Galileo

La mutación que obligó a aislar a Inglaterra es más contagiosa. Es lo que sabemos. ¿Y más mortal?

20/12/2020 - 7:02 pm

La presidencia alemana de la Unión Europea (UE) ha convocado una reunión urgente al más alto nivel para mañana lunes con el fin de coordinar una respuesta comunitaria a la nueva variante de COVID-19 detectada en el Reino Unido.

Londres, 20 de diciembre (EFE).- Más de 20 millones de personas están desde este domingo confinadas en Inglaterra al entrar en vigor estrictas medidas restrictivas por el alarmante aumento de los casos de COVID-19, que el Gobierno británico vincula a una nueva cepa.

El Reino Unido ya ha comunicado a la Organización Mundial de Comercio (OMS) de la aparición de la nueva variante del coronavirus.

Si bien no hay pruebas de que pueda provocar más muertes o que tenga un impacto en la efectividad de las vacunas ya desarrolladas, los científicos han alertado de que esta cepa es más infecciosa y se expande con más facilidad, lo que podría aumentar el R -el número reproductivo de una enfermedad infecciosa-.

El R está actualmente en todo el Reino Unido entre 1,1 y 1,2, lo que implica una propagación “exponencial” del virus.

El director científico del Gobierno, Patrick Vallance, ha indicado que la cepa -conocida como VUI 202012/01- pudo tener su origen en Londres o en Kent (sureste inglés) en septiembre.

“Esta nueva variante no solo avanza rápidamente sino que se está volviendo la variante dominante”, agregó.

Países europeos comenzaron a cerrar sus fronteras al Reino Unido. Foto: EFE.

El primer ministro británico, Boris Johnson, impuso el sábado draconianas medidas para Londres y amplias zonas del sureste de Inglaterra, que desde hoy están en el nivel de riesgo 4 -grave-, con el cierre de tiendas no esenciales, gimnasios, peluquerías, así como la prohibición para pasar a otras áreas del país.

Con estas reglas, se han modificado también los planes flexibles que había autorizado el Gobierno entre el 22 y el 28 de diciembre para que familias y amigos pudieran juntarse para las navidades.

Quienes vivan en el nivel 4 no podrán unirse a otras personas que vivan en niveles inferiores, mientras que el resto de Inglaterra que esté entre los niveles 1 a 3 -bajo, moderado y sustancial-, esta flexibilidad estará reservada únicamente para el día de Navidad, medida que también se aplicará en Escocia y Gales.

Las reglas establecidas en Inglaterra durarán dos semanas y serán revisadas el próximo 30 de diciembre.

OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) está cooperando con las autoridades del Reino Unido, donde esta semana se anunció la detección de una nueva variante del SARS-CoV-2.

“Estamos en estrecho contacto con funcionarios del Reino Unido sobre la nueva variante del virus covid-19. Continuarán compartiendo información y resultados de sus análisis y estudios en curso. Actualizaremos a los Estados miembros y al público a medida que obtengamos más información sobre las características de esta variante del virus y sus implicaciones”, publicó la organización en su cuenta de Twitter.

Este lunes, el secretario británico de Salud, Matt Hancock, anunció la detección de una cepa mutada en el territorio de su país. Según afirmó, la variante fue identificada por primera vez en Kent la semana pasada y su propagación está aumentando más rápido que la de la previamente existente, con más de 1.000 casos ya encontrados. Asimismo, sostuvo que es similar a la mutación descubierta en otros países en los últimos meses.

Países se preparan para un nuevo confinamiento. Foto: EFE.

“No sabemos hasta qué punto esto se debe a la nueva variante, pero sea cual sea su causa, tenemos que tomar medidas rápidas y decisivas que, lamentablemente, son absolutamente esenciales para controlar esta enfermedad mortal mientras se lanza la vacuna”, dijo Hancock ante la Cámara de los Comunes.

El martes, la jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, informó que no hay datos que muestren que la mutación del SARS-CoV-2 identificada recientemente en el Reino Unido se distinga en su comportamiento de otras cepas del virus.

UE SE PREPARA 

La presidencia alemana de la Unión Europea (UE) ha convocado una reunión urgente al más alto nivel para mañana lunes con el fin de coordinar una respuesta comunitaria a la nueva variante de COVID-19 detectada en el Reino Unido.

“La Presidencia ha invitado a los estados miembros de la UE a una reunión urgente del mecanismo de crisis de la IPCR (respuesta política integrada a la crisis, en sus siglas en inglés) mañana por la mañana a las 11.00 horas”, tuiteó este domingo su portavoz, Sebastian Fischer.

Los acuerdos adoptados a través del citado mecanismo respaldan la toma de decisiones rápida y coordinada a nivel político de la UE para crisis importantes y complejas.

La agenda de la reunión, precisó Fischer, será la “coordinación de la UE sobre la respuesta a la recién identificada variante COVID-19 en el Reino Unido”.

Para preparar la cita del lunes, el gabinete del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, convocó una videoconferencia a nivel de técnicos este domingo.

En esa reunión, los representantes de “los estados miembros intercambiaron información sobre las medidas que pretenden aplicar en las próximas horas”, como “prohibición de vuelos” y nuevas medidas sobre tests PCR.

España, Francia y Alemania pidieron este domingo a las autoridades de la UE una respuesta comunitaria coordinada sobre prohibir el tráfico aéreo con el Reino Unido, después de que varios países lo hayan hecho tras confirmar Londres la aparición de esa nueva variante del COVID-19.

El Elíseo avanzó hoy que el presidente francés, Emmanuel Macron, había hablado sobre la situación sanitaria en el Reino Unido y sobre el Brexit con la canciller alemana, Angela Merkel, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

La videoconferencia convocada este domingo por el gabinete de Michel tenía como fin “compartir información a nivel de las capitales sobre el último desarrollo de la variante del virus y las medidas relacionadas con él”, indicaron las fuentes europeas.

Esta reunión telemática involucró “a representantes de los estados miembros”, pero “no a nivel de líderes”, precisaron las fuentes, al dejar claro que es independiente de los contactos puntuales mantenidos este domingo a más alto nivel.

Países Bajos, Bélgica, Italia y Austria decidieron prohibir los vuelos con el Reino Unido, mientras que Irlanda impondrá restricciones desde la próxima medianoche y Grecia exigirá a partir de mañana una cuarentena de siete días a todas las personas que lleguen desde allí.