Entrevista

La Fepade debe ir a fondo y evitar que “mapaches” independientes se cuelen en las boletas: Kumamoto

21/01/2018 - 12:05 am

La crisis de credibilidad que aqueja a los políticos se extendió a los candidatos independientes después que el Instituto Nacional Electoral denunciara que 57 por ciento de las firmas recolectadas para oficializar las candidaturas eran falsas.

El candidato independiente al Senado de la República, Pedro Kumamoto Aguilar completó la cuota de firmas requerida para su candidatura desde el pasado 8 de enero, sin contar con el financiamiento que tienen otros candidatos y, claro, sin trampas.

En una entrevista con este diario digital explica su visión respecto a esta polémica y, de entrada, dice que aunque la denuncia por las firmas apócrifas fue interpuesta ante la Fiscalía de Delitos Electorales, ve con recelo los resultados que puedan llegar a derivarse de la autoridad.

Ciudad de México, 19 de enero (SinEmbargo).– Pedro Kumamoto Aguilar, candidato independiente al Senador de la República por Jalisco, montó una campaña política en la que participaron 2 mil 500 personas con mucha voluntad y poco dinero. Así, el pasado 8 de enero, con tiempo de sobra de acuerdo con los requerimientos del Instituto Nacional Electoral (INE), completó las firmas necesarias para registrar su candidatura en la entidad jalisciense.

Aun así, el político, quien cumplirá 28 años el próximo 26 de enero, sostiene que los requisitos electorales para los independientes son excluyentes, pues incluyen requisitos inalcanzables para muchos y muy por debajo de las exigencias que tienen los aspirantes a los que los respaldan partidos políticos. Sin embargo, considera, es reprobable desde cualquier punto de vista hacer trampa para aspirar a un cargo de elección popular.

“Creo que definitivamente es algo reprobable, vergonzoso y completamente opuesto al espíritu de las candidaturas independientes el que hagan trampa en los procesos de recolección. Me parece muy grave, y definitivamente el no respeto de la Ley es un motivo para pensar en que hay personas que quieren entrar a la política, pero quieren seguir usando las viejas formas de los mapaches partidistas. Espero que las investigaciones lleguen hasta el último”, afirmó en entrevista con SinEmbargo.

El 18 de agosto de 2017, el Consejo General del INE aprobó una partida de 42 millones 963 mil pesos para el financiamiento de las candidaturas independientes, pero esos recursos son insuficientes frente a los montos que se otorgan a los institutos políticos en la competencia electoral.

Hoy, además, la credibilidad de los candidatos independientes a los diversos puestos de elección popular que se votarán el próximo 1 de julio –incluido el de la Presidencia de la República– ha sido cuestionada por la denuncia presentada ante la Fiscalía Especializada para Atención de Delitos Electorales (Fepade) por el Instituto Nacional Electoral (INE).

De acuerdo con el más reciente reporte del INE –con corte al pasado 15 de enero–, sólo Margarita Zavala Gómez del Campo, Jaime Rodríguez Calderón y Armando Ríos Piter presentaban un avance por encima del 100 por ciento en las firmas exigidas para ocupar un lugar en la boleta electoral como candidatos a la Presidencia de México.

Sin embargo, ninguno de ellos ha terminado de oficializar su candidatura, ya sea porque no están lo suficientemente dispersos en al menos 17 entidades –tal y como lo marca la Ley– o porque las firmas no han terminado de ser validadas por la propia autoridad electoral.

Además, ahora que el Instituto Federal Electoral abrió una investigación para detectar irregularidades en los apoyos ciudadanos que le han entregado para conseguir candidaturas independientes, deberán a esperar los resultados que arroje.

De acuerdo con los primeros reportes, esa indagación podría revelar un presunto tráfico de datos del Listado Nominal de Electores (LNE) o de las credenciales de elector.

Los consejeros integrantes de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE dijeron que, por ahora, sólo investigan inconsistencias, sin embargo, hasta a el día de hoy sólo las han ubicado en los que buscan la candidatura a Diputado independiente.

También adelantaron que podrían detectar si existen delitos electorales relacionados con el uso de datos de los ciudadanos.

El Diputado con licencia de Jalisco, Pedro Kumamoto Aguilar, ya tiene las firmas para competir por un espacio en el Senado de la República. Foto: Tercero Díaz, Cuartoscuro

***

— ¿Se afecta la confianza de la ciudadanía en los candidatos independientes tras los señalamientos del INE por las firmas apócrifas?

