotejar si el ADN pertenecía a Jorge Luis porque éste se negó a una revisión médica por parte de autoridades, la madre de Lesvy reveló en su testimonio que después del día del crimen vio que el ex trabajador de la UNAM tenía rasguños en su brazo izquierdo, mismos que en ese momento atribuyó a que los había hecho un perro.

Por otra parte, el peritaje descartó que las lesiones en el rostro de la joven de 22 años se las causara ella al golpearse contra la caseta telefónica mientras provocaba el supuesto suicidio.

De acuerdo con la especialista forense, el pómulo de Lesvy habría sido golpeado previo a su muerte por Jorge Luis “N”, a metros de la caseta, pues los videos de la UNAM revelan que el hombre la golpeó tan fuerte que provocó que se balancera.

El video con la reconstrucción de hechos fue descrito por las abogadas de la familia de Lesvy ya que durante su proyección en la audiencia los abogados de oficio de Jorge Luis “N” argumentaron que las imágenes podrían dañar el la integridad del imputado. Aunque las abogadas apelaron al principio de publicidad de audiencias que consta en el Código de Procedimientos Penales, el Juez Juan José Pérez Soto pidió a los medios y al público salir de la sala 1 de audiencias del Tribunal Superior de Justicia capitalino, ubicada en los juzgados del Reclusorio Varonil Oriente.

“No hay duda de que así pasó, de que así se cometió [el feminicidio de Lesvy], pero la defensa de Jorge Luis mostró deslealtad, siempre objetó nuestras preguntas y no permitió que se desahogaran nuestras pruebas de forma fluida”, expuso al término del juicio Sayuri Herrera Román, abogada de la familia de Lesvy.

Además de la reconstrucción de hechos hoy fue presentado un dictamen arquitectónico forense, la entrevista que una trabajadora social del Reclusorio Varonil Oriente hizo a Jorge, un peritaje socioantropológico, uno psicosocial y uno sociocultural, con ello la defensa legal de la familia Rivera Osorio concluyó su presentación de pruebas y el Juez José Juan Pérez convocó a otra audiencia el próximo 26 de septiembre para que Jorge Luis “N” presente las suyas.

Ayer, las abogadas Sayuri Herrera y Anayeli Pérez Garrido presentaron un peritaje del médico forense de origen guatemalteco José Mario Nájera que desmintió la teoría del suicidio. En él, el especialsita reveló que la causa de muerte de Lesvy Berlín fue asfixia por estrangulamiento, es decir, que una persona tuvo que colocarse a su lado izquierdo, delante de ella, para asesinarla.

Jorge Luis “N” es investigado por el feminicidio agravado de Lesvy cumple prisión preventiva en el Reclusorio Varonil Oriente desde junio de 2017. En un principio, la PGJ-CdMx lo vinculó a proceso por homicidio culposo, es decir, por no impedir el suicidio de su novia, pero meses después el Tribunal Superior de Justicia capitalino reclasificó el delito por el que se le imputó.