Este jueves el dólar rebasó la barrera de los 19 pesos luego de estar a la venta hasta en 18.90 pesos por la mañana. El Secretario de Hacienda asegura que hoy el peso no está en su “valor real” por lo que, al tratarse de un “fenómeno temporal”, en las próximas semanas se recuperará cuando los mercados internacionales se calmen. En contraste, las principales bolsas cerraron con ganancias por el rebote técnico de los precios del petróleo. La mezcla mexicana se recuperó y cerró en 20.32 dólares por barril.

Foto: Cuartoscuro.

El dólar en 19.10 pesos, el sexto máximo histórico de 2016. Foto: Cuartoscuro.

–Actualización 16:35 horas

Ciudad de México, 21 de enero (SinEmbargo).– Hace un año, el miércoles 21 de enero, el dólar en bancos concluyó en un promedio de 14.67 pesos. Sin embargo, hoy, en un entorno de nerviosismo de los inversionistas por la evolución de la economía mundial y el exceso de oferta de petróleo, el dólar rompió la barrera de los 19 por uno hasta concluir en 19.10 pesos en Inbursa, 20 centavos más que ayer, y en 19.05 pesos en Banamex. El dólar interbancario, en tanto, cerró en 18.7525 sin que el Banco de México (Banxico) subastara.

Este jueves el billete verde en bancos sumó su sexta máxima cotización en la historia mientras que las principales bolsas ganaron por un ligero repunte en los precios del petróleo. La mezcla mexicana registró una recuperación de un dólar con 42 centavos con respecto al día anterior y se cotizó en 20.32 dólares por barril, de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex).

El valor alcanzado hoy por la imparable divisa estadounidense rebasa con creces los 17.70 por unidad con los que comenzó este volatil 2016, y con ello, tan solo en lo que lleva el año, el peso ya se depreció 7.9 por ciento frente al dólar.

El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, dijo en entrevista con Grupo Fórmula que hoy el peso no está en su valor real. Hay “una depreciación importante en divisas de países emergentes, incluyendo el peso mexicano”, pero aseguró que es un “fenómeno temporal” y que habrá de corregirse en un futuro hasta que el peso recupere “su valor real”.

En la entrevista radiofónica destacó que “la preocupación es de carácter global, en los mercados de todo el mundo”. Pero, desde Davos, Suiza, donde se celebra el Foro Económico Mundial, declaró que “a México se le ve bien, sigue siendo un destino muy atractivo para el capital”. El peso mexicano, agregó, es de las ocho monedas más fuertes frente a otras divisas.

Agustín Carstens Carstens, Gobernador del Banco de México (Banxico), dijo por su parte en una entrevista con Bloomberg TV que aunque las subastas diarias de dólares están funcionando bien para evitar desequilibrios en el mercado, la Comisión de Cambios tiene que evaluar la posibilidad de ampliarlas o cambiar la cantidad.

“Una cosa es suavizar las fluctuaciones, y otra es defender un nivel”, dijo Carstens también desde el Foro Económico Mundial.

Expuso que la falta de liquidez está impulsando cambios en los mercados de divisas más que los fundamentos, por lo que, comentó, los mercados emergentes necesitan construir una caja de herramientas de medidas para garantizar la liquidez en sus países.

Durante la mañana se reportó que el Presidente Enrique Peña Nieto reconoció que el peso aplastado por el dólar es un tema “que genera cierta inquietud entre los mexicanos”, por la asociación que se hace entre el tipo de cambio y una crisis económica, dijo a la prensa al término de su gira por el Medio Oriente. El lunes el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó a la baja su expectativa de crecimiento para México de un 2.8 a un 2.6 por ciento para 2016. Pero el mandatario subrayó que el comportamiento actual de los mercados “ocurre en el mundo entero” por lo que ”no es por razones propias del desempeño propio de nuestra economía”, expuso.

Banco Base explicó que el tipo de cambio se vio presionado debido a que los mercados de capitales de Asia mostraron pérdidas, encabezadas por la caída del 3 por ciento en Shangai.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró con una ganancia marginal de 0.79 por ciento y en Wall Street el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, subió un 0.73 por ciento animado por una recuperación del precio del petróleo y la posibilidad de nuevos estímulos monetarios en la zona euro. El selectivo S&P 500 progresó un 0.52 por ciento y el índice compuesto del mercado Nasdaq avanzó un leve 0.01 por ciento.

12583767_10205867487982467_127114132_n

EL PETRÓLEO SUBE LIGERAMENTE 

El ascenso de hoy en los precios del petróleo fue atribuido, por una parte, a razones técnicas por el cambio en el nuevo mes de referencia y al reporte del Departamento de Energía de Estados Unidos sobre un aumento semanal de 4 millones de barriles del país, menor de los esperado, por lo que suman 486.5 millones de barriles.

El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió hoy un 4.16 por ciento y cerró en 29.53 dólares el barril. El petróleo Brent, en tanto, recuperó algo del terreno perdido en las últimas sesiones, en una jornada en la que la perspectiva de que el Banco Central Europeo (BCE) tome nuevas medidas para activar la economía animó a los mercados y concluyó en 29.25 dólares, un 4.91 por ciento más que al cierre de la sesión anterior.

La caída del precio del petróleo, la evolución de la economía global y los retos del sistema financiero han centrado hoy los debates del Foro Económico Mundial, con intervenciones del Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz y del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, entre otros.

El espectacular descenso de los precios del crudo, que ha perdido casi dos tercios de su valor desde mediados del pasado año hasta hoy, preocupa a los líderes políticos y económicos que asisten al Foro de Davos.

En un debate sobre las nuevas necesidades energéticas, el presidente de la petrolera estatal Saudi Arabian Oil (Saudi Aramco), Jalid al Falih, estimó que los precios del hidrocarburo comenzarán a subir previsiblemente este año, tras los espectaculares descensos que ha experimentado esa materia prima.

Al Falih, tras señalar que el precio del crudo “ha tocado fondo”, dijo que “es inevitable que suba de nuevo”, al tiempo que manifestó que “lo sorprendente” es el revuelo causado en los últimos meses por ese desplome de los precios.

Arabia Saudí es el país que dentro de la OPEP ha liderado la estrategia de bombear crudo por encima de la demanda para hundir los precios y expulsar del mercado a sus competidores,

Desde mediados del año pasado los precios del crudo han evolucionado a la baja desde esos 100 dólares por barril y en la actualidad ronda los 30 dólares.