—Creo que definitivamente es algo reprobable, vergonzoso y completamente opuesto al espíritu de las candidaturas independientes el que hagan trampa en los procesos de recolección. Me parece muy grave, y definitivamente el no respeto de la Ley es un motivo para pensar en que hay personas que quieren entrar a la política, quieren estar en la boleta electoral, pero quieren seguir usando las viejas formas de los mapaches partidistas. Espero que las investigaciones lleguen hasta al fondo del asunto y que se den castigos severos.

— ¿Se ha sobrevalorado la figura del independiente de alguna manera?

—Ser independiente garantiza que quien llega a oficializar la candidatura es porque juntó las firmas, pero es la única garantía. No podemos meter a todos en un mismo saco. Ni todos son buenas, ni todos hacen trampa. Nosotros jamás hemos comprado ni una sola firma. Y, evidentemente, trabajamos para rendir buenas cuentas ante el INE. Somos honestos con la gente al explicar para qué va a ser usada su firma, y estoy seguro de que muchos independientes también así lo fueron.

—¿Cree que la Fepade tiene la capacidad de indagar los delitos electorales, como el caso de las firmas falsas?

—Mi deseo es creer que tenemos una Fepade a la altura. Un INE imparcial y expedito. Porque aquellas personas que han cometido un delito electoral no merecen ser electas.

—Usted ya cumplió con la recolección de firmas. ¿Se necesitan grandes cantidades de dinero para ello?

—La procuración de recursos, como la recolección de firmas, se dio porque muchas personas han puesto de su trabajo. Aproximadamente son 2 mil 500 personas que nos ayudaron a recolectar. Eso ha sido fundamental y muy importante. Hicimos equipos de voluntarios que nos ayudaron todos los días, nos poníamos en distintos sitios. En las salidas del tren ligero, en los centros históricos de las ciudades medias, impulsábamos con vecinos la recolección. Y tuvimos actividades en 45 municipios.

—Pero, ¿qué diferenció la candidatura de Pedro Kumamoto para que la gente sí se involucrara y se juntaran las firmas en tiempo y forma?

—Siempre hemos sido una fuerza política que pide ayuda. Como es bien sabido no somos un partido político, no recibimos dinero público. No podemos ofrecer ni puestos ni nómina, ni chambas ni huesos, y en ese sentido se acercan personas con un perfil claro, que esperan entrega de nosotros la lucha por causas que nos mueven a los ciudadanos, pero que no van a recibir nada a cambio, nada más allá de la satisfacción. Logramos juntar un ejército de idealistas. Y ha sido un verdadero honor: llevamos ya 127 mil firmas validadas y 133 mil recolectadas.

El aspirante a Senador por Jalisco destacó que debería de cambiar el modelo de recolección de firmas para los candidatos independientes. Foto: Cuartoscuro

—Muy pocos candidatos han cumplido ya con las firmas. ¿Considera que las actuales reglas son justas?

–Ciertamente es difícil. En las reglas adecuadas para que una candidatura independiente logre su registro, la idea es que se tenga el apoyo de una región o espacio que esté balanceado, en mi caso el 2 por ciento del estado de Jalisco y de 10 de los 20 distritos uninominales. Lo mismo a los presidenciales les piden 17 estados de la República y eso se repite en los espacios de representación.

—¿Es la cantidad de firmas requerida muy alta?

—Lo que tenemos que discutir más no es la cantidad, sino cómo se obtienen, cómo se fiscalizan, sobre quienes las están recolectando y finalmente la cantidad y la aplicación. Los requisitos son complicados de conseguir. Y sobre todo por la modalidad, la cantidad no necesariamente es equivocada. Yo creo que tenemos que garantizar los espacios. Más problemática es la modalidad de la aplicación del INE. Es poco amigable, no es intuitiva, es nada pedagógica y, finalmente, es restrictiva porque sólo quienes tienen un celular de alta gama, con cámara, de arriba de 4 mil pesos pueden acceder a la misma lo que genera una exclusión automática.

—¿Cómo observa la oferta que representan en este momento las candidaturas independientes ?

—Existen muchos casos en donde la figura es utilizada de la misma forma en que han sido usados los partidos políticos. De forma clientelar, capturando redes de apoyo a partir de la necesidad, se han utilizado para lavar en algunas ocasiones el trabajo o la trayectoria previa. Pero también hay procesos de candidaturas que al menos a mí me emocionan. Una de ellas es la del Consejo Indígena de Gobierno, representado por María de Jesús Patricio Martínez, que nos hace darnos cuenta de que las candidaturas pueden ser usadas para generar movimientos sociales que revindiquen los derechos de las mujeres y campesinos que han sido silenciados por muchos años por el modelo político.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas