Luis Arce ya habló con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el que coincidió en trabajar para restablecer las relaciones con Bolivia.

Por Gabriel Romano

La Paz, 20 de octubre (EFE).- Luis Arce, virtual Presidente de Bolivia, confirmó a Efe que se darán salvoconductos a los exfuncionarios del Gobierno de Evo Morales, que hace más de un año fueron acogidos en la residencia oficial de la embajada de México en La Paz.

“Nosotros les vamos a dar el salvoconducto como lo han pedido. Ellos definirán qué hacer, no puedo decirles qué hacer, pero como entendemos que han pedido un salvoconducto, en aplicación de la normativa internacional se los vamos a dar”, anunció Luis Arce en una entrevista con Efe este martes en La Paz.

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, ha señalado que el nuevo Gobierno tendrá potestad sobre la dificultad que ha habido con México a raíz de los exfuncionarios acogidos en la residencia mexicana desde noviembre del año pasado.

“La actual canciller está cometiendo una ilegalidad al no aplicar toda la normativa internacional en tema de asilados. Ella debería haber dado salvoconductos”, dijo el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), al que sus principales rivales políticos en Bolivia y gran parte de la comunidad internacional ya reconoce como ganador de las elecciones del pasado domingo.

El político comentó que “por normativa internacional, creo que ha cometido crasos errores, ahí simplemente por un tema ideológico y lo lamento”, dijo.

Luis Arce ya habló con el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, con el que coincidió en trabajar para restablecer las relaciones con Bolivia.

“Me parece un abuso lo que ha hecho el actual Gobierno con la embajadora de México (María Teresa Mercado), que para mí ha hecho un excelente trabajo acá en Bolivia”, señaló sobre la expulsión en diciembre pasado de la diplomática mexicana por el Gobierno interino de Áñez.

“Es más, voy a pedir otra vez, si el Gobierno mexicano así lo desea, que nos vuelva a mandar a nuestra misma embajadora que estaba antes”, añadió.

La residencia mexicana acoge a varios exministros de Evo Morales y otros exfuncionarios, que han aguardado por casi un año los salvoconductos para salir de Bolivia, por procesos judiciales contra ellos por distintas acusaciones, como supuestos delitos de terrorismo y sedición.

El MAS denuncia que esas exautoridades son “perseguidos políticos” cuando a principios de noviembre pasado Evo Morales renunció a la Presidencia del país denunciando un supuesto golpe de Estado para derrocarlo.

Entre los solicitantes de salvoconducto están los exministros Juan Ramón Quintana, Héctor Arce, Javier Zavaleta, Wilma Alanoca y Hugo Moldiz, y otros exfuncionarios de menor rango.

Este caso produjo varios episodios de tensiones diplomáticas entre el Gobierno interino boliviano y el mexicano, por operativos policiales alrededor de la residencia diplomática.