En las películas solemos ver escenarios impresionantes y hermosos que sirven de marco a las historias, algunos han usado diversos lugares de México como locaciones, tal es el caso de Veracruz, entidad elegida para películas como Romeo y Julieta protagonizada por Leonardo Di Caprio o Apocalypto de Mel Gibson.

Ciudad de México, 20 de septiembre (SinEmbargo).- Veracruz es un estado con una gran riqueza cultural, sones, danzas y comida deliciosa que enamoran a quien lo visita. Sus paisajes y edificios han ayudado a dar vida y a vestir historias de película, aquí te compartimos cinco cintas que usaron algún sitio de Veracruz como escenario.

APOCALYPTO

La película del 2006 dirigida por Mel Gibson, está ambientada en la época de la Cultura Maya y cuenta la historia de Garra Jaguar, un joven que es capturado por una tribu que ataca su aldea, su esposa embarazada y su hijo logran escapar del ataque, pero quedan atrapados en una fosa profunda. Garra Jaguar es llevado junto a otros prisioneros a través de la jungla camino a la ciudad Maya de la que provienen los atacantes; ahí, las mujeres son vendidas y los hombres son llevados a una pirámide para ofrecerlos como sacrificio. Garra Jaguar debe buscar la forma de liberarse y buscar a su familia, para la que aumenta el peligro cuando empieza a llover.

Las locaciones usadas en esta película fueron Catemaco, San Andrés Tuxtla y Paso de Ovejas, lugares del estado de Veracruz.

Catemaco es conocida como “Tierra de Brujos”. Foto: Cortesía

DAÑO COLATERAL

La cinta del 2002 protagonizada por Arnold Schwarzenegger, Elias Koteas y Francesca Neri, cuenta la historia de un bombero de Los Ángeles que viaja a Colombia para enfrentar a los asesinos de su esposa e hijo. La producción usó Coatepec y Alvarado, en Veracruz para las escenas que, en la historia, ocurrían en Colombia.

Coatepec es un Pueblo Mágico localizado a ocho kilómetros de la capital de Veracruz. Su nombre Coa-tepe-c viene de koatl que significa serpiente, Tepetl cerro, y C en, lo que se interpreta como “En el cerro de las serpientes”.

Calles de Coatepec. Foto: visitmexico.com

ROMEO Y JULIETA

La película protagonizada por Leonardo Di Caprio y Claire Danes en 1996, buscó refrescar y recrear la historia de Shakespeare ubicándola en un contexto moderno. Los Montesco y los Capuleto son familias rivales en negocios, los miembros más jóvenes sostienen una discusión que termina con la explosión de una estación de gasolina, justamente esta escena fue rodada en el puerto de Veracruz y tardó siete días.

Las playas de Veracruz también sirvieron de escenario para uno de los momentos clave en la historia: la muerte de Mercucio a manos de Teobaldo.

EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

La cinta mexicana dirigida por Arturo Ripstein en 1999 y basada en la obra del mismo nombre de Gabriel García Márquez, cuenta la historia de un Coronel que cada viernes espera en la estación una carta que anuncie el pago de una pensión; aunque todos saben que es en vano, él continúa esperando.

Chacaltianguis y Santiago Tuxtla sirvieron de escenario para la historia protagonizada por Fernando Luján y Marisa Paredes.

TRAS LA ESMERALDA PERDIDA

La película también llamada Dos bribones tras la esmeralda perdida, fue protagonizada por Michael Douglas, Kathleen Turner y Danny DeVito en 1984 y dirigida por Robert Zemeckis (que después dirigió Volver al futuro). La cinta que fue un éxito en taquilla grabó parte de sus escenas en Veracruz, específicamente en Jalcomulco.

Jalcomulco es un lugar especial para realizar turismo de aventura, ubicado en la zona central del estado, se localiza a sólo 29 kilómetros de Xalapa. Su nombre viene del náhuatl “Xalkomolko”, “xalli” significa arena y “komol” es olla o agujero; mientras que “ko” significa en, lo que se traduce “En el rincón de la arena”.

La topografía de Jalcomulco y en especial del río de los Pescados, ha convertido a este lugar en el sitio ideal para el descenso de río o rafting, para hacer escalada y rapel, ya que cuenta con numerosas barrancas e interesantes cerros como la barranca de Tuzamapan y Chicabaxtla, además del cerro Pizaltepec.

La variada topografía de Jalcomulco ha convertido a este lugar en el sitio ideal para el descenso de río o “rafting”. Foto: Cortesía