“Es un tema estructural. Normalmente la economía mexicana durante muchos años, incluso décadas atrás, como sabemos, dependía mucho del petróleo. Ahora la gran contribución económica en realidad es el Tratado de Libre Comercio (de América del Norte)”, expuso Samuel Vázquez, economista principal de BBVA México.

México, 20 de noviembre (EFE).- BBVA advirtió este miércoles un crecimiento desigual de la economía mexicana con una desaceleración de la mayoría de los sectores y con una concentración mayor de actividad económica en los estados del norte que en los del sur.

Los sectores con mayor crecimiento en el primer semestre del año son apoyo a negocios (en 5.8 por ciento), servicios financieros (4.2) y la industria agropecuaria (3.4), detalló Samuel Vázquez, economista principal de BBVA México, al presentar el reporte de la situación regional y sectorial.

Otro de los sectores con mayor crecimiento, en un contexto en el que el PIB nacional creció al 0.2 por ciento en el segundo trimestre, ha sido el comercio minorista, que incrementó en 2.5 por ciento.

En cambio, el análisis detectó en el mismo periodo una contracción de sectores clave para la economía mexicana, como la minería (con -7.7 por ciento), corporativos (-4), construcción (-3.8) y Gobierno (-3.5).

Vázquez atribuyó esto a las características de la economía nacional y a la política energética del país, al ejemplificar que las exportaciones del sector agropecuario crecieron a una tasa de 5.4 por ciento anual en el periodo analizado.

“Es un tema estructural. Normalmente la economía mexicana durante muchos años, incluso décadas atrás, como sabemos, dependía mucho del petróleo. Ahora la gran contribución económica en realidad es el Tratado de Libre Comercio (de América del Norte)”, expuso.

Al presentar sus resultados trimestrales, en octubre, el español BBVA atribuyó el crecimiento de 6.9 por ciento del beneficio neto de su filial mexicana, en el acumulado de enero a septiembre de este año, al dinamismo en el crédito y a la bancarización digital, pese a las condiciones macroeconómicas del país.

En esa ocasión, Eduardo Osuna, director general de BBVA México, advirtió que el sector público y privado mexicanos necesitan invertir en infraestructura física para superar el estancamiento o será “imposible tener crecimiento” económico.

En ese sentido, Gerónimo Ugarte, economista senior de BBVA, consideró este miércoles que los proyectos de infraestructura para el sur y sureste del país, como el Tren Maya y la refinería Dos Bocas, además de los planes de inversión pública y privada, como el Pacto Oaxaca, aliviarán el rezago de esa región.

“Existe una inercia y el crecimiento está muy centrado en la frontera norte del país y en el Bajío (región central), especialmente en las entidades manufactureras y de exportación. Sin embargo, empezamos a ver que hay esfuerzos para fomentar crecimiento en otras regiones”, argumentó Ugarte.

Los estados mexicanos que cerrarán el año con mayor contracción económica, según prevé el especialista, son Tabasco (-7.7 por ciento), Baja California Sur (-5.5), y Campeche (-2.5).

En cambio, estimó mayor crecimiento económica para Colima (3.3 por ciento), Chihuahua (2.8) y Tlaxcala (2.8).

El banco español, que ha apostado por la digitalización financiera en el país, planea terminar el año en México con una inversión total de 5 mil millones de pesos (unos 260.4 millones de dólares), de los que 70 por ciento serán para infraestructura tecnológica y 30 por ciento en física.