Los pollos son los animales terrestres más explotados. Foto: Igualdad Animal México

Pocas veces nos tomamos el tiempo de pensar y preguntarnos: ¿qué es todo lo que tiene que pasar para que esto que estoy comiendo llegue a mi plato? Cuando se trata de la carne, muy pocas personas desean saber lo que hay detrás, ¿por qué?, en ocasiones es incómodo adentrarse a la industria alimentaria, pero para cambiar la realidad, hay que conocerla.

¿Sabías que se estima que existen 3 pollos por cada humana/humano en el mundo? Los pollos son los animales terrestres más explotados y asesinados en el mundo, la creciente demanda por el consumo de su carne hace de la tierra un infierno para ellos.

Su primer día de vida comienza en las incubadoras industriales, apenas salen del huevo y ya perdieron su libertad. Todos son amontonados en cajas para luego ser transportados a las granjas donde serán criados por su carne, a estos pollos se les conoce como “broilers”.

Apenas salen del huevo y ya perdieron su libertad. Foto: Igualdad Animal México

Para satisfacer la demanda, los pollos han sido seleccionados genéticamente para crecer mucho en poco tiempo. Crecen tan rápido que sus cuerpos colapsan debido a que sus piernas no pueden sostener todo su peso, esto muchas veces resulta en muertes lentas ya que su limitada movilidad les impide llegar al agua y a la comida.

Pasan sus vidas amontonados en naves industriales donde el amoníaco de sus desechos se concentra, provocando quemaduras en sus pieles y daños en las vías respiratorias. Imagina lo terrible que sería vivir en estas condiciones.

Crecen tanto que sus piernas no soportan su propio peso. Foto: Igualdad Animal México

En México a los pollos se les suministra una gran cantidad de antibióticos para prevenir enfermedades, lo que provoca que generen resistencia a los mismos. Según un estudio publicado en septiembre del 2019 por la revista Science, se estima que la resistencia a los antibióticos en los animales tendrá consecuencias para la salud humana, los datos son alarmantes ya que se menciona que entre el 2000 y 2018, hubo un aumento en la resistencia superior al 50 por ciento.

Al cumplir sus 42 días de vida son subidos violentamente a los camiones que los llevarán al matadero. Siguen siendo unos bebés, pero tienen cuerpos de adultos. Cuando finalmente llegan, son colgados de sus patas, muchas veces sus frágiles piernas se rompen debido a que sus cuerpos se han vuelto muy pesados. Algo que pocas personas conocen, es que son sumergidos en agua electrificada después de ser colgados para aturdirlos antes de que sus cuellos sean cortados con un cuchillo, algunos recuperan la conciencia antes de que esto suceda y se desangran hasta que pierden la vida. Finalmente son introducidos en un tanque de agua hirviendo.

Muchas veces sus frágiles piernas se rompen debido a que sus cuerpos se han vuelto muy pesados. Foto: Igualdad Animal México

Todo esto sucede antes de que la carne de los pollos llegue a las bandejas que vemos en los supermercados, no se parece a lo que muestran en la publicidad, ¿verdad?

Si quieres hacer una diferencia en la vida de los animales, inscríbete al Semanario Vegano de Vegan Outreach, un programa gratuito donde te compartiremos vía correo electrónico: recetas, información de nutrición, recomendaciones de productos y consejos prácticos. ¡Es gratis! Presiona aquí para inscribirte.

Visita nuestras redes sociales:
Facebook: Vegan Outreach en Español
Instagram: VeganOutreach_Esp