El principal motivo de este cambio de planes es la incertidumbre que está provocando la preocupante evolución de la pandemia coronavirus, que ha provocado no solo el retraso de estrenos en cines, sino que parte de las principales fuentes de ingresos de la compañía, los parques temáticos, estén aún cerrados generando pérdidas millonarias.

Madrid, 20 de noviembre (EuropaPress).– Disney está barajando la posibilidad de estrenar los siguientes remakes de sus clásicos animados, Cruella, Pinocho y Peter Pan, directamente en Disney+, en lugar de tener un estreno en salas comerciales, tal y como estaba planeado inicialmente.

Según informa Deadline, la factoría aún no ha tomado una decisión en firme, pero es una posibilidad que está sobre la mesa. Tras el aparente éxito de Mulán y el lanzamiento programado de Soul, de Pixar, para el 25 de diciembre, Disney parece seguir apostando por estrenar contenido a su plataforma, en lugar de optar por un estreno simultáneo con salas de cine.

El principal motivo de este cambio de planes es la incertidumbre que está provocando la preocupante evolución de la pandemia coronavirus, que ha provocado no solo el retraso de estrenos en cines, sino que parte de las principales fuentes de ingresos de la compañía, los parques temáticos, estén aún cerrados generando pérdidas millonarias.

La apuesta por enfocarse en el contenido en streaming es buscar que Disney+ sea una de las principales fuentes de ingreso a corto y medio plazo. Las suscripciones a la plataforma ascendieron hasta los 73,7 millones a inicios de octubre, gracias al éxito de The Mandalorian, cuya segunda temporada comenzó a emitirse el pasado 30 de octubre, y la distribución de pago de ‘Mulan’.

AUMENTAR LAS SUSCRIPCIONES EN DISNEY+   

Aunque las cifras de casi 75 millones de suscripciones de Disney+ están lejos de los más de 195 millones de abonados que tiene actualmente Netflix, el ritmo de crecimiento de usuarios está siendo lo suficientemente rápido como para que los ejecutivos del estudio consideren que la llegada de nuevas producciones al servicio en streaming puede acelerar más el incremento de inscripciones.

Hay que tener en cuenta que ese volumen de abonados se ha conseguido estando presente en muchos menos países que los 190 en los que está presente Netflix. Hace un año Disney+ se lanzó en Australia, Canadá, Estados Unidos, Países Bajos y Nueva Zelanda y, desde el 24 marzo, también estuvo disponible en Alemania, Austria, España, Irlanda, Italia, Reino Unido y Suiza.

Una lista a la que en los últimos meses se han ido agregando otros países europeos como Francia, Bélgia o Dinamarca e importantes mercados como India o Japón y que desde el pasado 17 de noviembre cuenta con la mayoría de paises Latinoamericanos, lo que supondrá un notable incremento de abonados.

De momento, el plan para priorizar el servicio de streaming plan solo afectaría a sus producciones más familiares y no a los títulos de sagas potentes como Marvel o Star Wars, tampoco afectaría a Raya y el último dragón, el nuevo clásico Disney de animación, o a Luca, la siguiente cinta de Pixar, en un principio.

Cruella es una especie de spin-off del clásico 101 dálmatas que dirige Craig Gillespie y que protagonizan Emma Stone y Emma Thompson. La versión en imagen real de Pinocho la lidera Robert Zemeckis, con Tom Hanks como protagonista. El remake de Peter Pan se titulará Peter Pan y Wendy y estará dirigido por Peter Lowery, que cuenta con Yara Shahidi para el papel de Campanilla.