GRANDES TEMAS

Activistas buscan a los padres de “Calcetitas Rojas”, asesinada en Edomex, ignorada por Del Mazo

20/11/2017 - 7:00 pm

Un nuevo retrato de la niña “Calcetitas Rojas” fue dado a conocer por la activista Frida Guerrera. Su esfuerzo intenta dar rostro a la víctima de asesinato de la que el Gobierno del Estado de México poco ha dicho, y de la sólo se ha limitado a enterrarla con el nombre de “Angelita”.

La campaña para conocer la identidad de la menor que fue hallada sin vida hace ya 8 meses en Nezahualcóyotl también se apoya de la plataforma Change.org, en donde se exige justicia y que se emita una ficha para tratar de identificarla. Hoy, el padre Alejandro Solalinde, también activista, llamó al Gobierno de Alfredo del Mazo a identificar a la niña y no dejarla, simplemente, en una fosa común.

La lentitud que las autoridades han mostrado en la indagatoria de la niña contrasta con la atención que las autoridades mexiquenses prestaron al caso del vicepresidente de Televisa Adolfo Lagos Espinosa, asesinado en las cercanías de Teotihuacán. Activistas consultados por este medio criticaron lo que llamaron “la justicia selectiva” que se aplica en la entidad gobernada por Del Mazo Maza.

Piden que se haga justicia a Lagos, pero que también se atienda de la misma manera a las familias que sufren a diario de violencia similar en una entidad que ha caído en un espiral de homicidios.

Ciudad de México, 20 de noviembre (SinEmbargo).- La artista forense Rosa Alejandra Arce ha vuelto a dar rostro a “Calcetitas Rojas”, la niña asesinada de entre tres y cinco años edad, hallada el pasado 18 de marzo en Nezahualcóyotl, Estado de México.

A ocho meses de que el cuerpo de la menor fue hallado en la avenida Bordo de Xochiaca aún no ha sido identificada. El pasado 2 de mayo, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México la enterró, hasta el momento el Gobierno del Estado de México no ha emprendido una campaña para hallar a su familia y el nombre de la pequeña y el nuevo Gobernador, Alfredo del Mazo, ni siquiera ha hablado sobre ella.

La activista Frida Guerrera ha intentado llenar ese vacío y desde el mes pasado ha emprendido una serie de acciones para poder dar nombre y justicia por el asesinato de la niña. Un retrato de la menor, más apegado al rostro real, es la última de los actos.

“Era una niña que merecía ser identificada antes de que la tiraran a una tumbas. Era invisible para mucha gente y la intención es hacerla visible y que la gente se sume a esta petición. Encontrando la identidad vamos a dar con quienes eran sus padres y su posible asesino”, dijo la activista en entrevista co n este medio.

Ya previamente, la joven activista había dado a conocer un retrato de “Calcetitas Rojas”, sin embargo tuvo que ser actualizado luego de que pudo tener acceso a imágenes del levantamiento del cuerpo en el que se distinguen más sus facciones.

La apatía que las autoridades han mostrado a la niña contrasta con la atención en casos de personas de influencia, apuntó la activista en referencia al reciente asesinato del vicepresidente de Televisa Adolfo Lagos Espinosa, en las cercanías de Teotihuacán.

“Ahí sí hubo respuesta inmediata. Pareciera justicia para mis amigos. Quien está cerca depareciera que sí merece ayuda, pero quien está lejos no. Menos una niña”, reclamó Guerrera.

La respuesta incluyó al propio Presidente Enrique Peña Nieto, quien en su cuenta expresó sus condolencias a los familiares.

Guerrera sostuvo que tiene dudas de que “Calcetitas Rojas” haya sido sepultada tal cual como lo indicaron las autoridades en el cementerio privado Parque Memorial, “el cuestionamiento es hacia las autoridades. ¿Por qué no se hizo lo que se hace siempre en cualquier parte del mundo? Emitir una ficha de identificación, tratándose de una niña. ¿Por qué no hablaron del caso hasta que nosotros diéramos a conocer el primer boceto del rostro?”.

La joven aseguró que la intención de sepultar a “Calcetitas Rojas” es un intento de cerrar el caso. Las autoridades mexiquense, por el contrario han señalado que nunca han dejado de buscar a la niña.

Frida Guerrera y Alejandro Solalinde, en busca de la identidad de “Calcetitas Rojas”. Foto: Especial

El 18 de marzo la menor fue encontrada en la Avenida Borde de Xochiaca, a la altura de la calle Virgen del Camino, en la Colonia El Sol. El parte policial apuntaló que la niña tendría entre 3 y 5 años. Su cuerpo estaba en posición bocarriba, semidesnuda y con distintos moretones en el cuerpo.

“Las autoridades han aceptado todo, menos que la niña fue violada”, señaló Guerrera.

El caso de Angelita es uno de 81 feminicidios infantiles, entre 0 y 14 años, en lo que va del año, de acuerdo con un recuento de Guerrera, quien se basa en información oficial y datos hemerográficos.

Entre enero y septiembre en el Edomex ha habido 177 homicidios intencionales de mujeres en el Estado de México.

El 19 de noviembre el Padre Alejandro Solalinde hizo un llamado público para que las autoridades de la Fiscalía mexiquense den más información sobre el caso.

“Quiero exigir que nos den respuesta a lo que han investigado acerca de esta pequeña para dar con su identidad. La niña es de todos y de todas. Su nombre es Calcetitas Rojas hasta dar con sus padres y también Yolloxochitzin”, solicitó el padre en un video compartido en sus redes sociales.

AMENAZAS A QUIEN INVESTIGA

Frida Guerrera, quien ha hecho una mapa detallado de los feminicidios en México, denunció haber sido amenazada en diversas ocasiones por las autoridades de la Fiscalía del Estado de México por el seguimiento que hace a diversos casos de feminicidio.

Esto pese a que la única autoridad con la que ha intercambiado alguna vez palabras es con la Fiscal Especializada en Feminicidios Irma Millan Velázquez.

“Pero, indirectamente me están haciendo llegar rumores de que me tienen vigilada. Me tienen fiscalizada, bien checada. Ya no son amenazas de muerte de gente en las redes sociales, sino intimidación por parte de la gente del Gobierno del estado que está enojada”, denunció Guerrera.

La situación que la ha orillado a buscar ayuda en el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, y a levantar denuncias penales para que se esclarezca quienes son los responsables.

“Traigo un botón de pánico, directamente, conectado con la PGR […]. Llevo unos meses en el Mecanismo y espero que no tenga que pasarme algo para que hagan las cosas”, expuso.