La fuga de Javier Duarte de Ochoa, Gobernador con licencia de Veracruz, ha sumido a los familiares de desaparecidos en la indignación. No salen de su asombro y del horror, dicen. La justicia no se hizo para ellos, las víctimas, sino para los corruptos, los insensibles y los nefastos, afirma Araceli Salcedo, la mujer que en octubre del año pasado le reclamó a Javier Duarte su ineficiencia.

Ciudad de México, 20 de octubre (SinEmbargo).– Javier Duarte de Ochoa, Gobernador con licencia de Veracruz, calificado de “insensible”, “nefasto” y “corrupto”, se fue por la puerta grande y con la ayuda de las autoridades federales, dijo Araceli Salcedo, mamá de Fernanda Rubí Salcedo Jiménez , desaparecida desde hace cuatro años.

La mujer –conocida por increpar a Duarte en octubre de 2015 para reclamarle por los nulos resultados en el caso de su hija, mientras él se reía sin detenerse– afirmó que para los familiares de los desaparecidos de Veracruz es “completamente inaceptable” la actuación de la Procuraduría General de la República (PGR) y el Gobierno federal.

“Es increíble que a un tipo nefasto, insensible y corrupto le den la licencia así de fácil, no pongan a alguien para que lo vigile, si ya tenían la averiguación en la PGR, y que lo dejen ir así. Es indignante para todas las familias y reprobamos este hecho. En verdad ya no sabemos ni qué decir. No puede ser posible que no se sepa dónde está una persona que no pudo obtener ni siquiera su visa”, dijo Salcedo.

Arely Gómez González, Procuradora General de la República, confirmó ayer que el Ministerio Público Federal obtuvo una orden de aprehensión en contra de Javier Duarte por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

“A partir de ese momento y con la certeza de que se tenía a una orden de aprehensión emitida por el Poder Judicial competente, en ese momento es cuando se empieza a trabajar para su ubicación, pero siempre respetando absolutamente el debido proceso y los derechos humanos del presunto. El gabinete de seguridad, en coordinación, estamos trabajando para una posible ubicación […] Los delitos por los cuales se liberó la orden de aprehensión es por delincuencia organizada y lavado de dinero”, dijo.

La madre de una de las víctimas de la inseguridad de Veracruz consideró que Javier Duarte no está desaparecido y que es “obvio” que el Gobierno federal lo encubre.

“Ellos no pueden decir que está desaparecido, pero desaparecidos están nuestros hijos; él se fugó, no desapareció. Se fugó con la ayuda de alguien más, de alguna autoridad. No pueden decir que se fugó en un helicóptero y que nadie se dio cuenta, fue una cortina de humo muy grande y la verdad es indignante. Nosotros tenemos un dolor, un coraje, una rabia al ver la situación que estamos viviendo, la peor ola de violencia”, dijo.

Araceli Salcedo agregó: “Estamos aterrorizados. Ahora lo hizo él, ¿te imaginas cuántos gobernantes lo pueden hacer en réplica en todo el país? Nos queda claro que la justicia no existe para nosotros, sólo para la corrupción, el poder y las alianzas; para los convenios que ellos tienen. Nosotros decimos que desde nuestras trincheras luchamos contra la delincuencia organizada y contra la delincuencia autorizada que es el Gobierno”.

Salcedo recordó que cuando increpó a Duarte, no era la primera vez que lo hacía. En otras tres ocasiones ella y otros familiares de desaparecidos lo buscaron para pedirle una cita sin éxito. La madre de Fernanda tuvo una conversación sólo una vez, a los días de la desaparición de su hija, y fue todo.

“Pero el día que lo increpé demostró su falta de valores, de compromiso con el tema de los desaparecidos, una persona completamente nefasta, insensible al dolor”, añadió.

CON DUARTE O SIN ÉL, LA DELINCUENCIA PREVALECE

Araceli Salcedo dijo que Javier Duarte se fue, pero detrás dejó un Veracruz devastado y preso de la violencia y el crimen organizado.

“No porque él no esté se va acabar, la misma delincuencia está operando. Duarte es un actor principal en toda esta ola de violencia, pero esto va más allá de Veracruz; alguien lo está encubriendo porque sabe muchas cosas”, precisó.

Carlos Hermilo Orozco Benítez, tío de los desaparecidos de Tierra Blanca José Benítez de la O, Bernardo Benítez Arroniz y de Mario Arturo Orozco Sánchez, dijo en enero de este año a este medio digital que los veracruzanos viven con miedo, porque la policía es quien asesina a civiles.

“La misma policía, nos está aniquilando. Estamos en la vil calle ahora con este Gobierno, con estos levantamientos de la policía que tiene nexos con otros tipos de líneas y ellos están operando para entregárselos”, lamentó.

En esa ocasión Carlos Hermilo recordó que Veracruz vive con violencia desde hace años, pero que se intensificó durante la administración de Javier Duarte con retenes de policías que trabajan para el crimen organizado en las carreteras.

Hoy, con Duarte prófugo, la situación en la región es la misma. En la localidad de Tierra Blanca continúan “levantando jóvenes”.

“La violencia sigue en Tierra Blanca y hasta la región de Orizaba. Aquí los de Playa Vicente tenemos que cruzar a fuerza por ahí. Muy seguido están levantando jóvenes”, denunció.

Para el tío de tres de los cinco jóvenes desaparecidos de Playa Vicente, el Gobierno federal dejó “escapar” a Duarte.

“El mismo Gobierno lo pone a robar y después, él mismo lo saca. Nadie les va a creer que se fugó, ellos lo dejaron escapar: pide permiso para dejar de ser funcionario y a los días sale la orden de aprensión, pero Duarte ya no está”, consideró.