En la próxima ceremonia de la Academia, I lost my body se enfrentará a una competencia reñida donde se encuentran Toy Story 4, Mr. Link, Cómo entrenar a tu dragón 3 y Klaus, por conseguir el galardón a Mejor Película de Animación.

Ciudad de México, 21 de enero (SinEmbargo).- La película francesa I lost my body, que llegó en noviembre de 2019 a la plataforma de Netflix, logró colarse en la categoría de Mejor Película de Animación de las nominaciones a los Premios de la Academia de Hollywood, no sólo por el excelente trabajo de animación que presenta sino por el mensaje que deja al concluir su historia.

De acuerdo a la sinopsis oficial del filme, “aventuras, amores y recuerdos se cruzan en el camino de una mano cortada que recorre París buscando a su dueño”.

En un océano de cintas animadas de calidad dentro de la industria cinematográfica francesa, el primer largometraje de Jérémy Clapin invita al espectador a adentrarse a la vida de Naoufel, un joven repartidor de pizzas que decide dejar su empleo y familia adoptiva por acercarse a la chica que le gusta: Gabrielle, una bibliotecaria. Sin embargo, lo que parece ser una historia romántica da un giro de 360º cuando Naoufel sufre un accidente y pierde su mano.

¿Qué tanta memoria puede llegar a tener el cuerpo humano? Existen estudios que aseguran que personas a las que se les ha tenido que amputar alguna extremidad pueden llegar a sentir que ésta se encuentra todavía en su cuerpo. Esta sensación es conocida como “dolor fantasma” y según la ciencia se llega a originar en la médula espinal y el cerebro, pero ¿será posible que las extremidades cuenten con memoria propia?

¿Será posible que las extremidades cuenten con memoria propia? Foto: Netflix

La cinta animada resulta ser una reflexión. Foto: Netflix

Conforme avanza el largometraje, es posible observar y sí, hasta sufrir, los recuerdos y ciertos pasajes que vive la mano de Naoufel durante su búsqueda por dar con el cuerpo del que alguna vez formó parte.

El filme que logra mantener las miradas del espectador en todo momento, consiguió una puntuación de 97 por ciento por parte de los críticos de Rotten Tomatoes, la página cinéfila de referencia.

El largometraje basado en la novela Happy Hant de Guillaume Laurant, guionista nominado al Óscar por Amélie, ha recibido comentarios positivos por parte de la crítica, por ejemplo, Variety la describió como “una experiencia cinematográfica única… cada segundo es un descubrimiento” y The Wrap destacó que el filme es una “poesía visual inspiradora”.

En la próxima ceremonia de la Academia, I lost my body se enfrentará a una competencia reñida, donde se encuentran Toy Story 4 de Josh Cooley, Mr. Link de Chris Butler, Cómo entrenar a tu dragón 3 de Dean DeBlois y Klaus de Sergio Pablos, por conseguir el galardón a Mejor Película de Animación.

La cinta que se presentó por primera vez en la 72 edición del Festival de Cannes y que se alzó como el máximo ganador del premio del jurado resulta ser una reflexión sobre cómo al ser humano le cuesta trabajo despegarse de ciertas situaciones.

La cinta se presentó por primera vez en la 72 edición del Festival de Cannes. Foto: Netflix