Los Legionarios de Cristo comenzaron un proceso de regeneración en 2014 después del escándalo protagonizado por el fundador, Marcial Maciel, quien murió en 2008, y del que se comprobó que cometió abusos sexuales contra seminaristas, tuvo varios hijos con diferentes mujeres y era consumidor habitual de drogas.

Roma, 21 ene (EFE).– Los Legionarios de Cristo celebran esta semana en Roma su Capítulo General y elegirán a su nuevo superior general en medio de un nuevo escándalo por los abusos a menores cometidos por el sacerdote Fernando Martínez Suárez y la ausencia en la reunión de uno de los supuestos encubridores.

Los Legionarios de Cristo de México publicaron este lunes una carta en la que decían que sentían “vergüenza” por “los abusos cometidos por Fernando Martínez Suárez y por la negligencia de la Congregación en la gestión de las denuncias del pasado y por la falta de una acogida adecuada a las víctimas”.

“Una vez más pedimos perdón a ellas y a sus familias. Nos duele su sufrimiento y deseamos aliviarlo”, explicaban.

En esta imagen de archivo del 25 de agosto de 2011, el ya fallecido cardenal Velasio De Paolis, delegado del Papa para la Legión de Cristo, habla durante una entrevista con The Associated Press en Ciudad del Vaticano. Foto: Domenico Stinellis, Archivo, AP

En esta imagen del 25 de febrero de 2014, el nuevo director general de la Legión de Cristo, el reverendo Eduardo Robles Gil, a la derecha, reza durante una misa celebrada por el cardenal Velasio De Paolis en la sede de la orden, el Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, en Roma. Foto: Riccardo De Luca, Archivo, AP

Asimismo, adelantaban que “se someterá a una investigación, en coordinación con el Dicasterio competente de la Santa Sede, para individuar las responsabilidades personales por negligencia o encubrimiento en este caso”.

En un informe reciente, los Legionarios informaron que Fernando Martínez Suárez abusó sexualmente de al menos ocho menores de edad, entre 1990 y 1993, y el pasado 13 de enero la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede le retiró del estado clerical.

Pero además de este escándalo, los legionarios publicaban la carta de un sacerdote, que ha sido acusado por las víctimas de encubrir los abusos, renunciaba a su participación en este Capítulo general que concluirá el 27 de febrero.

Se trata del sacerdote Eloy Bedia que en una carta firmada el 18 de enero, señalaba que: “Algunas de las víctimas de Fernando Martínez Suárez y sus mamás me han expresado por carta que mi participación en el capítulo general les causaría un gran dolor”.

Los Legionarios de Cristo comenzaron un proceso de regeneración en 2014 después del escándalo protagonizado por el fundador, Marcial Maciel, quien murió en 2008, y del que se comprobó que cometió abusos sexuales contra seminaristas, tuvo varios hijos con diferentes mujeres y era consumidor habitual de drogas.

En esta imagen del 14 de enero de 2020, Ana Lucía Salazar muestra una de las misivas que le envió su agresor pidiendo perdón, durante una entrevista en Ciudad de México. Foto: Marco Ugarte, AP

En esta imagen del 14 de enero de 2020, Ana Lucía Salazar muestra una foto suya de cuando tenía ocho años en su celular, durante una entrevista con The Associated Press en Ciudad de México. Salazar dice que en esa época sufrió abusos de un sacerdote de la Legión de Cristo. Foto: Marco Ugarte, AP

Benedicto XVI en 2006 condenó a Maciel (1920-2008) por sus “gravísimos e inmorales” comportamientos y ordenó una inspección en 2010 tras la que se sugirió una profunda revisión de la congregación.

El mexicano Eduardo Robles Gil fue nombrado nuevo director general de los Legionarios por un periodo de seis años en 2014 tras una reunión general que duró más de un mes para renovar completamente las bases de esta congregación.

El pasado diciembre, los Legionario reconocieron que 175 menores de edad han sido víctimas de abuso sexual, incluidos al menos 60 por el padre Marcial Maciel, en la congregación desde su fundación en 1941 y hasta este reciente 16 de diciembre.

En esta nueva reunión se hará balance del último sexenio de la congregación, tras aprobarse en 2014 por la Santa Sede las renovadas constituciones, explican en un comunicado los Legionarios.

Además de la revisión de documentos generados en este tiempo, también se producirán las elecciones del nuevo superior general y de su consejo.

Entre algunos de los temas que se abordarán estarán “la formación de los seminaristas, el camino para avanzar en la atención a las víctimas de abusos sexuales, los posibles encubrimientos, negligencias u omisiones en relación con los mismos en el pasado, la vivencia de la pobreza en la Congregación, la vida comunitaria, la pastoral vocacional y la disciplina religiosa en general”, añaden.