Romo detalló que la inversión privada es el principal motor de desarrollo económico en el país, ya que representa un 87 por ciento de la inversión total, por lo que expresó que ésta debe regularse, canalizarse y planificarse.

Ciudad de México, 20 de noviembre (SinEmbargo).– Alfonso Romo, Jefe de la oficina de la Presidencia, señaló que el Gobierno de México está manejando la economía del país como si tuviera un crecimiento del nueve por ciento y no con los números reales, en los que se reporta un decrecimiento del nueve por ciento.

Durante su participación el día de ayer en la XLII Convención Nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el funcionario explicó que la crisis económica por la pandemia afectó a México desde diferentes puntos, por lo que la actual administración debe adoptar “una cultura de que tenemos prisa“.

Agregó que se está manejando una política monetaria muy conservadora.

“Como mensaje toral es invitar al país, al Gobierno al que yo pertenezco, a que tengamos una cultura de que tenemos prisa; no podemos manejar un país que está decreciendo cercano al nueve por ciento y lo estamos manejando como si estuviéramos creciendo al nueve por ciento”, refirió.

Romo detalló que la inversión privada es el principal motor de desarrollo económico en el país, ya que representa un 87 por ciento de la inversión total, por lo que expresó que ésta debe regularse, canalizarse y planificarse.

Añadió que sólo de esta forma se podrá activar el dinero disponible en el territorio mexicano y contrarrestar el impacto a causa de la COVID-19.

“Necesita planificar a mediano y largo plazo; para ello se necesita certidumbre. Podemos cambiar las reglas del juego que sean necesarias, pero una vez cambiadas o preestablecidas, éstas deben de permanecer y ser transparentes. Sólo con certidumbre podremos activar los 30 mil millones de dólares disponibles para inversión inmediata que comenta la Amexcap (Asociación Mexicana de Capital Privado). Sólo con certidumbre también podremos activar los 1.2 billones de pesos de la banca. Dinero disponible hay, sólo tenemos que trabajar en dar certidumbre”, expresó.

Finalmente comentó que esta certidumbre permitirá que los inversionistas miren a México y lo elijan para depositar capital, por lo que exhortó a “no desperdiciar oportunidades”.

“La competencia mundial por la inversión directa arrecia, es una guerra, la guerra comercial ya está servida en tres bloques poderosos: América del Norte, Europa y Asia-Pacífico; ganará aquel que ofrezca más certidumbre a los inversionistas. Esto dependerá de nuestras decisiones, de que nosotros como Gobierno infundamos certidumbre. El panorama mundial no está para desperdiciar oportunidades”, terminó.

MÉXICO TIENE UN AÑO DE “OXÍGENO”

La ratificación del grado de inversión en México que ejecutó la agencia calificadora Fitch Ratings le da al país un “año de oxígeno” para emprender la recuperación económica, aseguró Alfonso Romo en el mensaje inaugural de la Convención Nacional del Instituto de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), “Economía incluyente: Inversión y crecimiento con enfoque social”.

Expuso que aunque aún está pendiente el aumento en la inversión privada la nota ratificada abona a la certidumbre que se requiere para que esta llegue.

“Esto nos da un año de oxígeno para actuar y lograr la recuperación, y el Banco de México reconoció que hay claras evidencias de que la recuperación se está aproximando a sus mejores previsiones”, dijo el empresario.

El 11 de noviembre la agencia calificadora Fitch Ratings ratificó la calificación crediticia de México (BBB-) y la mantuvo con perspectiva estable. La nota del país se mantiene en la categoría de grado de inversión, con lo que el sector público y privado nacionales continúan con acceso a condiciones favorables en los mercados internacionales, especialmente ahora, con la coyuntura económica.

El Jefe de la Oficina de la Presidencia aseguró que la administración actual mantiene una gestión responsable de la deuda pública y del déficit fiscal, elementos que colaboran con la recuperación de la economía del país.