A través de un documento, Romero Hicks señaló que “el saldo de más de 70 mil muertos marcará el balance de esta administración y no puede ser el indicador frío de una estadística o punto de comparación con otros países”.

Ciudad de México, 20 de septiembre (SinEmbargo).— El coordinador de la bancada del Partido de Acción Nacional (PAN), Juan Carlos Romero Hicks, pidió no seguir profundizando la tragedia de la pandemia, por lo que consideró que la salud no debe estar ausente del presupuesto de gasto de 2020 y 2021 y exigió que se destinen 20 mil millones de pesos para la compra anticipada de la vacuna.

A través de un documento, Romero Hicks señaló que “el saldo de más de 70 mil muertos marcará el balance de esta administración y no puede ser el indicador frío de una estadística o punto de comparación con otros países”.

También pidió dejar de utilizar la pandemia como pretexto para “divisiones, descalificaciones, engaño masivo a la población o bien, repartir culpas”.

“Enfrentamos la ausencia de responsabilidad de un Gobierno que tampoco ha estado presente para resolver los problemas de salud de la población, aún desde antes del brote de COVID-19. Para muestra están los niños con cáncer y sus padres, reclamando medicamentos, los diabéticos y miles de enfermos de otros males que no encuentran una autoridad con capacidad para hacer su trabajo”, precisó el Diputado blanquiazul.

Posteriormente,  comentó que en el Presupuesto de Egresos de la Federación del próximo año “no se ve por dónde este Gobierno puede atender a los millones de mexicanos que reclamaban bienestar de la salud”, olvidando la deuda con los más de 73 mil muertos que ha dejado la pandemia.

Romero Hicks recordó que el costo para la vacuna contra la COVID-19 en su nivel más básico implica destinar 20 mil millones de pesos y éstos no se reflejan dentro del presupuesto general.

Por ello, informó que Acción Nacional buscará en la discusión del PEF 2021, que se destinen esos 20 mil millones de pesos para la compra anticipada para la vacuna, además de la relación de pruebas de coronavirus, protección al personal de salud, medicamentos necesarios, infraestructura hospitalaria y prevención.

“Con la reducción de varios rubros de salud, este Gobierno no cuenta con alguna reserva para realizar su compra ya que el dinero proveniente de los fideicomisos que había para utilizarlo en estas emergencias, ya no existe al ser utilizado por el Gobierno para fines que desconocemos pero que podemos adivinar en qué los empleó”, comentó Romero Hicks.

Finalmente, el legislador aseguró que en el paquete presupuestal que está a consideración del Congreso de la Unión se contempla un 3.4 por ciento de incremento para la vigilancia epidemiológica y para el control de comorbilidades, en particular, a los programas de vacunación se les incrementó 64 millones de pesos, con un fuerte rezago porque la población aumentó en 1.5 millones de habitantes.