Los resultados fueron presentados por la médica Patricia Rocco, coordinadora del estudio y especialista en enfermedades pulmonares con más de 30 años de experiencia, quien dijo en la ceremonia que el tratamiento demostró que la nitazoxanida fue “eficaz” en la reducción de la carga viral de pacientes que ya habían contraído COVID-19.

Brasilia, 20 de octubre (EFE).- El Gobierno brasileño anunció este lunes que obtuvo “resultados positivos” en un tratamientoprecoz” contra la COVID-19, mediante la aplicación del antiparasitario nitazoxanida en pacientes que tienen la enfermedad en su fase inicial.

El anuncio fue hecho en un acto encabezado por el Presidente del país, Jair Bolsonaro, quien recordó que en su momento defendió el tratamiento de la COVID-19 con hidroxicloroquina, que aún siembra dudas en la comunidad científica, y pidió no desconfiar ahora de las posibilidades que puede ofrecer la nitazoxanida.

Los resultados fueron presentados por la médica Patricia Rocco, coordinadora del estudio y especialista en enfermedades pulmonares con más de 30 años de experiencia, quien dijo en la ceremonia que el tratamiento demostró que la nitazoxanida fue “eficaz” en la reducción de la carga viral de pacientes que ya habían contraído COVID-19.

Explicó que, entre junio y agosto, 1 mil 575 voluntarios que tenían coronavirus en una fase inicial fueron tratados con ese fármaco y que en un 95 por ciento de los casos hubo una reducción de la carga viral “sin daños a las células pulmonares” ni otros problemas colaterales.

Rocco indicó que los pacientes recibieron 500 miligramos de nitazoxanida tres veces por día durante cinco jornadas, pero se abstuvo de ofrecer mayores detalles sobre el tratamiento porque los resultados del estudio han sido remitidos a una “importante revista científica” internacional para que sean cotejados.

El Ministro de Ciencia y Tecnología, Marcos Pontes, sostuvo que “la ciencia es la única arma que existe para combatir el virus” y valoró el esfuerzo realizado por los promotores del estudio.

“Tenemos un medicamento comprobado que es capaz de reducir la carga viral del coronavirus, con lo que se reduce el contagio y disminuye la posibilidad de que la enfermedad avance con más fuerza en el paciente”, aseguró Pontes.

“Es un medicamento de bajo costo, funciona para reducir la carga viral, pero no es preventivo, por lo que no se puede usar antes” de que una persona contraiga la COVID-19, declaró Pontes.