El Gobierno de Trump ya ha librado a una decena de componentes de Apple de los aranceles del 15 por ciento sobre importaciones chinas por valor de 112 mil millones de dólares que entraron en vigor en septiembre, casi dos años después de que comenzara la guerra comercial con China.

Washington, 20 nov (EFE).- El Presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este miércoles que se está planteando eximir los productos de Apple de los aranceles a las importaciones de China y se mostró pesimista sobre las negociaciones comerciales con el gigante asiático, al considerar que Pekín no está “dando la talla” en las conversaciones.

Trump se pronunció así durante una visita junto al presidente de Apple, Tim Cook, a una planta en Austin (Texas) que acaba de empezar a fabricar el nuevo ordenador de sobremesa Mac Pro, después de que la compañía californiana cancelara su plan de mover el ensamblaje de ese producto a China.

“Estamos pensando en eso”, respondió Trump al ser preguntado por la posibilidad de emitir una excepción para los productos de Apple.

“Tenemos que tratar a Apple de una forma al menos un poco parecida a como tratamos a Samsung”, que no está afectada por los aranceles por tener base en Corea del Sur, agregó el presidente.

Trump dio varias muestras de sintonía con Cook, que lleva meses presionando para que la Casa Blanca exima de sus aranceles a China los iPhones y ordenadores de Apple, cuya cadena de producción está íntimamente relacionada con el gigante asiático desde hace años.

“Me ha dicho que tenemos la economía más fuerte del mundo”, afirmó Trump sobre Cook, al que pidió repetir esa frase.

El Gobierno de Trump ya ha librado a una decena de componentes de Apple de los aranceles del 15 por ciento sobre importaciones chinas por valor de 112 mil millones de dólares que entraron en vigor en septiembre, casi dos años después de que comenzara la guerra comercial con China.

Sin embargo, los iPhone, AirPod y el reloj de pulsera Apple, que están entre los productos más valorados por los consumidores, sí que podrían resultar afectados por la próxima subida de aranceles del 10 al 15 %, que entrará en vigor el 15 de diciembre si Trump no la frena.

Trump se mostró hoy escéptico sobre las negociaciones con China, al insistir en que el Gobierno chino tiene “mucho más interés en llegar a un acuerdo” que él.

“No creo que estén dando la talla al nivel que yo quiero”, replicó al ser preguntado por qué él no tiene tanto interés en un acuerdo.

Trump tenía previsto firmar el pasado fin de semana una “primera fase” de acuerdo con China para contener la guerra comercial junto al Presidente chino, Xi Jinping, pero la cancelación de la cumbre del APEC, que iba a celebrarse en Chile, dejó esas negociaciones en el aire.

La Casa Blanca indicó inicialmente que el acuerdo se firmaría en el mismo plazo, pero todavía sigue sin haber fecha ni lugar para la reunión entre Trump y Xi.

El mandatario estadounidense ha dado señales de pesimismo esta semana, y este martes advirtió de que si no llega a un acuerdo con China, “los aranceles subirán aún más”.