Germán Martínez Cázares, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dijo que pondrá atención “para contar con criterios claros y transparentes en los gastos para campañas, a los que se asignó un presupuesto cercano a los 700 millones de pesos, por lo que instruyó dar seguimiento a las exigencias del #ColectivoMediosLibres”.

Ciudad de México, 20 de diciembre (SinEmbargo).- Germán Martínez Cázares, director del IMSS, dijo hoy que el Instituto que dirige gastará en publicidad de manera transparente y sin sobrecosto, como lo han demandado integrantes de la sociedad civil.

No se gastará más de los que está presupuestado por la Cámara de Diputados y por el Consejo Técnico, señaló. Los recursos se manejarán bajo los criterios del colectivo #MediosLibres.

Martínez Cázares dijo que adoptará “las exigencias del colectivo Medios Libres para que el gasto de publicidad en el Instituto Mexicano del Seguro Social tenga criterios claros y transparentes”.

Agregó que pondrá especial atención “para contar con criterios claros y transparentes en los gastos para campañas, a los que se asignó un presupuesto cercano a los 700 millones de pesos, por lo que instruyó dar seguimiento a las exigencias del #ColectivoMediosLibres”.

El Instituto dará a conocer a la opinión pública cómo se va a gastar el dinero en publicidad oficial, detalló.

Respecto al ajuste al gasto corriente que realizará el Instituto por más de cuatro mil 200 millones de pesos, a fin de cumplir con las medidas de austeridad republicana, Martínez “señaló que los esfuerzos se centrarán en insumos administrativos, plazas eventuales, asesorías nacionales e internacionales, gastos para viajes y automóviles particulares, así como la reestructuración de áreas en oficinas centrales y delegaciones, sin comprometer la compra de medicamentos, material de curación ni contratación de personal médico”.

En noviembre, SinEmbargo informó que a pesar de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presenta diversos problemas como hospitales colapsados o sin terminar, casos de mujeres que parieron sin atención, negligencia médica y falta de cobertura, la dependencia gastó año con año un presupuesto para promocionar los informes de Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto y también pagó campañas para hablar de sus acciones de gobierno y la creación de empleos.

De acuerdo con la solicitud de información0064102323118, realizada por SinEmbargo, de 2013 a 2018, el IMSS pagó 3 mil 524 millones 985 mil 404 pesos en 25 campañas, de las cuales, nueve fueron para promocionar los actos del Presidente y costaron mil 687 millones 751 mil 529 pesos, es decir, el 47 por ciento del dinero que según los reglamentos de la Secretaría de Gobernación debe ser utilizado para campañas de comunicación social y no de promoción.

De acuerdo con los informes anuales del IMSS, aunque se avanzó en el registro de trabajadores formales, la infraestructura no ha sido suficiente para brindar la atención necesaria con la construcción de 12 hospitales y 40 unidades de medicina familiar que contempla en su plan de inversión.

Ayer, el colectivo #MediosLibres exigió al Gobierno Federal reducir el monto asignado a comunicación social anunciado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 y la abrogación de la #LeyChayote, la cual, aseguró, no garantiza el buen ejercicio de los recursos públicos.

“Desde el Colectivo #MediosLibres exigimos al Presidente de la República y al Congreso de la Unión, la urgencia de tener una legislación que atienda los problemas actuales sobre libertad de expresión derivados del mal uso de la publicidad oficial, sobre todo cuando la LGCS institucionaliza y legaliza las malas prácticas”, señaló.

#MediosLibres indicó que el presupuesto para comunicación social en 2019 es de 4 mil 258 millones de pesos y dijo que el Gobierno no ha justificado cómo se presupuestó esta cantidad o bajo qué plan o estrategia de comunicación social se basó.

“Es de suma importancia que los ejercicios sobre publicidad oficial sean transparentes y públicos”, indicó.

El colectivo recordó que en mayo de este año se publicó la Ley General de Comunicación Social (LGCS), que permite la discrecionalidad en el ejercicio de los recursos públicos, contribuyendo al uso de la publicidad oficial para controlar las líneas editoriales de los medios, generando censura indirecta y vulnerando el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información.

#MediosLibres denunció que la #LeyChayote entrará en vigor el 1 de enero y no contiene controles suficientes en materia de comunicación social, situación que fomentaría el uso proselitista del dinero público. Además, señaló que la LGCS no se apega a lo establecido en el párrafo octavo del artículo 134 constitucional, ni a lo establecido en la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“La #LeyChayote debe ser abrogada y emitirse una nueva que contemple criterios claros y transparentes para la asignación de la publicidad oficial, así como emitir los candados necesarios para evitar sobreejercicios. Es importante recordar que desde el Colectivo #MediosLibres elaboramos una iniciativa de ley de publicidad oficial la cual debe ser discutida y revisada a la par de que el Congreso atienda de igual forma la iniciativa que abrogue la LGCS”.

Los firmantes indicaron que llama la atención que la Secretaría de Gobernación busca la aprobación de un presupuesto en comunicación social de un mil 786 millones de pesos, monto superior en un 854.83 por ciento respecto a los 180 millones de pesos presupuestados en 2018 para el mismo rubro.

El colectivo aseguró que las medidas de austeridad anunciadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador no serán efectivas si el Presupuesto de Egresos no fija topes para la modificación del gasto en materia de comunicación social.