Durante la presentación del programa “La Escuela es Nuestra”, el mandatario pidió no recurrir a la violencia, la discordia o al odio; sino a la paz y la tranquilidad, luego de que la detención de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, desatara una serie de enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa, el jueves pasado y el Gobierno federal optara por dejarlo en libertad “con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad de la sociedad”, según dijo Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Ciudad de México, 20 de octubre (SinEmbargo).– Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México, aseguró la tarde de este domingo que los conservadores y los autoritarios quieren que se gobierne en la actualidad de otra forma, sin embargo, consideró que cuando ellos tuvieron su oportunidad, “lo hicieron y no dio resultado, al contrario, enlutaron a México. Convirtieron a México en un cementerio“.

“Gobernamos obedeciendo al pueblo, defendiendo al pueblo, protegiendo al pueblo. Claro que vamos a lograr la transformación del país. Acabamos de tomar una decisión muy difícil, pero muy humana en el conflicto en Culiacán. Decidimos primero la vida de los seres humanos”, afirmó desde Oaxaca.

AMLO saluda a los oaxaqueños este domingo. Foto: Gobierno de México

Durante la presentación del programa “La Escuela es Nuestra”, el mandatario pidió no recurrir a la violencia, la discordia o al odio; sino a la paz y la tranquilidad, luego de que la detención de Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, desatara una serie de enfrentamientos en Culiacán, Sinaloa, el jueves pasado y el Gobierno federal optara por dejarlo en libertad “con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad de la sociedad”, según dijo Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

“La hermandad, el amor al prójimo, esa es la doctrina, la filosofía de este Gobierno. No nos importa que los conservadores, los autoritarios quieran que se gobierne de otra manera. Ya ellos lo hicieron y no dio resultado, al contrario, enlutaron a México. Convirtieron a México en un cementerio“, dijo frente a los oaxaqueños.

López Obrador reiteró que a lo largo de su administración “jamás” se tomará en cuenta una estrategia que busque “apagar el fuego con el fuego”, o “la violencia con la violencia”.

“Jamás vamos a reprimir al pueblo de México. Quiero agradecer al Ejército por la manera en que nos están ayudando para no utilizar la fuerza porque podemos resolver los problemas mediante el diálogo, no con lo irracional”, subrayó.

“¿Cuál es el sueño que tenemos? Que cuando todos los mexicanos tengan bienestar, que cuando haya justicia, vamos a serenar a México. Va a haber paz y tranquilidad. Esa es nuestra filosofía”, finalizó el Jefe del Ejecutivo federal.

En tanto, Alejandro Murat, Gobernador de Oaxaca, cerró filas con el Presidente, “porque queremos la grandeza de Oaxaca y con su liderazgo, la grandeza de México”.

Alejandro Murat y AMLO estrechan sus manos desde Oaxaca. Foto: Gobierno de México

LA VIOENCIA POR LA DETENCIÓN DE OVIDIO

A Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín Guzmán Loera, lo detuvieron el pasado 17 de octubre… pero criminales rodearon a las fuerzas de seguridad mexicanas, quienes optaron por dejar ir al criminal.

“Con el propósito de salvaguardar el bien superior de la integridad de la sociedad de Culiacán, los funcionarios del Gabinete de Seguridad acordamos suspender dichas acciones”, dijo Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, después de confirmar que habían capturado a Ovidio Guzmán López.

Antes dijo: “A las 15:30 horas, una patrulla integrada por 30 elementos de la Guardia Nacional y Sedena se encontraba realizando un patrullaje de rutina en el fraccionamiento Tres Ríos en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, cuando fueron agredidos desde una vivienda”.

“El personal de la patrulla repelió la agresión y tomó control de la vivienda, localizando en su interior a cuatro ocupantes. Durante dicha acción, se identificó a Ovidio Guzmán López”.

“Lo anterior generó que varios grupos de la delincuencia rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla. Así mismo otros grupos realizaron acciones violentas contra la ciudadanía en diversos puntos de la ciudad, generando pánico”.

En audios que circulan en redes se escucha a presuntos criminales festejando la presunta liberación de Guzmán López: “Ya rescataron al patrón”. “No tiren ni un balazo, no tiren ni un balazo”. Esas son las frases.

Autoridades federales confirman la captura y liberación de Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán, quien había sido aprehendido en las inmediaciones del sector de Tres Ríos. Foto: Especial, Cuartoscuro

Pistoleros del narcotráfico lanzaron el jueves una oleada violenta de bloqueos y balaceras en la ciudad de Culiacán después de la captura de uno de los hijos del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, el “Chapo”.

Los bloqueos de los sicarios, presuntamente gente del cártel de las drogas de Sinaloa, se extendieron a las salidas de la ciudad, que está prácticamente cercada con gente resguardada en sus lugares de trabajo y en sus casas y la actividad comercial suspendida.

El Gobierno del estado de Sinaloa llamó a la población “a mantener la calma, a no salir a las calles” ante lo que calificó como “hechos de alto impacto” que se presentan las últimas horas en Culiacán.

Ovidio, de 28 años de edad y apodado “El Ratón”, fue acusado hace un año de tráfico de cocaína, metanfetamina y marihuana.

“El Chapo” tuvo en total diez hijos con tres esposas distintas, cuatro con la segunda y unas gemelas con la tercera que fueron vistos durante su juicio en Estados Unidos.

Guzmán Loera purga sentencia de cadena perpetua en la prisión federal de máxima seguridad en Florence, estado de Colorado, considerada de las más seguras de Estados Unidos y del mundo, y que es conocida como “El Alcatraz de las Rocosas” o Supermax, al sur de Denver, Estados Unidos.

Los militares patrullan las avenidas principales de Culiacán. Foto: Omar Martínez, Cuartoscuro

Guzmán fue declarado culpable el pasado febrero de 2018 por un jurado de Nueva York de 10 cargos, incluida la participación en una empresa criminal continuada y tráfico de drogas, entre otros y sentenciado a cadena perpetua.

-Con información de EFE